Trump invoca Ley de Producción de Defensa sobre más compañías, incluyendo 3M

Por Tom Ozimek
03 de Abril de 2020
Actualizado: 03 de Abril de 2020

La administración Trump dijo que ha convocado la Ley de Producción de Defensa (DPA) en relación a varias empresas para intensificar la producción de equipos durante la crisis de suministros por COVID-19.

Las acciones específicas de la DPA se relacionan con respiradores y máscaras.

“Hoy he emitido una orden en el marco de la Ley de Producción de Defensa para garantizar de manera más rigurosa que los fabricantes nacionales puedan producir los respiradores necesarios para salvar vidas estadounidenses”, escribió Trump en una declaración emitida por la Casa Blanca el 2 de abril.

El presidente dijo que la orden salvaría vidas “al eliminar los obstáculos en la cadena de producción y distribución que amenazan la rápida fabricación de los respiradores”, dispositivos clave en la lucha contra el virus del Partido Comunista Chino (PCCh), ya que ayudan a mantener vivos a los pacientes gravemente enfermos mediante el suministro de oxígeno a los pulmones.

El presidente Donald Trump habla durante la sesión informativa diaria sobre COVID-19 en la sala de reuniones Brady de la Casa Blanca en Washington el 31 de marzo de 2020. (Mandel Ngan/AFP/Getty Images)

Trump especificó un número de empresas nacionales, incluyendo General Electric, Hill-Rom, Medtronic, ResMed, Royal Philips y Vyaire Medical, añadiendo que el mandato ayudaría a las empresas a obtener los suministros que necesitan para construir respiradores.

“Estoy agradecido a estos y otros fabricantes nacionales por aumentar su producción de respiradores durante este difícil momento”, dijo el presidente en el comunicado, añadiendo que los dispositivos son necesarios “para combatir el virus”.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Por separado, el presidente señaló a 3M en un memorando del 2 de abril ordenando al secretario de Seguridad Nacional “usar toda la autoridad disponible conforme a la ley para adquirir, de cualquier subsidiaria o afiliada apropiada de la Compañía 3M, el número de respiradores N95 que el administrador determine como apropiado”.

Las empresas estadounidenses, entre ellas 3M, han aumentado la producción a unos 50 millones de mascarillas al mes en Estados Unidos, cifra muy inferior a las 300 millones mensuales que se estiman necesarias para combatir el brote, según The Wall Street Journal.

El jueves pasado, en una reunión informativa de la Casa Blanca sobre la pandemia del virus del PCCh, Trump anunció que había firmado una orden de la DPA para que 3M produjera mascarillas. “Esperemos que sean capaces de hacer lo que se supone que deben hacer”, dijo.

Posteriormente, Trump escribió un tweet diciendo: “Hoy hemos presionado fuertemente a 3M después de ver lo que estaban haciendo con sus mascarillas”, en una aparente referencia a los informes de que 3M había estado exportando muchas de sus mascarillas a otros países en lugar de reservarlas para uso nacional.

Un hombre muestra una mascarilla facial protectora N-95 y gafas protectoras en una oficina en Washington el 26 de febrero de 2020. (Eva Hambach/AFP a través de Getty Images)

“La Ley P. hasta el final”, continuó Trump, con P aparentemente refiriéndose a la Ley de Producción de Defensa. “Gran sorpresa para muchos en el gobierno con respecto a lo que estaban haciendo, ¡tendrán un gran precio que pagar!”.

El asesor comercial de la Casa Blanca, Peter Navarro, dijo en la sesión informativa: “Hemos tenido algunos problemas para asegurarnos de que toda la producción que 3M hace en el mundo, suficiente de ello vuelva aquí a los lugares correctos”.

En un segmento de su programa en Fox News, Tucker Carlson habló con Jared Moskowitz de la División de Manejo de Emergencias de Florida sobre los esfuerzos para adquirir máscaras 3M.

“¿Desde cuándo tenemos una compañía estadounidense que vende máscaras, y yo trato de ofrecerles dinero, y no me las venden? Porque tengo que pasar por sus distribuidores autorizados y su única excusa es que no tienen un buen sistema”, se quejó Moskowitz en el programa.

Moskowitz dijo que los distribuidores de 3M le dijeron que los compradores del extranjero estaban comprando máscaras antes que los estados norteamericanos.

Una enfermera del Centro Médico Montefiore piden máscaras N95 y otros EEP críticos para manejar la pandemia del virus del PCCh (COVID-19) el 1 de abril de 2020 en Nueva York. (BRYAN R. SMITH/AFP vía Getty Images)

Tras el anuncio de la orden de la DPA, 3M dijo en un comunicado el viernes que trabajaría conjuntamente con la Agencia Federal de Gestión de Emergencias para aumentar la producción de mascarillas.

“Agradecemos a las autoridades de la DPA que nos proporcionen un marco para expandir aún más el trabajo que estamos haciendo en respuesta a la crisis de la pandemia mundial”, declaró la compañía.

“En el curso de nuestra colaboración con la administración este pasado fin de semana, la administración solicitó a 3M que aumentara la cantidad de mascarillas que actualmente se importan desde nuestras instalaciones en el extranjero a Estados Unidos. Apreciamos la ayuda de la administración para hacer exactamente eso. Por ejemplo, a principios de esta semana, obtuvimos la aprobación de China para exportar a Estados Unidos 10 millones de mascarillas N95 fabricadas por 3M en China”, dijo la empresa.

“La administración también solicitó que 3M dejara de exportar las mascarillas que actualmente fabricamos en Estados Unidos a los mercados canadienses y latinoamericanos”, agregó la compañía.

“Sin embargo, hay implicaciones humanitarias significativas al cesar el suministro de mascarillas a los trabajadores de la salud en Canadá y América Latina, donde somos un proveedor crítico de mascarillas. Además, el cese de toda exportación de mascarillas producidas en Estados Unidos probablemente provocaría que otros países tomaran represalias e hicieran lo mismo, como ya lo han hecho algunos. Si eso ocurriera, el número neto de mascarillas que se ponen a disposición de Estados Unidos en realidad disminuiría”, dijo la empresa.

“Eso es lo contrario de lo que nosotros y la administración, por el bien del pueblo americano, buscamos”, declaró 3M.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM

*****

A continuación:

Régimen chino apunta a Trump en su campaña de desinformación

TE RECOMENDAMOS