Trump presenta apelación citando inmunidad presidencial ante acusaciones sobre elecciones de 2020

Por Melanie Sun
24 de Diciembre de 2023 10:31 AM Actualizado: 24 de Diciembre de 2023 10:31 AM

El expresidente Donald Trump y sus abogados presentaron su escrito inicial ante un tribunal de apelaciones del Distrito de Columbia solicitando que desestime, por motivos de inmunidad presidencial, el caso del Departamento de Justicia que lo acusa de conspirar para anular las elecciones de 2020.

El Tribunal Federal de Apelaciones del Distrito de Columbia acordó previamente acelerar del controvertido caso, dando a los apelantes hasta el 23 de diciembre para presentar sus argumentos iniciales para la apelación.

La presentación se produce después de que el 22 de diciembre la Corte Suprema de Estados Unidos decidiera no acelerar el caso del Departamento de Justicia contra el expresidente, ya que el fiscal especial del Departamento de Justicia, Jack Smith, buscaba cumplir con la fecha límite del juicio del 4 de marzo. La defensa objetó cualquier necesidad de acelerar el debido proceso en el tribunal de apelaciones, argumentando que la solicitud del fiscal especial solo era necesaria para cronometrar los mensajes políticos de su rival, el presidente Joe Biden, contra el presidente Trump antes de las elecciones primarias del Súper Martes.

La defensa también señaló que la fiscalía no había demostrado otra cosa debido a la relevancia de la fecha del juicio del 4 de marzo, que ha ocupado un lugar destacado en las solicitudes de la fiscalía.

Con la llegada del fallo de la Corte Suprema, el tribunal de apelaciones ahora puede proceder con la impugnación del presidente Trump.

El resultado de la apelación decidirá si el caso del Departamento de Justicia contra el presidente Trump tiene solidez y si también contribuirá a determinar cuándo se escuchará el caso con carga política. Si el juicio sigue adelante, el presidente Trump tendría que comparecer en un tribunal de distrito de Washington todos los días de la semana durante dos o tres meses, lo que podría suponer un enorme obstáculo para su campaña presidencial al limitar sus movimientos solo al tribunal.

Una opinión de la Corte Suprema de 1982 había establecido inmunidad absoluta para los presidentes frente a demandas civiles. Para el procesamiento penal, ambas partes han argumentado que no se han definido los límites de la inmunidad.

La defensa afirma en su apelación: “La tradición ininterrumpida de no ejercer el supuesto formidable poder de procesar penalmente a un presidente por actos oficiales—a pesar de los amplios motivos y oportunidades para hacerlo, durante siglos—implica que el poder no existe”, escribió el abogado del presidente Trump, D. John Sauer, en el escrito de apertura.

Sostuvo que cualquier procesamiento a un expresidente también requeriría que el Congreso haya impugnado con éxito al presidente por los mismos delitos.

“Bajo nuestro sistema de poderes separados, el poder judicial no puede juzgar los actos oficiales de un presidente”, dijo. “Esa doctrina no es controvertida”, lo que representa la necesidad de evitar que un presidente estadounidense sea víctima de acusaciones falsas presentadas por enemigos políticos, lo que genera el riesgo de socavar todo el proceso electoral democrático.

La jueza del Tribunal de Distrito de Estados Unidos, Tanya Chutkan, dictaminó lo contrario a principios de diciembre, diciendo que un expresidente puede enfrentar un proceso penal por actos oficiales cometidos durante su mandato.

El caso será juzgado por la jueza Karen L. Henderson, designada por el presidente George H. W. Bush, la jueza Florence Y. Pan, designada por el presidente Biden, y la jueza J. Michelle Childs, designada por el presidente Biden.

La fiscalía tiene hasta el 30 de diciembre para presentar su escrito de respuesta. Los argumentos orales están programados para el 9 de enero.

La juez Chutkan suspendió o hizo una pausa del caso el 13 de diciembre hasta que se escuche la apelación del presidente Trump. En su orden, afirmó que los plazos originales que había fijado no habían sido anulados, lo que significa que, si el caso se reanudara en el tribunal de distrito, intentaría ceñirse al calendario original y celebrar un juicio lo más cerca posible del 4 de marzo. Sin embargo, ahora es poco probable que eso sea posible dado lo que sería un cronograma previo al juicio drásticamente acortado.

Si el tribunal de apelaciones falla en contra del presidente Trump, éste aún tiene derecho a solicitar en un plazo de 45 días una nueva vista ante el pleno del tribunal, y 90 días para solicitar la revisión del fallo del tribunal de apelaciones ante el Tribunal Supremo.

En el tribunal de distrito, el presidente Trump también había presentado otras tres mociones para desestimar el caso: Por motivos constitucionales, por motivos estatutarios y por “enjuiciamiento vengativo y selectivo”.

Catherine Yang contribuyó a este artículo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.