Trump sugiere que el director de la CIA de Obama, John Brennan, cometió delito

Por Petr Svab - La Gran Época
22 de Mayo de 2018 Actualizado: 22 de Mayo de 2018

El presidente Donald Trump publicó en Twitter un post que sugiere que el exdirector de la CIA John Brennan mintió y que teme por acusaciones penales.

El largo posteo que Trump publicó el lunes 21 de mayo, proviene de Dan Bongino, un exagente del Servicio Secreto e instructor que hizo de custodia a los presidentes George W. Bush y Barack Obama.

“John Brennan está entrando en pánico, Steve”, afirmó el lunes pasado Bongino a Steve Doocy de Fox and Friends. “John Brennan se desacreditó a sí mismo, desacreditó al país, desacreditó a la comunidad de inteligencia. Él es el único hombre en gran medida responsable de la destrucción de la confianza de los estadounidenses en la comunidad de inteligencia y en algunas personas de alto nivel del FBI”.

“Brennan empezó toda esta debacle con Trump. Ahora sabemos que Brennan tenía un conocimiento bastante detallado del Dossier. Te guiaré a través de esto muy lentamente: él sabe acerca del Dossier, y niega tener conocimiento del Dossier, informa a la Banda de los 8  acerca del Dossier, que luego utilizan para solicitar al FBI para que inicie una investigación sobre Trump. Es así de simple. Este tipo es el origen de todo este desastre”.

Trump también citó a Bongino comentando que Brennan está entre un pequeño grupo de trabajo de funcionarios de la administración Obama que están “preocupados por permanecer fuera de la cárcel”.

El Dossier Steele, caracterizado como “salaz y sin verificar” por el exdirector del FBI James Comey, fue un trabajo de investigación de la oposición realizado por el exagente de inteligencia británico Christopher Steele y pagado por la campaña política de Hillary Clinton y el Comité Nacional Demócrata. Hubo demasiada confianza en el dossier para obtener una orden judicial para poder espiar al asesor de campaña de Trump, Carter Page, varias semanas antes de las elecciones presidenciales, según un memorando de la mayoría republicana en el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes.

Altos funcionarios del FBI y del Departamento de Justicia (DOJ, por sus siglas en inglés) autorizaron la orden judicial y ocultaron intencionalmente al Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA, por sus siglas en inglés) y según lo que destaca el memorándum gran parte de las pruebas presentadas en la solicitud de vigilancia se basaban en el dossier Steele.

Brennan, sin embargo, alega que no vio el expediente Steele hasta un mes después de las elecciones.

“Fue a finales del verano de 2016 cuando algunas personas de varios medios de comunicación de EE.UU. me preguntaron sobre mi conocimiento sobre el asunto. Y yo había oído solo fragmentos de ella. No sabía lo que había ahí. No lo vi hasta finales de ese año. Creo que fue en diciembre”, explicó a NBC News el 4 de febrero.

Cuando fue interrogado por el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes el 23 de mayo de 2017, el representante Trey Gowdy le preguntó: “¿Sabe quién encargó el Dossier Steele?”.

“No lo sé”, contestó Brennan.

Pero el memorándum afirma que “los orígenes políticos del caso Steele eran conocidos por altos funcionarios del DOJ y del FBI”.

Brennan supuestamente promovió el dossier a los líderes demócratas en el Congreso durante la campaña, según un artículo publicado el 11 de febrero por el periodista de investigación y escritor Paul Sperry que cita “varias fuentes del Capitolio”.

Bongino menciona la Banda de los 8, y se refiere a los ocho miembros del Congreso a los que se les informó sobre inteligencia clasificada (líderes de la Cámara de Representantes y del Senado de ambos partidos, así como miembros del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes y del Senado de ambos partidos).

El 25 de agosto de 2016, Brennan informó al entonces líder de la minoría demócrata en el Senado, Harry Reid. No está claro si los funcionarios del FBI asistieron a la sesión informativa, comentó una fuente del Congreso a Fox News.

Dos días después, Reid envió una carta al exdirector del FBI Comey solicitando una investigación sobre la intromisión de Rusia en las elecciones, mencionando específicamente una alegación efectuada en el dossier – sobre un supuesto encuentro que Carter Page tuvo con un funcionario ruso y un alto ejecutivo de una importante compañía petrolera rusa en julio de 2016. Ninguna de las dos reuniones fue confirmada. Carter Page negó bajo juramento haber tenido encuentro alguno con esos individuos.

John Brennan también testificó que el expediente Steele, publicado en forma esterilizada el 6 de enero de 2017,  no jugó ningún papel en la evaluación de inteligencia de la CIA-FBI-NSA que presumió con demasiada confianza que el Kremlin había tratado de influir en las elecciones presidenciales.

“El expediente no formaba parte del corpus de información de inteligencia que teníamos. No se utilizó en modo alguno como base para la Evaluación de la Comunidad de Inteligencia (ICA por sus siglas en inglés) que se realizó. No lo fue”, alegó Brennan.

Pero el 15 de mayo Paul Sperry informó que un resumen de dos páginas del dossier (descrito como “la información de Christopher Steele”) fue anexado al borrador de la ICA y su evaluación fue “parte del proceso general de revisión/aprobación de la ICA”, de acuerdo a una carta clasificada del 5 de marzo por el recientemente retirado Director de la NSA Michael Rogers dirigida al Presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara, Devin Nunes.

Sin embargo, hay más delitos relacionados con la orden judicial FISA. Específicamente, las filtraciones de los nombres de los estadounidenses, incluyendo a Carter Page, que fueron espiados.

Durante su testimonio, Brennan reconoció que la privacidad de los estadounidenses debe ser protegida -incluso si son espiados por el gobierno- a través del ocultamiento de sus nombres. Tiene que haber una justificación para desenmascararlos, reconoció.

“¿Cómo pasamos de eso a que los nombres aparezcan en las primeras páginas de algunos de los periódicos más importantes de EE.UU.?” preguntó Gowdy.

“Es una pregunta excelente”, respondió Brennan.

“¿Cuál sería una respuesta igualmente excelente?” dijo Gowdy.

“Que alguien violó su juramento de proteger información clasificada y violó ese juramento y compartió esa información de manera no autorizada con integrantes de los medios de comunicación”,  Brennan.

Según el exfiscal federal Joseph diGenova, el inspector general Michael Horowitz ya hizo denuncias penales al fiscal federal John Huber, quien fue designado por el fiscal general Jeff Sessions para investigar, entre otras cosas, el espionaje a Carter Page.

“Ya se hicieron denuncias penales, y sugiero que el Sr. Brennan, a quien le encanta hacer comentarios sobre el proceso, se consiga un buen abogado”, enfatizó el exfiscal diGenova a Tucker Carlson de Fox News el 17 de mayo.

 

El reportero de La Gran Época Ivan Pentchoukov contribuyó a este informe.

 

Por favor comparte este artículo en tus redes sociales, de esta manera ayudarás a La Gran Época a continuar ejerciendo un periodismo independiente. ¡Gracias por tu apoyo!

TE RECOMENDAMOS