Trump reafirma el apoyo a sus agencias de inteligencia

Por Ivan Pentchoukov - La Gran Época
18 de Julio de 2018 Actualizado: 18 de Julio de 2018

El presidente Donald Trump reafirmó su apoyo a las agencias de inteligencia estadounidenses el 17 de julio, en medio de una confusión de noticias después de su reunión con el presidente ruso, Vladimir Putin, en Helsinki.

“Tengo plena fe y apoyo para las grandes agencias de inteligencia de Estados Unidos”, dijo Trump a los periodistas en la Casa Blanca antes de una reunión con los legisladores. “Siempre la tengo.”

La ocasión marca al menos la sexta vez que el presidente afirma su apoyo a la evaluación de las agencias de inteligencia, de que Rusia se metió en las elecciones estadounidenses. La instancia más reciente tuvo lugar en la cumbre con Putin. Trump destacó de su parte: “la gran confianza en mi gente de inteligencia”, y de parte de Putin: “la extremadamente fuerte y poderosa negación de las acusaciones”.

En marzo de este año, Trump dijo que “los rusos no tuvieron ningún impacto en nuestros votos en absoluto, pero ciertamente hubo una intromisión”. En noviembre del año pasado, Trump dijo: “Estoy con nuestras agencias” sobre la intromisión de Rusia en las elecciones, y en enero y julio de 2017 dijo: “Creo que fue Rusia” la que se metió en las elecciones.

“En numerosas ocasiones he observado en nuestros hallazgos de inteligencia, de que los rusos intentaron interferir en nuestras elecciones”, dijo Trump. “He sentido con mucha fuerza que, si bien las acciones de Rusia no tuvieron ningún impacto en el resultado de las elecciones, permítanme ser totalmente claro al decir esto -y lo he dicho muchas veces- acepto la conclusión de nuestra comunidad de inteligencia de que Rusia se inmiscuyó en las elecciones que se llevaron a cabo en 2016. Podrían ser otras personas también; hay mucha gente por ahí”.

A pesar de las múltiples afirmaciones de su fe en las agencias de inteligencia, los principales medios de comunicación se apoderaron de una palabra de la respuesta de Trump a una pregunta en la cumbre en Helsinki, para avanzar en la narrativa de que Trump no defendió a Estados Unidos.

El Presidente dijo que creía haberlo dejado claro en la cumbre, pero al ver los comentarios de los medios mientras volvía a Washington, decidió revisar la transcripción y el video de la conferencia de prensa. Descubrió que una palabra en sus comentarios sobre Rusia no era lo que quería decir.

“La sentencia debería haber sido: ‘No veo ninguna razón por la que no sería Rusia'”, dijo Trump el 17 de julio, corrigiendo la palabra “sería” por “no sería” en su declaración del día anterior.

“Me doy cuenta de que es necesario aclararlo”, dijo Trump. “Debería haber sido obvio. Pensé que sería obvio. Pero me gustaría aclararlo, por si acaso no fue así”, explicó.

Trump señaló que su administración está tomando medidas activas para defenderse contra futuros intentos de inmiscuirse en las elecciones, en contraste con la administración Obama, que dio una orden de retirada cuando se le informó sobre los intentos de intromisión de Rusia antes de las elecciones de 2016.

“A diferencia de administraciones anteriores, mi administración ha avanzado y seguirá moviéndose agresivamente para rechazar cualquier esfuerzo por interferir en nuestras elecciones”, dijo el presidente. “Estamos haciendo todo lo que está en nuestro poder para evitar la interferencia rusa en 2018”.

En mayo del año pasado, Trump firmó una orden ejecutiva que ordena a la Administración a fortalecer y revisar la ciberseguridad del gobierno de Estados Unidos y su infraestructura crítica, según la Casa Blanca.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) lidera el esfuerzo para mejorar la seguridad en las elecciones. La agencia está ayudando a 34 Estados y a 52 gobiernos locales y condados, mediante la realización de un plan de ciberseguridad de forma continua. El DHS también realizó evaluaciones de vulnerabilidad in situ en 16 Estados por solicitud.

Además de proteger contra la intromisión electoral, la Casa Blanca también castigó a Rusia a través de una serie de sanciones y expulsiones desde el año pasado.

La administración sancionó a personas y entidades rusas en febrero, abril y junio de este año, según la Casa Blanca. Estas medidas se sumaron a las sanciones y controles comerciales emitidos en 2017.

En marzo del año pasado, la Casa Blanca sancionó a varias personas y entidades rusas por piratería e interferencia electoral. Ese mes, Trump ordenó la expulsión de 60 oficiales de inteligencia rusos de Estados Unidos.

La administración también sancionó a un total de 100 personas y entidades, en respuesta a la ocupación de Moscú al este de Ucrania y Crimea, y varios otros por violar las sanciones a los regímenes de Irán y Corea del Norte.

Trump también obtuvo apoyo de los aliados de Estados Unidos para disuadir las ambiciones geopolíticas de Rusia. El Presidente dijo que había convencido a los aliados de la OTAN de gastar miles de millones más en defensa. La administración del Presidente también “aumentó los fondos para la Iniciativa Europea de Disuasión, proporcionando miles de millones para aumentar la preparación de las tropas estadounidenses en Europa, disuadir la agresión rusa, y ayudar a defender a nuestros aliados de la OTAN”, dijo la Casa Blanca en un comunicado.

“Vamos a tener paz”, dijo Trump. “Eso es lo que queremos… eso es lo que vamos a tener”.

TE RECOMENDAMOS