Trump ve con buenos ojos al ‘cálido’ comunicado de Norcorea, sugiere que la cumbre podría realizarse según lo planeado

Por Ivan Pentchoukov - La Gran Época
25 de Mayo de 2018 Actualizado: 25 de Mayo de 2018

Donald Trump alabó el “caluroso y productivo” comunicado de Norcorea este viernes y dijo que la esperada cumbre del 12 de junio con Kim Jong Un todavía podría ocurrir tal como fue planificada.

“Veremos qué pasa. Podría ser el 12. Estamos hablando con ellos ahora”, dijo Trump este viernes por la mañana. “Ellos de verdad quieren hacerla. A nosotros también nos gustaría hacerla”.

Ayer jueves Trump canceló abruptamente la cumbre. La Casa Blanca citó comentarios provocativos hechos por un subordinado de Kim, como la gota que derramó el vaso y llevó a la cancelación.

El primer viceministro de Asuntos Exteriores norcoreano, Kim Kye Gwan, emitió un comunicado medido en respuesta al retiro de Trump, lejos de los típicos envalentonados comunicados del régimen comunista.

“En cuanto concierne a la histórica cumbre Norcorea-EE.UU, nosotros hemos apreciado enormemente al presidente Trump por la tenaz decisión, la cual ningún otro presidente se atrevió, e hizo esfuerzos para tan importante evento coma la cumbre”, dijo Kim Kye Gwan en un comunicado de la agencia de noticias estatal Korea Central News Agency.

“Nos gustaría hacerle saber a los EE.UU., una vez más, que tenemos la intención de sentarnos con ellos para solucionar el problema, independientemente de las vías y en cualquier momento”, agregó Kim Kye Gwan.

Trump agregó en Twitter que apreciaba el comunicado y expresó optimismo por un resultado pacífico.

“Muy buenas noticias al recibir el cálido y productivo comunicado de Norcorea”, escribió Trump. “Veremos pronto hacia dónde nos lleva esto, esperamos sea hacia una larga y duradera paz y prosperidad. Solo el tiempo (y el talento) lo dirán!”

Norcorea hizo varias concesiones mayores en anticipo a la reunión. El régimen liberó a tres rehenes norteamericanos, se comprometió a la meta de paz y total desnuclearización, y destruyó su único sitio de pruebas nucleares.

Pero Pyongyang empezó a emitir comunicados cada vez más combativos en las semanas recientes, culminando con la diatriba de un funcionario clave que insultó al vicepresidente Pence y revivió el espectro de una guerra nuclear.

Trump respondió con una carta informando a Kim el retiro de Estados Unidos de la cumbre y emitió una advertencia severa acerca de las amenazas de guerra nuclear.

“Usted habla acerca de sus capacidades nucleares, pero las nuestras son tan masivas y potentes que ruego a Dios nunca tener que usarlas”, escribió Trump.

La Casa Blanca reveló el jueves que funcionarios norcoreanos no se presentaron para una reunión planeada en Singapur en anticipación a la cumbre del 12 de junio. “Nos dejaron plantados”, le dijo un funcionario clave estadounidense a Fox News. Pyongyang también falló en responder los mensajes de Washington por una semana.

Kim reapareció este viernes impávido, cuando fue fotografiado en el sitio de una obra de ferrocarril.

TE RECOMENDAMOS