Uganda aprueba la “Ley contra la homosexualidad”, con pena de muerte en algunos casos

Por Mimi Nguyen Ly
30 de Mayo de 2023 11:48 AM Actualizado: 30 de Mayo de 2023 11:48 AM

Uganda aprobó el 29 de mayo su “Ley contra la Homosexualidad de 2023”.

Más de 30 de los 54 países de África ya tienen leyes que criminalizan la homosexualidad, incluida Uganda, donde una ley de la época colonial convierte la actividad sexual “contra el orden de la naturaleza” en un acto criminal.

Quienes violen la ley se enfrentan a cadena perpetua, independientemente del consentimiento.

En la nueva ley, aquellos que hayan cometido un intento de homosexualidad enfrentan hasta 10 años de prisión.

La nueva legislación de Uganda también va más allá al imponer la pena de muerte en algunos casos y el encarcelamiento por promover la homosexualidad, entre otras múltiples disposiciones relacionadas con la homosexualidad.

Activistas y varios funcionarios gubernamentales en el extranjero han condenado la ley, calificándola como la medida antigay más dura del mundo.

La Casa de Estado de Uganda compartió una foto en Twitter del presidente del país, Yoweri Museveni, firmando la legislación el 29 de mayo. El presidente, de 78 años, ha calificado anteriormente la homosexualidad como una “desviación de la normalidad” y ha instado a los legisladores a resistir la presión “imperialista”.

“Homosexualidad agravada”

La nueva ley impone la pena de muerte por lo que llama “homosexualidad agravada”, que se aplica en múltiples circunstancias.

Esto incluye cuando la homosexualidad se está realizando contra un menor de edad o un pariente o dependiente de la persona.

También incluye los casos en que el infractor es un “delincuente en serie”, que la ley define como “una persona que tiene antecedentes penales por el delito de homosexualidad o delitos conexos”.

La “homosexualidad agravada” también se aplica cuando una persona que comete un acto de homosexualidad infecta a otra persona con una enfermedad terminal, como el VIH/SIDA. También se aplica a una persona que comete un acto de homosexualidad sobre otra persona que posteriormente sufre una discapacidad o enfermedad mental como resultado. En tales casos, la persona que cometa tales actos se enfrentaría a la pena de muerte.

La pena de muerte también se aplicaría cuando el acto sexual se cometa contra otra persona “por medio de amenazas, fuerza, temor a daño corporal, coacción o influencia indebida, intimidación de cualquier tipo o mediante tergiversación sobre la naturaleza del acto”.

Por último, la pena de muerte se aplica cuando las relaciones entre personas del mismo sexo involucran a una persona en una posición más vulnerable. Según la ley, esto significa que el acto sexual se está cometiendo contra quien está bajo la autoridad de la otra persona o contra una persona con discapacidad, enfermedad mental, edad avanzada o en estado de “inconsciencia o… un estado alterado de conciencia… que perjudicó su juicio”.

Por todo lo anterior, la ley dice que el consentimiento a un acto sexual “no constituirá defensa”.

Si una persona es condenada por “intento de homosexualidad agravada”, se enfrenta a una pena de prisión de hasta 14 años.

Promoción de la homosexualidad

La nueva ley tiene una sección que penaliza la “promoción de la homosexualidad” con hasta 20 años de prisión. En el caso de una entidad legal que sea declarada culpable, enfrenta una multa potencial, así como una suspensión de su licencia para operar por 10 años, o una cancelación total de la licencia.

Se considera que una persona promueve la homosexualidad si anima o persuade a otra persona a participar en la homosexualidad o proporciona apoyo financiero que fomenta o normaliza el acto.

También son declarados culpables si a sabiendas publican o difunden material que promueve la homosexualidad u operan una organización que promueve la homosexualidad.

Y por último, si a sabiendas “arrienda o subarrienda, usa o permite que otra persona use” cualquier casa, edificio o establecimiento con el propósito de practicar la homosexualidad o actividades que fomenten tales actos, también será declarado culpable.

“Santidad de la familia”

Anita Annet Among, presidenta del parlamento de Uganda, dijo en un comunicado: “Hemos prestado atención a las preocupaciones [de] nuestra gente y legislamos para proteger la santidad de la familia”.

“Nos hemos mantenido fuertes para defender la cultura, los valores y las aspiraciones de nuestro pueblo”, escribió, agradeciendo al presidente de Uganda por “su firme acción en interés de los ugandeses” y agradeciendo a sus compañeros colegas por “soportar toda la presión, en el interés de nuestro país”.

