Un edulcorante natural podría combatir los virus y las bacterias

El xilitol es un edulcorante natural con menos calorías que ofrece una larga lista de beneficios para la salud
Por Martha Rosenberg
08 de Enero de 2022 8:43 PM Actualizado: 10 de Enero de 2022 10:11 PM

Con el invierno en pleno apogeo, los métodos naturales para reforzar el sistema inmunitario y reducir el riesgo de contraer la gripe, los resfriados y otros virus son muy valiosos. El xilitol, un popular edulcorante natural que se extrae de los abedules y se encuentra en las ciruelas, las fresas y las frambuesas, puede ofrecer cierta ayuda en este sentido.

El xilitol tiene importantes propiedades de modulación inmunitaria que no han sido ampliamente difundidas. El xilitol sólo se conoce por su uso en el tratamiento de las infecciones del oído medio (otitis media) y por su ayuda en la prevención de las bacterias dentales (que pueden ser un marcador de la placa arterial y la inflamación relacionadas con los ataques cardíacos).

De hecho, las investigaciones sugieren que el xilitol puede tener propiedades tanto antibacterianas como antivirales, una combinación inusual y bienvenida encontrada en un ingrediente natural que podría ayudar a reducir los duros medicamentos recetados.

El xilitol es un alcohol de azúcar, un grupo que incluye a los edulcorantes artificiales glicerol, manitol y sorbitol, y se encuentra en muchos productos de consumo de venta libre, como los chicles sin azúcar como Orbit y Spry, pastillas, jarabes, aerosoles nasales, dentífricos y enjuagues bucales. (A pesar de su nombre, los alcoholes del azúcar no contienen alcohol, o etanol, que se encuentra en las bebidas alcohólicas).

Los edulcorantes artificiales son populares como alimentos dietéticos porque contienen menos calorías que los alimentos elaborados con edulcorantes tradicionales y no provocan un rápido aumento del azúcar en sangre y de la liberación de insulina, lo que puede ser perjudicial. Sin embargo, el xilitol puede tener beneficios de los que carecen sus hermanos edulcorantes.

¿Cómo combate el xilitol las bacterias?

Según los investigadores que escriben en la revista Nutrients en 2019, la ingesta de xilitol produce ácido butírico, que “promueve la generación de células T reguladoras”, importantes combatientes del sistema inmunitario. Pero la mayor parte de la capacidad del xilitol para luchar contra las infecciones bacterianas parece provenir de que frustra la adhesión de las bacterias a las superficies mucosas del cuerpo, lugares como la boca, la garganta y el tracto digestivo. La adhesión a las superficies de la mucosa o “asociación de la mucosa” es una forma clave de que muchos microorganismos logren la infección, señalaron los investigadores en un número de 1996 de la revista Inmunología y Microbiología Médica FEMS. El xilitol parece interrumpir este proceso.

En el estudio de FEMS, los investigadores señalan que la adhesión de la temida bacteria Clostridium difficile, [C. difficile] a la mucosa intestinal “disminuyó 3,4 veces cuando se trató con un 1% de xilitol, 12 veces cuando se aplicó un 5% de xilitol y 18,7 veces cuando se trató con un 10% de xilitol”.

La bacteria C. difficile provoca diarrea y colitis graves y puede ser consecuencia del uso de antibióticos, de un sistema inmunitario debilitado o de una estancia reciente en un hospital o una residencia de ancianos. Las personas de 65 años o más son más vulnerables a la infección por C. difficile.

Los estudios sugieren que el edulcorante también parece disuadir a las bacterias de adherirse a las superficies mucosas de los pulmones. Según una investigación publicada en el Revista de Laringología y Otología en 2014, “el xilitol tiene efectos antiadhesivos sobre microorganismos como el Streptococcus pneumoniae y el Streptococcus mutans, inhibiendo su crecimiento.”

Tanto las cepas alfa-hemolíticas como las beta-hemolíticas de Streptococcus son disuadidas de adherirse y establecerse por la presencia de xilitol, escribieron los investigadores de Nutrients.

El xilitol también puede combatir las infecciones por estafilococos, un tipo de bacteria tan común y potencialmente peligrosa como los estreptococos.

Los investigadores de Nutrients informaron de que cuando se rociaron 250 microlitros de xilitol al 5% en las fosas nasales de 21 voluntarios sanos durante 4 días, se redujo la presencia de bacterias estafilocócicas en comparación con un grupo de control que sólo recibió tratamiento salino.

Los investigadores de Nutrients también citan investigaciones que sugieren que hay beneficios antibacterianos cuando el xilitol se aplica tópicamente. El xilitol redujo las bacterias Pseudomonas aeruginosa, Staphylococcus aureus y Enterococcus faecalis cuando se aplicó a heridas en sujetos humanos en comparación con la aplicación de sólo agua. El xilitol también redujo las biopelículas, que son zonas viscosas de acumulación bacteriana como la placa dental.

