Un aire más limpio provoca más huracanes en el Atlántico, según un estudio de la NOAA

Por Bill Pan
15 de Mayo de 2022 4:15 PM Actualizado: 15 de Mayo de 2022 4:15 PM

Un nuevo estudio sugiere que los esfuerzos exitosos en América del Norte y Europa para reducir la contaminación del aire han tenido una consecuencia no deseada: más huracanes.

El “resultado sorprendente” fue encontrado por Hiroyuki Murakami, científico físico de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA). En su artículo, publicado en la revista Science Advances, Murakami dijo que estudió las tendencias de los huracanes en el hemisferio norte durante los últimos 40 años y descubrió una conexión entre la cantidad de huracanes y la cantidad de contaminación del aire en forma de partículas diminutas llamadas aerosoles.

Casi el 90 por ciento de los aerosoles liberados al aire tienen orígenes naturales, como volcanes e incendios forestales, mientras que el 10 por ciento restante proviene de actividades humanas, como la fabricación de cemento y la quema de carbón. El estudio de la NOAA examina los datos de dos períodos: 1980 a 2000 y 2001 a 2020, durante los cuales América del Norte y Europa redujeron considerablemente su producción de aerosoles causados ​​por humanos.

Según el estudio, una disminución del 50 por ciento en la contaminación por aerosoles causada por el hombre entre 1980 y 2020 ha contribuido a un aumento del 33 por ciento en la formación de tormentas en el Océano Atlántico. La idea es que cuando haya menos partículas contaminantes que reflejen la energía solar hacia el espacio, el agua se calentará y actuará como combustible para los huracanes.

“Sin cantidades significativas de contaminación por partículas que reflejen la luz solar, el océano absorbe más calor y se calienta más rápido”, dijo la NOAA en un comunicado de prensa del 11 de mayo. “El calentamiento del Océano Atlántico ha sido un ingrediente clave para un aumento del 33 por ciento en el número de ciclones tropicales durante este período de 40 años”.

Murakami también descubrió que conforme el aire asiático se volvía más sucio, la zona también experimentaba menos tifones. “En este caso, un aumento del 40 por ciento en la concentración de partículas contaminantes en el aire ha sido uno de varios factores que han contribuido a una disminución del 14 por ciento”, dijo.

“Este estudio indica que la disminución de la contaminación del aire conduce a un mayor riesgo de ciclones tropicales, que está ocurriendo en el Atlántico Norte, y también podría ocurrir, si la contaminación del aire se reduce rápidamente, en Asia”, dijo Murakami. “El irónico resultado sugiere la necesidad de una cuidadosa toma de decisiones políticas en el futuro que considere los pros y los contras de los múltiples impactos”.

El estudio se presenta cuando Estados Unidos se prepara para el inicio oficial de la temporada de huracanes en el Atlántico de 2022, que se extiende desde el 1 de junio hasta el 30 de noviembre. El Centro Nacional de Huracanes, una agencia dentro de la NOAA, comienza este domingo sus pronósticos tropicales diarios.

Según la NOAA, la temporada de huracanes del Atlántico de 2021 vio 21 sistemas de tormentas con nombre, de los cuales ocho afectaron la costa de EE. UU. La temporada 2020 tuvo un récord de 30 tormentas con nombre, de las cuales 14 se convirtieron en huracanes.

Los nombres de las tormentas de 2022 son Alex, Bonnie, Colin, Danielle, Earl, Fiona, Gaston, Hermine, Ian, Julia, Karl, Lisa, Martin, Nicole, Owen, Paula, Richard, Shary, Tobias, Virginie y Walter.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.