Este hábito alimenticio común puede aumentar el riesgo de diabetes en un 152 por ciento

Por Camille Su
04 de Noviembre de 2022 8:12 PM Actualizado: 04 de Noviembre de 2022 8:14 PM

Comer demasiado rápido es un problema común para muchas personas hoy en día, debido a un estilo de vida ajetreado. Por ejemplo, un atareado conductor de reparto puede terminar su almuerzo mientras espera dos semáforos en rojo. Sin embargo, comer demasiado rápido puede contribuir a un mayor riesgo de diabetes, enfermedades cardíacas y provocar otras afecciones.

Comer demasiado rápido puede aumentar el riesgo de padecer enfermedades cardíacas y diabetes

¿Presta atención a cuántas veces mastica los alimentos durante cada comida? ¿Solo mastica muy pocas veces antes de tragar los alimentos? Tenga cuidado porque este pequeño hábito puede ir minando poco a poco su salud, provocando peligrosas enfermedades crónicas.

Mientras se come, el estómago se estira y se expande con la comida que entra. Este movimiento de estiramiento enviará una señal de saciedad al cerebro, un proceso que dura unos 20 minutos.

Si se come demasiado rápido, el cerebro no recibe la señal de saciedad a tiempo. La persona seguirá consumiendo demasiada comida antes de sentirse llena.

Como resultado, no solo se consumirá demasiada comida, sino que también se ingerirá una cantidad excesiva de azúcar y grasa. Esto conducirá a una mayor fluctuación de los niveles de azúcar en sangre, lo que a la larga provocará una resistencia a la insulina.

Muchos estudios han demostrado que comer demasiado rápido puede contribuir a la obesidad, a los lípidos altos en sangre, al síndrome metabólico, a la diabetes y a las enfermedades cardiovasculares.

Un meta-análisis descubrió que comer demasiado rápido tiene una correlación positiva con el sobrepeso. En comparación con los comedores lentos, los comedores rápidos tienen el doble de posibilidades de tener sobrepeso. La diferencia media en los índices de masa corporal (IMC) entre ellos resultó ser de 1.78 kg.m(-2).

Un estudio de 2019 demostró que la velocidad de la comida estaba positivamente correlacionada con la prevalencia de la hipertrigliceridemia en 792 hombres y mujeres de entre 55 y 80 años con alto riesgo de enfermedades cardiovasculares. Los que comían rápido tenían un 59 por ciento más de probabilidades de desarrollar hipertrigliceridemia que los participantes que comían más despacio.

La hipertrigliceridemia es un tipo de hiperlipidemia. Además de provocar enfermedades cardíacas, la hiperlipidemia está estrechamente relacionada con enfermedades crónicas como el ictus, la hipertensión y la diabetes.

El Dr. Liu Chungpin, cardiólogo y director de la Clínica Yuping de Taiwán, afirmó que comer demasiado rápido puede aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Las personas que comen rápido pueden sentir opresión y dolor en el pecho después de las comidas.

Explicó que justo después de una comida, el flujo sanguíneo se desvía hacia el estómago, dejando relativamente menos para el corazón. Por lo tanto, comer demasiado rápido aumentaría la carga del corazón. Las personas con corazones débiles, incluidas las que padecen estenocardia y cardiopatía coronaria, tendrían una mayor probabilidad de sufrir angina de pecho después de una comida.

En algunos casos, la opresión en el pecho puede no ser un problema cardíaco. Algunas personas comen demasiado rápido o tienen opresión en el pecho después de comer demasiado. Puede deberse a un reflujo ácido gástrico. Como el esófago está situado justo detrás del corazón, las molestias causadas por el reflujo ácido son muy similares a las del corazón.

Además, un amplio estudio realizado en Japón en 2019 señaló que comer demasiado rápido era un importante factor de riesgo para la diabetes de tipo 2 en la población japonesa. Otro estudio demostró que las personas que comían rápido tienen un 152 por ciento más de probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2 que las que comían lentamente.