El xilitol también combate los virus

El xilitol también puede representar una buena noticia en la lucha contra virus como la gripe y los resfriados que, por supuesto, los antibióticos no pueden tratar. (De hecho, la prescripción de antibióticos para afecciones virales impulsa las bacterias resistentes a los antibióticos y es ampliamente desaconsejada por organismos sanitarios como la FDA).

Un ejemplo prometedor es la gripe. En la revista PLoS One de 2015, los investigadores descubrieron que el xilitol, combinado con el ginseng rojo, era eficaz para “mejorar los síntomas inducidos por la gripe” relacionados con la gripe A. Una versión de la gripe A es la H1N1, también llamada gripe porcina, que causó una pandemia mundial en 2009.

Los investigadores escribieron que cuando se aumentó la cantidad de xilitol en la mezcla, pero no la de ginseng, también aumentaron sus efectos antigripales y el tratamiento redujo los títulos —o concentraciones— del virus tras la infección.

“Este efecto protector del xilitol debería considerarse en relación con otras enfermedades”, escribieron los investigadores.

Los investigadores de Nutrients también sugieren efectos antivirales, en particular con el virus respiratorio sincitial (VRS), un virus común que está aumentando actualmente. Aunque el VRS puede ser leve cuando lo contraen adultos y niños mayores, puede ser grave en los bebés. Los investigadores informaron de que los ratones a los que se les administró xilitol en la dieta junto con una solución salina tamponada con fosfato durante 14 días antes de la exposición al VRS y tres días después presentaron títulos más bajos de VRS que los grupos de control a los que sólo se les administró solución salina tamponada con fosfato.

Por supuesto, el principal virus en la mente del público es el VRS-19, y se han investigado dos productos nasales que contienen xilitol como tratamientos posiblemente útiles. En noviembre de 2021 se publicó en la revista PLoS One un estudio sobre un aerosol nasal que contenía Iota-carragenina (un tipo de alga roja) y xilitol; los investigadores escribieron que la combinación “podría aumentar el beneficio de un aerosol nasal formulado” en la lucha contra el COVID-19. La investigación fue financiada por Amcyte Pharma Inc, el fabricante del preparado.

La investigación relativa a otro aerosol nasal dirigido a COVID-19 se publicó en 2020 en la revista Cureus. Este spray contenía xilitol y extracto de semilla de pomelo. Los autores escribieron que tres pacientes con síntomas leves o moderados del virus mostraron una “rápida mejoría clínica” y un menor tiempo para obtener un resultado negativo en la prueba intranasal de COVID-19 cuando el aerosol nasal fue un adyuvante de su tratamiento en curso. La investigación fue financiada por Xlear Nasal Spray®, un producto comercializado que combina los dos ingredientes.

La adición de xilitol a un aerosol nasal también se ha estudiado en el restablecimiento del olfato en pacientes con COVID-19 y en su cantidad de excreción viral.

Más beneficios del xilitol

El xilitol se considera un prebiótico y puede mejorar la motilidad y la función intestinal, según muchas fuentes médicas. El aumento de xilitol en la digestión incrementa la retención de agua en la misma y tiene posibles efectos laxantes, proporcionando un tratamiento del estreñimiento, escriben los investigadores de Nutrients. Sin embargo, la ingesta excesiva de xilitol puede producir diarrea.

El ácido butírico producido por la ingesta de xilitol también se asocia con un menor riesgo de cáncer colorrectal; el xilitol puede incluso tener la capacidad de aumentar la densidad ósea y/o prevenir la resorción ósea, según investigaciones realizadas en animales publicadas en otras revistas.

Una advertencia

¿Puede una sustancia natural tan “dulce” como el xilitol tener algún inconveniente? Sí. Si bien se cree que el xilitol es notablemente seguro en los seres humanos, no es seguro para los perros. En 2019, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) advirtió que el xilitol puede ser mortal para los perros.

Aunque el xilitol no estimula la liberación de insulina en los seres humanos, inunda rápidamente el torrente sanguíneo de los perros con insulina, lo que puede producir hipoglucemia —una disminución de los niveles de azúcar en sangre— y puede ser tóxico. Los síntomas pueden incluir vómitos, tambaleos, colapsos y convulsiones. Además de almacenar el xilitol en un lugar donde el perro no pueda alcanzarlo, la FDA recomienda leer todos los ingredientes de las etiquetas de los alimentos para perros, especialmente los denominados sin azúcar o con bajo contenido en azúcar.

Así que, dejando de lado el riesgo para el mejor amigo del hombre, el xilitol es una forma dulce de obtener varios beneficios para la salud, incluido un sistema inmunitario más fuerte y capaz de combatir los virus y las bacterias este invierno.

Este artículo fue publicado originalmente en www.belmarrahealth.com 


Únase al canal de Telegram de NTD para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.