¡Turistas de visita en China tengan cuidado! El Partido Comunista prepara el ‘Turismo Rojo’

05 de Noviembre de 2017 Actualizado: 05 de Noviembre de 2017

El Palacio de Verano de Beijing es una de las principales atracciones turísticas. Antiguo jardín imperial de la dinastía Qing, el complejo palaciego cuenta con lagos, jardines y palacios rodeados de pintorescas colinas. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1998.

Pero pronto, los turistas que visiten el complejo encontrarán una oficina dedicada a difundir propaganda comunista china.

El 30 de octubre, el sitio histórico anunció que establecería una “Oficina de Representación del Partido” que puede prestar servicios y promover el espíritu del Partido entre la población, informó el portal de noticias chino Sina.

El director de la administración, Li Jinzao, anunció al personal en una reciente reunión la importancia de difundir la ideología del Partido, junto con otras mejoras más mundanas como los sanitarios, la seguridad y el fomento del turismo rural.

Una guía de turismo en el palacio expresó su entusiasmo por difundir la propaganda del Partido en su lugar de trabajo, en una entrevista con el periódico estatal Legal Evening News. “A través de la oficina de representación, haré un buen trabajo en promover las políticas y el espíritu de nuestro Partido, y les contaré sobre la situación del Partido”, señaló Han Xiao.

Durante años, el Partido Comunista Chino (PCCh) extendió su influencia ideológica fuera de sus fronteras, mientras intentaba limitar el acceso de la cultura occidental dentro del país. Por ejemplo, el PCCh estableció Institutos Confucio en instituciones académicas de todo el mundo para difundir la ideología del Partido entre los estudiantes. Al mismo tiempo, el PCCh es desconfiado de cualquier introducción potencial de valores occidentales como la libertad de pensamiento y expresión. En 2015, el Partido consideró la posibilidad de aplicar una prohibición de libros de texto en las escuelas chinas que introducen ideas y valores occidentales.

Ahora, los viajeros inadvertidos que visitan China probablemente recibirán educación por parte de los encargados del Partido emplazados en sitios turísticos.

En cuanto a las atracciones occidentales, como el Shanghai Disney Resort y el Beijing Universal Studio que abrirán próximamente, no está claro si también tendrán que cumplir con el renovado énfasis de la Administración de Turismo en la propaganda del Partido.

El PCCh ya presionó a las compañías financiadas con capitales extranjeros para que establezcan organizaciones del Partido dentro de sus oficinas en China -alrededor del 70 por ciento de ellas ya lo hicieron, según los recientes comentarios de Qi Yu, subdirector del Departamento de Organización del PCCh.

En una artículo sobre el tema, el Wall Street Journal informó recientemente que Murray King, vicepresidente de asuntos públicos del Shanghai Disney Resort, declaró a un periódico chino local que los mejores empleados del resort son en su mayoría miembros del PCCh que regularmente llevan a cabo seminarios políticos discutiendo la doctrina del Partido en la compañía.

A pesar de todos estos esfuerzos por difundir la lealtad del Partido, la gente está perdiendo lentamente su obediencia. Una campaña del año pasado para recaudar cuotas atrasadas del Partido recolectó cerca de 277 millones de yuanes (aproximadamente 41,8 millones de dólares) que debían más de 120.000 miembros del partido que trabajan en compañías estatales sólo en la ciudad de Tianjin, según The Wall Street Journal.

TE RECOMENDAMOS