Ucrania contesta afirmación que habla sobre muerte de 5 de sus soldados por parte de Rusia

Por Jack Phillips
21 de Febrero de 2022 1:56 PM Actualizado: 21 de Febrero de 2022 1:56 PM

Funcionarios ucranianos negaron el lunes las afirmaciones de Moscú de que los soldados rusos mataron a cinco de sus soldados cerca de la frontera entre los dos países.

Un portavoz del ejército de Ucrania, Pavlo Kovalchuk, dijo que las afirmaciones rusas son falsas.

“Reitero que las fuerzas armadas ucranianas no han atacado Donetsk y Lugansk, no han enviado saboteadores o APC [vehículos blindados de transporte de personal] a través de la frontera, no han bombardeado el territorio de Rusia o su puesto de control fronterizo. Todos estos son productos de la fábrica de falsificaciones de Rusia”, dijo Kovalchuk a los periodistas, según los medios estatales rusos.

Mientras tanto, el ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, escribió en Twitter que Ucrania no atacó a Donetsk o Lugansk, no envió APC u otras personas a través de la frontera rusa, bombardeó las áreas fronterizas rusas ni llevó a cabo actos de sabotaje.

“Rusia, detén tu fábrica productora de falsificaciones ahora”, dijo.

Los pronunciamientos se dieron después de que funcionarios militares rusos dijeron el lunes por la mañana que cinco personas habían muerto cuando los saboteadores ucranianos fueron frustrados. Ucrania y sus aliados occidentales han estado diciendo durante días que Moscú podría fabricar un pretexto para invadir Ucrania con la enorme fuerza que ha concentrado en la frontera.

Los líderes militares rusos dijeron que “una unidad del Distrito Militar del Sur, junto con una patrulla fronteriza del Servicio Federal de Seguridad de Rusia, impidió que un grupo de sabotaje y reconocimiento violara la frontera estatal rusa desde el territorio de Ucrania”, informaron medios respaldados por el estado.

El jefe del Servicio Federal de Seguridad de Rusia, Alexander Bortnikov, le dijo a RIA Novosti que un miembro de las fuerzas especiales rusas capturó a un soldado ucraniano que supuestamente intentaba ingresar al territorio de Rusia.

Tropas ucranianas patrullan en la ciudad de Novoluhanske, en el este de Ucrania, el 19 de febrero de 2022. (Aris Messinis/AFP vía Getty Images)

Los países occidentales acusan a Rusia de planear invadir a un vecino que había controlado hasta el colapso de la Unión Soviética en 1991. Moscú niega haber planeado ningún ataque, pero ha exigido amplias garantías de seguridad, incluida la promesa de que Ucrania nunca se unirá a la OTAN.

El domingo por la noche, la Casa Blanca dijo que el presidente Joe Biden y el presidente ruso, Vladimir Putin, acordaron una reunión para discutir sobre la “seguridad y estabilidad estratégica en Europa”. La reunión solo ocurrirá, agregó la Casa Blanca, si Rusia no invade Ucrania.

“Siempre estamos listos para la diplomacia. También estamos dispuestos a imponer consecuencias rápidas y severas si Rusia opta por la guerra. Y actualmente, Rusia parece continuar con los preparativos para un ataque a gran escala contra Ucrania muy pronto”, dijo la secretaria de prensa Jen Psaki.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo que se podría programar una llamada o una reunión entre Putin y Biden en cualquier momento, pero que aún no había planes concretos para una cumbre. Las tensiones estaban creciendo, dijo, pero era posible una reunión de ministros de Relaciones Exteriores esta semana.

Durante el fin de semana, las autoridades ucranianas pidieron a la Unión Europea y a Estados Unidos que impusieran sanciones a Rusia para tratar de evitar una guerra, lo que la Unión Europea rechazó el lunes.

Con información de Reuters.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.