Trump: Todo el material de Mar-a-Lago estaba “desclasificado”

Por Gary Bai
13 de Agosto de 2022 5:35 AM Actualizado: 15 de Agosto de 2022 12:54 PM

El expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el viernes que el material supuestamente clasificado que el Buró Federal de Investigaciones (FBI) buscaba en la redada de la agencia a su complejo turístico de Mar-a-Lago estaba “todo desclasificado”.

“Número uno, todo estaba desclasificado”, escribió Trump en Truth Social el viernes, poco antes de que el tribunal desclasificara la orden de allanamiento que el FBI utilizó para la redada que realizó del 8 de agosto a su resort de Florida.

Los comentarios de Trump contradicen directamente los artículos de los principales medios de comunicación que continuaron informando que los documentos de la redada eran de secreto sumario. The Washington Post citó fuentes anónimas que afirmaban que los documentos contenían información sobre armas nucleares. Trump criticó la afirmación, calificándola de un “engaño”.

“El tema de las armas nucleares es un engaño, al igual que Rusia, Rusia, Rusia fue un engaño, dos Impeachments fueron un engaño, la investigación de Mueller fue un engaño, y mucho más”, escribió Trump en Truth Social el viernes por la mañana.

La naturaleza del documento es importante, pues determina si el allanamiento del FBI estaba justificado como una causal de suficiente peso como para superar las ramificaciones políticas de una acción de este tipo, llevada a cabo en la casa de un expresidente de Estados Unidos.

La orden de allanamiento

Los comentarios de Trump se produjeron poco antes de que Bruce Reinhard, el juez magistrado que aprobó la orden de allanamiento y la desclasificó tras las peticiones tanto del Departamento de Justicia como de Trump.

Si bien la orden no precisó qué causa probable estableció el FBI para llevar a cabo el allanamiento, mostró los artículos que los agentes federales tomaron del complejo turístico del expresidente, que incluían “Varios documentos clasificados/TS/SCI”, carpetas de fotos, una “Concesión de clemencia” a Roger Stone, un “Documento confidencial”, “Varios documentos secretos” y “Varios documentos de secreto sumario”.

La cuestión es si Trump, por el mero hecho de poseer alguno de estos documentos, habría violado alguno de los códigos federales enumerados en la orden de allanamiento, que los agentes federales persiguieron:

18 USC 2071: Ocultación, sustracción o mutilación (de registros públicos)
18 USC 793: Recogida, transmisión o pérdida de información de defensa
18 USC 1519: Destrucción, alteración o falsificación de registros en investigaciones federales y quiebra

Poderes presidenciales de desclasificación

Según Mike Davis, presidente del Proyecto del Artículo III y antiguo asistente jurídico del juez dela Corte Suprema, Neil Gorsuch, el presidente de Estados Unidos puede desclasificar registros simplemente saliendo de la Casa Blanca con ellos.

“El presidente de Estados Unidos tiene tanto el poder constitucional (como el estatutario) de desclasificar lo que quiera”, escribió Davis en Twitter el 11 de agosto. “Si el presidente Trump salió de la Casa Blanca con registros clasificados, están desclasificados por sus acciones”.

“Como se ha discutido, la Oficina del expresidente Trump —como cualquier otra oficina federal de un expresidente— está equipada y es lo suficientemente segura como para manejar estos registros desclasificados”, añadió Davis. “Esta es una disputa rutinaria con los burócratas de los Archivos Nacionales sobre si estos son registros presidenciales”.

Davis citó el caso del Departamento de la Marina contra Egan (sentencia), una decisión de la Corte Suprema de 1988 que, según Davis, demuestra que el presidente posee el poder constitucional de “clasificar y desclasificar” registros “independientemente de cualquier estatuto aprobado por el Congreso”.

“El Presidente, después de todo, es el ‘Comandante en Jefe del Ejército y de la Marina de Estados Unidos'”, dictaminó entonces la Corte Suprema. “Su autoridad para clasificar y controlar el acceso a la información que tiene que ver con la seguridad nacional y para determinar si una persona es lo suficientemente digna de confianza para ocupar un puesto en el Poder Ejecutivo que le dará a esa persona acceso a dicha información fluye principalmente de esta investidura constitucional del poder en el Presidente y existe bastante aparte de cualquier concesión explícita del Congreso”.

“Cuando el presidente Trump envió los registros a Mar-a-Lago, fueron desclasificados”, explicó Davis. “Los expresidentes no tienen este poder. Pero Trump lo hizo cómo presidente”.

Trump: Es una “caza de brujas” política

Trump y sus aliados calificaron la redada como una “caza de brujas” impulsada por motivos políticos, especialmente teniendo en cuenta que ningún expresidente había sido procesado por la razón que el FBI supuestamente dijo a fuentes cercanas a Trump como motivo de la redada, es decir que Trump estaba nominalmente obligado por la Ley de Registros Presidenciales a devolver los materiales a la Administración Nacional de Archivos y Registros (NARA) al concluir su mandato, pero supuestamente no lo hizo.

“El hecho de que la NARA señale el manejo de los registros oficiales por parte del presidente Trump contrasta fuertemente con la forma en que la NARA trató violaciones mucho más claras cometidas por políticos y funcionarios que no son republicanos”, escribieron 20 republicanos, entre ellos numerosos miembros de alto rango del Comité, en una carta del 10 de agosto dirigida a la archivista interina Debra Wall, publicada por primera vez por Politico. Los legisladores citaron los informes que señalan las violaciones de la Ley de Registros Presidenciales por parte de las últimas administraciones estadounidenses, poniendo como ejemplo a Bill Clinton.

“La aparente conversión en arma del gobierno federal contra los rivales políticos del presidente [Joe] Biden no puede quedar sin control, y si NARA está trabajando para promover estos esfuerzos, será solo la última agencia en perder su credibilidad a los ojos del pueblo estadounidense bajo la Administración Biden”, escribieron los legisladores republicanos.

Por su parte Trump reveló a principios de esta semana que el FBI había visitado recientemente el lugar donde se almacenaban los documentos y que el FBI solo sugirió que Trump asegurara aún más el espacio de almacenamiento.

“A principios de junio, el Departamento de Justicia y el FBI pidieron a mis representantes legales que pusieran una cerradura adicional en la puerta que conduce al lugar donde se almacenaban las cajas en Mar-a-Lago –Nosotros estuvimos de acuerdo”, dijo Trump en un posteo en Truth Social el 10 de agosto.

“A ellos se les mostró el área asegurada, y las mismas cajas”, agregó Trump. “Luego, el lunes, sin notificación ni advertencia, un ejército de agentes irrumpió en Mar-a-Lago, fue a la misma área de almacenamiento y arrancó la cerradura que habían pedido que se instalara. Un ataque sorpresa, POLÍTICO, ¡y todo mientras nuestro País se va al INFIERNO!”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.