El Dr. Liu también destacó que, en el caso de algunos pacientes, sus niveles de azúcar en sangre seguían siendo altos o no podían perder peso. Algunos pacientes declararon: “No comí mucho. Solo comía muy poco”. A medida que se revelaban más detalles, resultó que estas personas comían demasiado rápido.

Comer demasiado rápido perturba el sistema nervioso autónomo y el sistema endocrino, causando obesidad

Desde el punto de vista de la medicina tradicional china, las personas que comen demasiado rápido no solo son propensas a tener sobrepeso y ser diabéticas, sino que su sistema nervioso autónomo y su sistema endocrino también se ven afectados. Si la situación persiste, su constitución puede volverse propensa a la obesidad.

La medicina tradicional china tiene la teoría de los cinco elementos, donde los cinco elementos de la madera, el fuego, la tierra, el metal y el agua constituyen la miríada de cosas de la naturaleza, incluidos los órganos internos humanos. De esta teoría puede derivarse una comprensión sistemática de los mecanismos fisiológicos y patológicos y de las interrelaciones entre los órganos internos.

El elemento “madera” se caracteriza por su naturaleza intrínseca de llegar hacia arriba y a todo su alrededor. El elemento madera corresponde al hígado y a la vesícula biliar, así como al sistema nervioso autónomo. El nervio autónomo se encarga de mantener las funciones normales de los órganos, como la circulación sanguínea, la digestión, el metabolismo y el dragado endocrino.

El elemento “tierra” nutre todas las cosas y corresponde al bazo y al estómago. El cuerpo humano obtiene los nutrientes a través de la digestión y la absorción del bazo y el estómago, que a su vez nutren a otros órganos.

La medicina tradicional china habla de “estancamiento de tierra y depresión de madera”. Chia-Ling Li, directora de la Clínica de Medicina Tradicional China Aroma de Taiwán, explicó que cuando una persona comía demasiado rápido o en exceso durante un periodo prolongado, su bazo y su estómago se cargaban con demasiada comida y agua, lo que podía provocar un “estancamiento de tierra”, o una acumulación. El estancamiento de la tierra causaría además una “depresión de la madera”, que afectaría al sistema nervioso autónomo, así como a la digestión, el metabolismo y el sistema endocrino.

Por ejemplo, la bilis puede ayudar a descomponer y metabolizar las grasas. Comer demasiado rápido impedirá que el nervio autónomo drene la bilis, obstruyendo así el meridiano de la vesícula biliar. Una secreción insuficiente de bilis ralentizará el metabolismo de las grasas, causando obesidad.

Cuando los nutrientes no pueden ser utilizados o metabolizados en el cuerpo, la grasa se acumulará en el cuerpo y se convertirá en “flema”, y el líquido acumulado se convertirá en “humedad”, formando una “constitución de flema-humedad”. Según la medicina tradicional china, la obesidad y los síndromes metabólicos están relacionados con la constitución de flema─humedad.

Una constitución de flema─humedad conducirá a un interesante fenómeno, en el que los comedores rápidos se vuelven obesos mientras no comen mucho. Li dijo con una sonrisa: “Si hablas de este concepto con un médico de medicina occidental, seguro que lo considerará una tontería, preguntándose cómo se puede llegar a ser obeso consumiendo tan pocas calorías”. Sin embargo, sí que se ha observado que esos casos existen en sus pacientes. Sucede porque los problemas metabólicos y digestivos están relacionados con una constitución de flema─humedad.

¿Sufre de insomnio o dolores y no sabe por qué? Puede que esté comiendo demasiado rápido

Li, que también se especializa en afecciones gastrointestinales complejas, compartió que algunas enfermedades y síntomas que parecen no estar relacionados con los intestinos o el estómago están en realidad relacionados con comer demasiado rápido.

