Trump pide pena de muerte para asesinos en serie y crímenes de odio

Por Zachary Stieber
05 de Agosto de 2019 Actualizado: 05 de Agosto de 2019

El presidente Donald Trump pidió la pena de muerte para los condenados por cometer crímenes de odio luego de los dos tiroteos masivos durante el fin de semana.

“Nuestra nación está abrumada por la conmoción, el horror y la tristeza”, dijo Trump el 5 de agosto en la Casa Blanca. “Estamos indignados y asqueados por este monstruoso mal”.

El presidente, junto al vicepresidente Mike Pence, dijo que la supremacía blanca debería ser condenada y derrotada.

“Con una sola voz, nuestra nación debe condenar el racismo, la intolerancia y la supremacía blanca”, dijo Trump. “Estas ideologías siniestras deben ser derrotadas. El odio no tiene lugar en Estados Unidos. El odio deforma la mente, hace estragos en el corazón y devora el alma”.

La gente sostiene sus teléfonos y velas en una vigilia por las víctimas de un tiroteo masivo, que dejó por lo menos 20 personas muertas, el 4 de agosto de 2019 en El Paso, Texas. Foto de Mario Tama/Getty Images.

Uno de los presuntos autores del tiroteo escribió un manifiesto que expresaba algunos puntos de vista de la supremacía blanca. El presidente lo llamó un “hombre malvado” y dijo que los condenados por crímenes de odio deben enfrentar la pena de muerte.

Dijo que quiere que el Departamento de Justicia proponga una legislación “que garantice que quienes cometen crímenes de odio y asesinatos en masa se enfrenten la pena de muerte. Y que esta pena capital se aplique de forma rápida, decisiva y sin años de retraso innecesario”.

También dijo que la administración Trump le ha dicho al FBI que investigue lo que necesite para luchar contra los crímenes de odio y el terrorismo doméstico.

“Debemos reconocer que Internet ha proporcionado una vía peligrosa para radicalizar las mentes perturbadas y realizar actos dementes. Debemos aclarar los oscuros recovecos de Internet y detener los asesinatos en masa antes de que lo realicen”.

Más tarde dijo que el Departamento de Justicia ha recibido instrucciones de trabajar con los gobiernos locales y las empresas de redes sociales para detectar posibles autores de tiroteos masivos antes de que ataquen.

“Los peligros de Internet y las redes sociales no pueden y no serán ignorados”, agregó Trump.

“No podemos permitirnos sentirnos impotentes. Podemos y detendremos este contagio maligno”, continuó, señalando el número de tiroteos masivos en el país desde Columbine.

Dijo que se debe detener la glorificación de la violencia, citando videojuegos violentos, y reformar las leyes de salud mental para identificar mejor a las personas con trastornos mentales que pueden llevar a cabo actos de violencia. Deben ser tratados y, en algunos casos, ser internados involuntariamente.

Trump expresó su apoyo a las llamadas leyes de bandera roja, que permiten a los jueces y a las fuerzas del orden público identificar a personas peligrosas y quitarles sus armas temporalmente y, a veces, para siempre.

Una vista de los zapatos esparcidos en el suelo en la escena de un tiroteo en el Distrito de Oregon de Dayton, Ohio, EE.UU., 4 de agosto de 2019. EFE/EPA/TOM RUSSO.
Las personas se reúnen para una vigilia de oración en el centro de Dayton por las víctimas de un tiroteo en el Distrito de Oregon de Dayton, Ohio, EE.UU., el 4 de agosto de 2019. EFE/EPA/TOM RUSSO.

Autoridades buscarán pena de muerte para sospechoso del tiroteo en El Paso

Mientras que el sospechoso de los disparos en Dayton, Ohio fue asesinado a tiros por la policía, el sospechoso del tiroteo de El Paso fue capturado vivo.

Las autoridades dijeron que buscarían matarlo.

El domingo, las autoridades dijeron que están tratando el caso como terrorismo doméstico.

“El cargo estatal es asesinato capital, por lo que es elegible para la pena de muerte”, dijo el fiscal de distrito del condado de El Paso, Jaime Esparza, durante una conferencia de prensa. “Buscaremos la pena de muerte. La pérdida de vidas es tan grande que ciertamente nunca hemos visto esto en nuestra comunidad”.

Patrick Crusius, de 21 años, presuntamente disparó a 20 personas e hirió a otras 26 en una tienda Walmart de la ciudad.

Un manifiesto atribuido a él expresó puntos de vista antihispánicos, incluida la etiqueta del número de inmigrantes en Texas como “una invasión”.

“La inacción es una elección que ya no puedo soportar, la vergüenza de la inacción sabiendo que nuestros padres fundadores me han dotado de los derechos necesarios para salvar a nuestro país del borde [de] la destrucción”, escribió.

Video relacionado

Por qué los progresistas quieren más inmigración ilegal

TE RECOMENDAMOS