Un muerto, dos desaparecidos y 1.200 evacuados por lluvias en norte de Chile

Por EFE
01 de Febrero de 2019 Actualizado: 01 de Febrero de 2019

Una persona fallecida, otras dos desaparecidas y más de 1.200 evacuados dejan hasta ahora en el extremo norte de Chile las lluvias del llamado invierno altiplánico, que se siente en esta época del año en la zona andina y que ha inundado extensos terrenos poblados.

Según informaron las autoridades, en Calama, unos 1.560 kilómetros de distancia de Santiago, un hombre murió ahogado al lanzarse a las aguas desbordadas del río Loa para tratar de salvar a una niña que cayó al cauce. El cadáver del hombre fue recuperado más tarde y la menor, de 5 años, permanece desaparecida.

En Arica, fronteriza con Perú y Bolivia, un hombre desapareció cuando la camioneta en la que viajaba fue arrastrada por la corriente del río San José; otros dos hombres que viajaban con él fueron rescatados, dijeron las autoridades de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi).

Las lluvias fueron particularmente copiosas desde este jueves y solo amainaron en la madrugada de este viernes, aunque se espera que continúen durante el fin de semana.

En la región de Arica y Parinacota, según la Onemi, fueron evacuadas durante la madrugada 80 moradores del Campamento Coracero por el desborde de las aguas.

De esos evacuados, 58 se encuentran albergados en una escuela de Arica, donde además, de forma preventiva, fueron evacuadas otras 1.200 personas de la población Nueva Esperanza, a causa del desborde del Río Acha y albergadas también en establecimientos educacionales.

La ruta que conecta a Arica con Bolivia presenta cortes causados por desbordes en varios sectores, y lo mismo ocurre en la vía que conduce al valle de Lluta, según el reporte de la Onemi, que declaró la zona en situación de alerta roja.

“Los caudales del río Acha eran de 30 metros cúbicos por segundo y el río San José de 70 metros cúbicos por segundo, en el límite para ser desbordados y causar daños en la población”, dijo a los periodistas el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, al explicar las evacuaciones preventivas.

Ubilla, que llegó hasta la ciudad de Arica, señaló a los periodistas que la región del norte se encuentra en “una situación preocupante”.

“Estamos preocupados, no solo en la región de Arica y Parinacota, también de Antofagasta. Debemos aprovechar la experiencia de años anteriores, ya que esto se repite en distintas quebradas y en distintas ciudades y debemos actuar con rapidez”, añadió el subsecretario.

Sostuvo que hay mucho daño de camino, socavones y cortes de puentes. “Por esos tenemos que pensar rápidamente en restablecer la conectividad para que la población y los distintos organismos sigan funcionando”, aseveró.

Ubilla junto a las autoridades locales, recorrieron los lugares afectados para coordinar la ayuda a víctimas, evaluar los daños y trabajar en un plan de reparaciones y reconstrucción en las zonas afectada por el desborde de los ríos.

En la región de Antofagasta, permanece aislada la localidad de Toconce, mientras el poblado de Caspana se encuentra dividido en dos por la crecida de un río, mientras que, salvo una, están cortadas las rutas que conducen a los sectores de Cupo, Panire, Ayquina y Ruta del Sifón.

En la región, la provincia de El Loa y la comuna de Antofagasta, así como la ciudad de Calama permanecen bajo la lupa de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi). En ésta última varias poblaciones han resultados inundadas por el agua y el barro.

****************

Descubre a continuación

¡El viaje de un ingeniero de software hacia el éxito y la felicidad!

TE RECOMENDAMOS