“Por su acción, hemos vivido nuestro lema: Por Dios y nuestra Patria”, dijo.

“Siempre defenderemos y promoveremos los intereses del pueblo de Uganda… el pueblo de Uganda ha hablado, y ahora es su deber hacer cumplir la ley de manera justa, firme y sin fisuras”, dijo en su declaración dirigida a sus “compatriotas”.

Revisión

La legislación fue aprobada por el parlamento de Uganda en marzo. Esa versión proponía hasta 20 años de prisión para quienes se identificaran como LGBT.

Pero Museveni envió la medida de vuelta al parlamento a finales de abril para que la revisaran, pidiendo cambios que diferenciarían entre identificarse como LGBTQ y participar en actos homosexuales. Dijo que los legisladores deberían asegurarse de que la ley no “asuste” a las personas que necesitan “rehabilitación”.

Posteriormente, la ley se modificó y se envió a la oficina de Museveni en mayo.

Estados Unidos está considerando sanciones

Activistas y organizaciones de derechos humanos dicen que la nueva legislación es innecesaria en un país donde la homosexualidad ha sido ilegal durante mucho tiempo.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, calificó la legislación como “una trágica violación a los derechos humanos universales” y pidió su derogación inmediata.

“Estamos considerando medidas adicionales, incluida la aplicación de sanciones y la restricción de la entrada a Estados Unidos contra cualquier persona involucrada en abusos graves de derechos humanos o corrupción”, agregó Biden en un comunicado.

La Oficina de Derechos Humanos de la ONU, en un comunicado, describió la legislación como “una receta para violaciones sistemáticas a los derechos de las personas LGBT y la población en general”.

“Está en conflicto con la Constitución y los tratados internacionales y requiere una revisión judicial urgente”, agregó la oficina.

En una declaración conjunta, los líderes del programa de la ONU contra el SIDA, el Plan de Emergencia del Presidente de Estados Unidos para el Alivio del SIDA y el Fondo Mundial dijeron que estaban “profundamente preocupados por el impacto dañino” de la legislación sobre salud pública y la respuesta al VIH.

Melanie Jolly, ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, calificó la nueva ley de Uganda como “abominable, cruel e injusta”.

“Nadie debe vivir con miedo o ser perseguido por lo que es y por lo que ama. Estamos con la comunidad LGBQTQ+ para hacer frente a la creciente represión de sus derechos humanos”.

Oposición a la pena de muerte

Andrew Mitchell, ministro para el Desarrollo de África del Reino Unido, dijo en un comunicado que el Reino Unido “se opone firmemente a la pena de muerte en todas las circunstancias”. No abordó directamente las circunstancias en las que se aplica la pena capital en la ley de Uganda.

“Esta legislación socava las protecciones y libertades de todos los ugandeses consagradas en la Constitución de Uganda. Aumentará el riesgo de violencia, discriminación y persecución, hará retroceder la lucha contra el VIH/SIDA y dañará la reputación internacional de Uganda”, dijo.

La ministra de Relaciones Exteriores de Noruega, Anniken Huitfeldt, dijo que los líderes del país “se oponen firmemente al uso de la pena capital en todo momento y bajo cualquier circunstancia”. Tampoco abordó las circunstancias específicas por las cuales se aplica la pena de muerte en la ley.

“Esta ley amenazará los derechos humanos y aumentará la persecución y discriminación de todos los ugandeses”, agregó Huitfeldt.

Legislador de Kenia felicita a Uganda

Al menos un funcionario de una nación africana señaló su apoyo a la ley de Uganda. George Kaluma, miembro del parlamento de Kenia, usó Twitter para felicitar al presidente de Uganda.

“¡Guau! ¡Qué líder tenemos en África! ¡Felicidades Uganda! Kenia te sigue en este esfuerzo por salvar a la humanidad… ¡La perversión se trata, no se normaliza!”, escribió Kaluma.

Uganda aprobó previamente una ley contra la homosexualidad en 2014, pero un panel de jueces la anuló por motivos de procedimiento: Citaron la falta de quórum en la sesión plenaria que había aprobado esa medida en particular.

Es probable que cualquier desafío legal esta vez se escuche sobre los méritos en lugar de sobre cuestiones técnicas.

Más tarde, el 29 de mayo, un grupo de activistas de derechos y académicos solicitaron a la corte constitucional una orden judicial contra la aplicación de la nueva ley.

Associated Press y Reuters contribuyeron a este artículo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.