Trump se convierte en el primer republicano no titular en ganar Iowa y New Hampshire

Por Jack Phillips
24 de Enero de 2024 5:53 PM Actualizado: 24 de Enero de 2024 5:53 PM

El expresidente Donald Trump hizo historia con su victoria en las primarias republicanas en New Hampshire el martes.

Con su victoria sobre la exgobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley, en el estado, el presidente Trump se ha convertido en el único republicano no titular que gana tanto en Iowa como en New Hampshire, según múltiples análisis.

El excandidato presidencial republicano Mitt Romney, ahora senador de Utah, estuvo cerca durante la contienda de 2012. Sin embargo, aunque ganó en New Hampshire, perdió en Iowa por 24 puntos.

Hasta el miércoles por la mañana, el expresidente obtuvo alrededor del 54.5 por ciento de los votantes primarios del Partido Republicano en New Hampshire. Mientras tanto, la Sra. Haley recibió alrededor del 43.3 por ciento de los votos del estado hasta ahora. El gobernador de Florida, Ron DeSantis, quien anunció que abandonó la carrera el domingo y respaldó al presidente Trump, recibió alrededor de 2100 votos, mientras que otros candidatos que abandonaron la contienda recibieron unos pocos miles en total.

El presidente Trump es también el segundo republicano no titular en obtener la mayoría de los votos de las primarias republicanas en Estado de Granito en la historia moderna. Otro que lo hizo fue el entonces candidato Ronald Reagan en 1980, según datos históricos. El expresidente también recibió la mayor parte de los votos en las primarias del estado, pero el presidente Reagan sólo obtuvo alrededor del 50.2 por ciento en ese momento.

Si bien el margen final aún no estaba claro el miércoles, el resultado reforzó los llamados republicanos para que Haley abandonara la carrera para unirse en torno al presidente Trump. Sin embargo, dijo en un discurso y antes de las primarias que persistiría.

Su campaña prometió en un memorando el martes avanzar hasta el Súper Martes el 5 de marzo, cuando los republicanos en 15 estados y un territorio votan en las primarias.

La próxima contienda competitiva está programada para el 24 de febrero en Carolina del Sur, donde la Sra. Haley sirvió dos mandatos como gobernadora. Sin embargo, a pesar de sus vínculos con el estado, el presidente Trump ha acumulado el respaldo de la mayoría de las figuras republicanas del estado y las encuestas de opinión lo muestran con una amplia ventaja.

Entre quienes pidieron a Haley que abandonara la contienda de 2024 se encontraba la presidenta del Comité Nacional Republicano, Ronna McDaniel, quien hasta ahora se había resistido a pedir públicamente a los candidatos que abandonaran la carrera. El partido debería apoyar al presidente Trump para las elecciones generales de 2024, dijo el miércoles.

“Donald Trump es el primero en ganar ambos [los caucus de Iowa y las primarias de New Hampshire]. Estoy analizando las matemáticas y el camino a seguir, y no lo veo para Nikki Haley”, dijo McDaniel durante una entrevista con Fox News.

Con los resultados en New Hampshire, “hay un mensaje que sale de los votantes, que es muy claro”, añadió. “Necesitamos unirnos en torno a nuestro eventual candidato, que será Donald Trump, y debemos asegurarnos de vencer a [el presidente] Joe Biden”.

Uno de los defensores de Haley, el gobernador de New Hampshire, Chris Sununu, rechazó los pedidos para que Haley abandonara la contienda el miércoles. Hace varios meses, el gobernador respaldó a la Sra. Haley, quien también se desempeñó como embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas bajo la administración Trump.

“Con el debido respeto a Ronna McDaniel, decir que simplemente vamos a declararlo candidato oficial después de dos estados… faltan 40 estados, la jefe del Partido Republicano dice que no queremos escuchar a todos los demás republicanos en la nación porque se está acercando demasiado, eso es una tontería. Hay que dejar que los votantes decidan, no un grupo de élites políticas de D.C.”, le dijo a Fox News el Sr. Sununu, un republicano.

“Impostora”

El martes por la noche, Haley le dijo a una multitud que no pondrá fin a su candidatura presidencial, aunque algunos analistas habían especulado que podría desempeñarse relativamente mejor contra el presidente Trump en New Hampshire debido al alto número de votantes independientes del estado.

“Esta carrera está lejos de terminar”, dijo en Concord, New Hampshire. “Quedan docenas de estados por recorrer y el siguiente es mi dulce estado de Carolina del Sur”.

La candidata presidencial republicana Nikki Haley pronuncia un discurso durante su mitin de primarias en el Centro de Conferencias Grappone, en Concord, New Hampshire, el 23 de enero de 2024. (Brandon Bell/Getty Images)

Y volvió a decir que la victoria del presidente Trump significaría que los republicanos perderían en noviembre. “El secreto peor guardado en política es lo mucho que los demócratas quieren competir contra Donald Trump”, dijo el exgobernador. “Una nominación de Trump es una victoria de Biden y una presidencia (de la vicepresidenta) Kamala Harris”.

Luego invitó al expresidente a mantener un debate con ella.

Tras su victoria, el presidente Trump calificó el martes a la señora Haley como una “impostora”. “No me enfado demasiado. Me desquito”, añadió. En un post de Truth Social, escribió que ella es una “ilusa” y que “acaba de perder Nevada”, un estado que celebrará sus primarias próximamente.

“Ella no va a ganar, pero si lo hiciera estaría bajo investigación… Podría decirles ya cinco razones, no grandes razones, sino pequeñas cosas de las que ella no quiere hablar”, dijo el presidente Trump.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.