Insomnio: Comer demasiado rápido puede alterar el sistema nervioso autónomo. Algunos pacientes sufren de insomnio, junto con molestias a lo largo del meridiano de la vesícula biliar. Estos pacientes pueden obtener un mejor sueño mejorando su función digestiva y dragando el meridiano de la vesícula biliar. No es necesario tomar pastillas para dormir.

Dolor en la parte exterior del muslo: Algunos pacientes sufren de dolor en la parte exterior del muslo sin razón aparente. Al tomarles el pulso, Li descubrió que los meridianos de la vesícula biliar de los pacientes estaban obstruidos. Preguntó a los pacientes a qué velocidad comían, y le dijeron que solían tardar solo entre 10 y 15 minutos en terminar una comida. Como resultado, su cuerpo manifestaba dolor, en lugar de trastornos endocrinos.

Hay 12 meridianos en el cuerpo humano. El meridiano de la vesícula biliar se encuentra en la parte exterior del muslo. Según la medicina tradicional china, el dolor puede ser el resultado de un meridiano obstruido o bloqueado. La obstrucción del meridiano de la vesícula biliar había causado el dolor en la parte exterior del muslo del paciente.

Amargura y dulzura en la boca: Algunas personas tienen una sensación de amargura o dulzura en la boca cuando no están comiendo. Esta es una condición que puede ser el resultado de comer demasiado rápido. Comer demasiado rápido puede obstruir el meridiano de la vesícula biliar o acumular flema y humedad, lo que provoca un cambio de sabor en la boca. El sabor amargo en la boca es posiblemente causado por la obstrucción del meridiano de la vesícula biliar, mientras que el sabor dulce en la boca puede ser una manifestación de flema.

Hipo continuo: Comer demasiado rápido puede provocar fácilmente hipo o hinchazón abdominal, que suele curarse por sí solo. Sin embargo, un paciente siguió teniendo hipo durante varios meses, sin que se detectara ninguna anomalía en los exámenes hospitalarios habituales. Finalmente acudió a Li en busca de ayuda. La doctora golpeó el estómago del paciente y comprobó que no estaba hinchado. Luego le tomó el pulso y descubrió que el meridiano de la vesícula biliar estaba obstruido.

Resultó que este paciente también comía en ayunas con regularidad. Basándose en su diagnóstico, Li hizo una prescripción para desobstruir el meridiano de la vesícula biliar del paciente, junto con la práctica de acupuntura en los puntos de acupuntura de su meridiano de la vesícula biliar. El hipo del paciente se curó pronto.

Comer más despacio ayuda a perder peso y a reducir la circunferencia de la cintura

Comer demasiado rápido traerá muchos problemas, y solo hay una forma de mejorarlo, es decir, comer más despacio.

He aquí algunos consejos que le ayudarán a reducir la velocidad al comer:

– No coma mientras ve la televisión o navega por Internet en su teléfono móvil. Estas distracciones pueden hacer que la gente se olvide de masticar, de cuánto ha comido e incluso de cómo sabe la comida.

– No espere a tener mucha hambre para comer. El hambre suele hacer que uno coma demasiado o demasiado rápido.

– Mastique la comida al menos 10 veces, preferiblemente 15, antes de tragarla.

– Añada a sus comidas algunas frutas y verduras con alto contenido en fibra. El alto contenido en fibra de los alimentos obliga a masticar bien antes de tragar.

– Alternar entre la masticación de alimentos sólidos y el consumo de sopa puede reducir el ritmo de la ingesta.

– Dedique entre 20 y 30 minutos a cada comida para poder disfrutarla adecuadamente.

Puede resultar difícil abandonar los hábitos alimenticios. Sin embargo, pensar en los beneficios inmediatos que puede aportar este sencillo cambio puede ayudarle durante este proceso.

Un estudio publicado por la Universidad de Kyushu, en Japón, descubrió que comer despacio puede prevenir la obesidad. El estudio señalaba que las personas que comían despacio tenían menos probabilidades de ganar peso que las que comían rápido, y que comer despacio se asociaba a un IMC más bajo y a una menor circunferencia de la cintura.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí.


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.