Un hombre de Texas admite haber cometido un complot de dinero por papeletas de voto

Por Steven Kovac
07 de Octubre de 2022 1:33 PM Actualizado: 07 de Octubre de 2022 1:33 PM

La carrera para juez de condado en el segundo mayor condado de Texas se vio sacudida el mes pasado cuando salieron a la luz las acusaciones de recolección fraudulenta de papeletas en el pasado contra la candidata demócrata Deborah Peoples.

Las imágenes de una cámara corporal llevada por un policía de Fort Worth muestran a un hombre diciéndole a un policía que Peoples presuntamente le pagó 200 dólares en efectivo por cada papeleta de voto en ausencia emitida fraudulentamente que pudo entregar en los meses anteriores a las elecciones presidenciales de 2016.

La grabación de la conversación del 3 de enero de 2020 se obtuvo a través de una solicitud de registro público y apareció por primera vez en un artículo de Gateway Pundit a mediados de septiembre. El departamento de policía de Fort Worth confirmó la autenticidad del video a The Epoch Times.

El video muestra una discusión nocturna entre el oficial y un ciclista al que paró por circular en dirección contraria en una vía pública.

Tras identificar al ciclista como Charles Jackson, el oficial se dio cuenta de que conocía a Jackson de un encuentro anterior en las calles de Fort Worth en 2016.

Durante el primer encuentro, Jackson, un indigente, no pudo explicar claramente por qué cargaba 1000 dólares en efectivo.

Jackson dijo que tenía algo que ver con las elecciones.

En ese momento, el oficial le advirtió que manipular las elecciones podría tener graves consecuencias y lo dejó marcharse.

Jackson no hizo caso del consejo del policía, y en algún momento después de su roce con las fuerzas policiales en 2016, fue detenido y acusado de proporcionar información falsa en una solicitud de voto.

En el video de la cámara corporal de 2020, Jackson dijo que, tras su detención, una persona que sabía que estaba estrechamente relacionada con Peoples lo sacó rápidamente de la cárcel.

También dijo que el juez impuso una orden de mordaza a todas las partes del caso.

Jackson se declaró culpable en abril de 2019 a cambio de una sentencia menor.

“Intentan atraparme durante 10 años… No sabía que era tan grave… Resultó que habían estado robando votos”, le dijo al policía en el video.

A pesar de sus antecedentes penales, que le hacían merecedor de hasta 10 años de prisión, Jackson fue condenado a 10 días de cárcel con crédito por los 10 días cumplidos.

La orden de amordazamiento no impidió que Jackson dijera al policía que lo detuvo en 2020 que había sido contratado por Deborah Peoples, entonces presidenta del Partido Demócrata del Condado de Tarrant.

“Ya puedo hablar”, dijo Jackson. “He dejado esto… Deborah me dio dinero en efectivo”.

Jackson dijo que se le proporcionó la información personal de registro de voto de ancianos texanos.

Su trabajo consistía en visitarlos y engañarlos para que firmaran documentos de voto por correo que él falseaba como formularios electorales del condado utilizados para certificar que sus datos personales eran correctos.

A continuación, Jackson votaba por todos los candidatos demócratas que figuraban en las papeletas y las entregaba a cambio de dinero.

Las víctimas no tenían ni idea de lo que estaba ocurriendo. Muchos se sorprendieron cuando solicitaron un voto por correo o se presentaron en las urnas el día de las elecciones y les dijeron que ya habían votado.

En el video, Jackson alega que Peoples le pagó personalmente en efectivo por sus servicios.

Dijo que también fue recompensado con una motocicleta y bonos durante los seis meses que se dedicó a la estafa de recolección de papeletas, una empresa que, según él, le hizo ganar entre 900 y 1200 dólares a la semana.

Peoples no respondió a una solicitud de comentarios de The Epoch Times.

El 26 de septiembre de 2022, el Fort Worth Star-Telegram citó a Peoples diciendo que los republicanos estaban “faltando al respeto a los votantes al apoyarse en información falsa de un medio famoso por difundir mentiras para servir a una agenda extrema”.

En una entrevista telefónica del 4 de octubre con The Epoch Times, Timothy O’Hare, oponente republicano de Peoples, explicó que en el condado de Tarrant, el cargo de juez del condado es similar a un ejecutivo del condado y conlleva una inmensa autoridad administrativa.

“Es como ser el alcalde del condado. Aquí viven más de dos millones de personas. Somos el tercer condado más grande de Texas y el decimoquinto de Estados Unidos”.

Al comentar el video de la cámara corporal, O’Hare dijo que la gente debería verlo y decidir por sí misma qué creer.

“Si Deborah Peoples participó en una operación de votación ilegal, no es apta para ocupar ningún cargo público y debería ser procesada con todo el peso de la ley.

“Si no se ha iniciado ya una investigación sobre las acusaciones a las que se hace referencia en el video, debería iniciarse una inmediatamente”, dijo O’Hare.

La semana pasada, el sheriff del condado de Tarrant, el republicano Bill Waybourn, anunció en un comunicado de prensa que sería “inapropiado” que la oficina del sheriff investigara las acusaciones de fraude electoral dirigidas contra Peoples porque éste ha apoyado a O’Hare como juez del condado.

Hasta el momento de la publicación de este artículo, la Oficina del Fiscal del Condado de Tarrant, la Oficina del Fiscal General de Texas, y los Rangers de Texas no han respondido a las preguntas de The Epoch Times sobre cualquier investigación potencial o en curso de Peoples.

Según el veterano consultor político de Texas Aaron Harris, quien dijo que no trabaja para la campaña de O’Hare, el fraude electoral moderno no es inusual en el Estado de la Estrella Solitaria, especialmente en el condado de Tarrant.

Le dijo a The Epoch Times que desde 2015, el condado ha estado a la vanguardia en exponer la historia de los demócratas en cuanto a la recolección de boletas y el fraude electoral, y que se sintió “sorprendido” cuando el partido hizo que Peoples fuera su candidata a juez del condado.

“No se equivoquen, Deborah Peoples (ha estado durante mucho tiempo) en el centro de la recolección [de boletas] del Condado de Tarrant. Como presidenta demócrata del condado… operaba un servicio de ‘consultoría’ cuya especialidad eran los votos por correo. La recolección era su pan de cada día”, alegó.

Harris también afirmó que, en Texas, los demócratas y los republicanos de las boletas electorales habían estado involucrados en esquemas de recolección de boletas.

“La cosecha de boletas en las elecciones locales tiene que ver más con la estafa que con la ideología”, dijo.

En 2018, cuatro mujeres fueron acusadas por el fiscal general de Texas por presunto fraude electoral en el condado de Tarrant.

El secretario de Estado de Texas anunció en 2019 que un cotejo de las listas de votantes del estado con sus registros del Departamento de Seguridad Pública descubrió que 95,000 no ciudadanos se registraron para votar, y 58,000 de ellos votaron en una o más elecciones de Texas.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.