Enfermo de cáncer ateo cumplió su último deseo antes de morir: ser bautizado

Por Lori C. Summers
07 de Noviembre de 2019 Actualizado: 09 de Noviembre de 2019

Se encontraba postrado en una silla de ruedas y dependía de tubos de oxígeno para respirar cuando el ex ateo se preparó para ser bautizado como cumplimiento de su último deseo. La solicitud del paciente con cáncer terminal se realizó gracias a los esfuerzos y la cooperación del personal del hospital y del capellán días antes de su fallecimiento.

Thomas Roberts fue ateo la mayor parte de su vida. Luego de enfermarse de cáncer de pulmón, recibía cuidados paliativos en la Universidad de Alabama en el Hospital de Birmingham. Fue allí donde pidió ser bautizado. Thomas no solo estaba confinado a una silla de ruedas, sino que no podía respirar sin tubos de oxígeno. Corey Agricola, el capellán del hospital, trabajó con un equipo médico para facilitar la transición espiritual.

“Fue un gran esfuerzo con muchas piezas en movimiento y diferentes equipos para conseguirlo”, explicó Corey en un comunicado de prensa de la UAB. “Si no hubiera sido por el equipo, esto no habría pasado”.

Corey sabía que todo tenía que estar preparado y organizado de antemano. “El Dr. Nichols dejó claro que solo podría dejar de recibir oxígeno por unos segundos, lo que significaba que no podíamos bajarlo por la rampa de la silla de ruedas de la piscina, así que tuvimos que usar el telesilla para colocarlo en la piscina”, dijo Corey.

El 4 de septiembre de 2019, en la piscina del Centro de Rehabilitación Español, Thomas fue bautizado. Con él estaban su esposa e hijo, hermanos, sobrina, sobrino y personal médico de la UAB.

La ceremonia comenzó con una lectura de Romanos 6:4-11. El capellán compartió unas palabras de corazón para Thomas y su familia. Describió el día como “el más grande” de su carrera, y se dirigió directamente al hombre. “Thomas, nunca pensaste que ibas a predicar un sermón en tu vida: pero hoy has predicado”, dijo el capellán. “Has impactado a gente a la que ni siquiera conoces”.

“Damos gracias a Dios por el regalo bueno y perfecto de este día. Este es uno de los días más grandes de tu vida, Thomas, porque estamos celebrando tu nueva vida”, agregó Corey.

La familia de Thomas elogió los esfuerzos del hospital para cumplir el último deseo del hombre. “La UAB y este equipo, este lugar fue tan acogedor y asombroso”, dijo el sobrino de Thomas. “Todos los departamentos trabajaron juntos para que esto ocurriera. Yo le doy toda la gloria a Dios, pero ustedes lo lograron”.

La sobrina del moribundo, Brooke Carr, añadió: “No sé qué podría ser mejor regalo que el sentimiento de paz, y eso es lo que tenemos ahora”.

Seis días después de su bautismo, el 10 de septiembre, Thomas falleció.

“Me reconforta y me da paz porque sé a dónde va ahora”, dijo Gina Gibson, la hermana del hombre. “No tengo que preocuparme por eso. Ahora habrá una gran alegría al saber a dónde va. Está en paz. Él nació de nuevo. Se le veía en la cara después del bautismo. Él nació de nuevo”.

Una chica que lucha contra el cáncer recibe un regalo inesperado

Si esta linda historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS