Un estado de apátrida

Todos tenemos demasiadas cosas que hacer, excepto cuando nos limitamos a hacer lo que estamos haciendo
Por LEO BABAUTA
04 de Febrero de 2021
Actualizado: 29 de Marzo de 2021

Todos los días nos ocupamos de mil cosas, sobrecargados de tareas y quehaceres. Esto puede resultar abrumador.

Me gustaría hablar de una idea en la que he estado trabajando, llamada protocolo apátrida.

Su objetivo es reducir el agobio y ayudarnos a concentrarnos y estar más conscientes.

La informática apátrida para los humanos

En informática, tal y como yo lo entiendo, un programa normalmente intenta recordarlo todo. Lleva la cuenta de lo que ha hecho, dónde está todo, el estado de todo tipo de variables. Esto está bien para un programa: los ordenadores son bastante buenos para llevar la cuenta de un montón de cosas.

Así funcionamos la mayoría de nosotros, tratando de mantener miles de cosas en nuestra cabeza, procesando nueva información a medida que llega, tomando muchas decisiones todo el tiempo. Para los humanos, que no están adaptados a este tipo de procesamiento, puede ser estresante y abrumador.

Otro tipo de programa informático se denomina “apátrida”: no rastrea lo que ha ocurrido antes ni almacena todo tipo de información a la vez. Toma una entrada de otro ordenador o programa, la procesa y emite un resultado. Ya está hecho. Comienza desde una pizarra en blanco, y toma la siguiente tarea. Una tarea a la vez, procesándola y pasando a la siguiente.

En el caso de los humanos, un ejemplo de esto es la persona en una línea de montaje: se supone que solo debe tomar el producto de la persona anterior, hacer lo suyo y luego pasarlo. Un producto sin montar cada vez, sin preocuparse de lo que viene antes o después de su tarea. Es una visión muy robótica de los humanos, deshumanizadora de hecho.

Pero hay otra forma de enfocar esto: simplemente se hace lo que se tiene en frente, en el momento. Si está creando arte, trabaja con lo que tiene delante en el lienzo, en su corazón y en su mente, y crea el arte en ese momento. Esto no tiene que ser sobre todo el arte que vino antes, y todo lo que tiene que hacer. Es solo usted y este lienzo y la pintura, en este momento.

Podemos asumirlo todo así: lavar este plato, completamente, sin preocuparme de mis impuestos. Se convierte en un momento y acto completo en sí mismo.

Entonces nos ocupamos de los impuestos, sin preocuparnos de si somos una persona lo suficientemente buena o de si el mundo se va a derrumbar; solo nos ocupamos de los impuestos. Responda ese correo electrónico. Solo escriba esta cosa. Hable con esta persona.

Ese es el protocolo apátrida.

Aplicar el protocolo apátrida en la vida

Lo primero que notará es que hacer una cosa a la vez parece agradable, aunque tengamos muchas otras cosas que hacer.

Así que este protocolo necesita formas sencillas de garantizar que nos estamos centrando en lo correcto, en este momento. No es tan sencillo como hacer una sola cosa. Lo mejor es que también hagamos lo correcto.

Por eso es necesario que haya algunos otros elementos en el sistema:

  1. Lista: Es una forma sencilla de hacer un seguimiento de lo que debe hacer en este momento. Se trata de un organizador de tareas, o de una lista de tareas pendientes. Lo que yo hago es mantener una única lista de todo lo que tengo que hacer, dividida en dos partes: lo que hay que hacer hoy, y lo que hay que hacer después. Mi lista actual es la siguiente: la compra del supermercado, el entrenamiento, las reuniones, el correo electrónico del contador. No hay que complicar demasiado esta lista. Solo tiene que ser un lugar donde vaya todo lo que hay que hacer. No pase demasiado tiempo aquí.
  2. Priorización: Cuando tenga una lista, debe haber una forma de priorizarla para saber qué tarea es la adecuada para trabajar en ese momento. Para mí, esto es bastante sencillo: cada mañana, mi primera tarea (después de la meditación) es mirar mi lista de tareas (la fila), poner las cosas que hay que hacer hoy en la lista “Hoy”, y luego ordenarlas por prioridad. ¿Qué es lo más importante que tengo que hacer hoy? ¿Qué es lo siguiente? ¿Qué cosas hay que hacer a una hora determinada (reunión de equipo a las 14 horas)? Una vez que lo he ordenado, es bastante sencillo: Trabajo en la tarea principal. Luego la siguiente. Si son las 2 de la tarde, hago la reunión. Cuando la reunión termina, hago la siguiente cosa en mi lista. De nuevo, no hay que complicarse demasiado.
  3. Procesar lo que llega: Una tarea de la lista de espera diaria puede ser revisar la bandeja de entrada. En el caso del correo electrónico, eso significa que cuando llega el momento de revisar mi bandeja de entrada, entro en ella y la gestiono. Responder y archivar son las principales opciones, en la medida de lo posible. Si no se puede responder en el momento, lo añado a mi lista de tareas. Mantener la simplicidad. Puede hacer lo mismo con Slack, Facebook, Whatsapp y demás. Haga una tarea para revisarlos, entrar ahí y responder lo que se necesita, con base en esta revisión, agregue alguna otra cosa para hacer a su lista de tareas, y luego está listo.
  4. Notas: A veces, necesitará recordar cosas. Haga una nota. Puede ser algo que guarde en Notas de Apple, Bear, Notion, Roam, Google Docs, una nota adhesiva, no importa. Guarde una nota para poder consultarla cuando la necesite. Si una tarea que va a hacer en el futuro necesita una nota, añada un enlace a la nota en esa tarea.

Por supuesto, creo que ayuda mucho la forma de afrontar lo que se le presente, como valores o herramientas que sean útiles. Para mí, son cosas como la integridad, la curiosidad, la compasión, el juego, el propósito, el aprendizaje, el crecimiento y la apreciación plena de la vida.

Este protocolo apátrida es una forma de vivir tan maravillosa como cualquier otra que haya probado. Es vivir la vida consciente.

Leo Babauta es autor de seis libros, escritor de Zen Habits, un blog con más de 2 millones de suscriptores, y creador de varios programas online para ayudarle a dominar sus hábitos. Visite ZenHabits.net


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS