Un nuevo brote de virus del PCCh en el noreste de China se extiende a las provincias cercanas

Por Frank Fang
26 de Julio de 2020 5:47 PM Actualizado: 26 de Julio de 2020 5:47 PM

Un nuevo brote del virus del PCCh en la ciudad de Dalian, en el noreste de China, se ha propagado a por lo menos seis ciudades y condados de tres provincias desde que las autoridades confirmaron un grupo de infecciones a principios de la semana.

Sigue siendo difícil calibrar la verdadera escala del brote en las tres provincias —Liaoning, cuya capital es Dalian; Heilongjiang; y Jilin— dado el historial de las autoridades chinas de no informar sobre los casos y ocultar información.

Las autoridades municipales de Dalian informaron en su sitio web de 13 nuevos casos confirmados en Liaoning a última hora del día 25 de julio. Entre estos nuevos casos, 12 eran portadores asintomáticos en Dalian y uno en Tieling, una ciudad situada a unas 260 millas al noreste de Dalian. El régimen chino los cuenta en una categoría diferente, usando otra para los que presentan síntomas.

Pero la rapidez con que las autoridades han promulgado medidas de aislamiento estrictas ha llevado a los habitantes a sospechar que el brote era más grave de lo que se había informado oficialmente.

El gobierno de la ciudad anunció por primera vez un nuevo caso de infección durante el último brote el 23 de julio. Al día siguiente, dijo que 15 nuevos casos asintomáticos fueron diagnosticados a última hora del jueves.

Las autoridades de Dalian también anunciaron que la ciudad, de unos 6.9 millones de habitantes, sería puesta bajo “estado de guerra” para prevenir la propagación del virus del PCCh (Partido Comunista Chino), comúnmente conocido como el nuevo coronavirus.

El Metro de Dalian también exigió que todos los pasajeros se sometieran a tests de detección del virus antes de embarcar en las estaciones de una de sus tres líneas.

A pesar de las duras medidas, el virus se ha propagado fuera de Dalian y ha infectado a personas en otros lugares. El viernes, las autoridades municipales de la ciudad de Anshan, situada a unas 170 millas al noreste de Dalian, informaron de una paciente recién infectada de apellido Gao.

Gao entró en contacto con personas infectadas en Dalian y regresó a Anshan el 17 de julio. El positivo de Gao se confirmó el 24 de julio después de dos test, según el sitio web del gobierno de Anshan.

El domingo, el gobierno municipal de Tieling informó de que una mujer infectada de 55 años de edad de apellido Wang, que trabajaba en una empresa de procesamiento de alimentos en Dalian, había sido aislada para recibir tratamiento en un hospital local.

Wang entró en contacto con un compañero de trabajo infectado y regresó a su casa en Tienling el 21 de julio. Su infección fue confirmada el sábado.

El virus también se ha propagado a la cercana provincia de Jilin, y a la provincia de Heilongjiang, más al norte.

La comisión provincial de salud de Heilongjiang informó el 24 de julio de que dos portadores locales asintomáticos entraron en contacto con personas infectadas en Dalian: un varón de 48 años de edad de apellido Cai, residente en la ciudad de Hegang, Heilongjiang, que salió de Dalian el 18 de julio y regresó a su casa el 21 de julio; y una mujer de 51 años de edad de apellido Ding, que salió de Dalian el 16 de julio y regresó a su casa en la ciudad de Hailun, Heilongjiang, ese mismo día.

Funcionarios locales de Jilin informaron de dos casos de infección local que se remontan al brote de Dalian. Un hombre infectado de apellido Zhong regresó recientemente a su casa en Yitong, un condado de la provincia occidental de Jilin, desde Dalian.

Por otro lado, una mujer no identificada que trabajaba en la empresa de mariscos Kaiyang, con sede en Dalian, regresó a su casa en Changchun, la capital de Jilin, el 19 de julio. Dio positivo en el test del virus el viernes.

El gobierno de la ciudad de Dalian ha afirmado que la compañía de mariscos fue la fuente del último brote, diciendo que el virus se encontró en el envase de los mariscos congelados en la cámara frigorífica. No hay evidencia de que el virus del PCCh se pueda propagar a través de alimentos contaminados.

Varios habitantes de Dalian explicaron recientemente a la edición en chino de Epoch Times algunas de las nuevas restricciones que se encuentran vigentes desde que se anunció el brote.

El personal del Hospital No. 2 de Dalian dijo que los pacientes que lleguen solo podrán ser hospitalizados si han dado negativo en el test del virus.

El dueño de un restaurante en Dalian dijo que muchas tiendas cerca de la bahía de Dalian, donde está la compañía de mariscos, han cerrado y no sabía cuándo podría reabrir su negocio.

Jiang Wen (seudónimo), que dirige un hotel cerca del Estadio del Centro Deportivo de Dalian, dijo que varios centros locales de cuarentena —aquellos donde se aísla y observa a los contactos cercanos de los pacientes confirmados— se han llenado completamente.

El estadio es una de las sedes de la recientemente inaugurada liga de fútbol china (CSL), que reinició su temporada el 25 de julio. Los partidos de la CSL se juegan actualmente a puerta cerrada sin público.

Jiang dijo que uno de los hoteles locales que alojan a los jugadores de la CSL estaba restringiendo la entrada o salida del personal durante el mes previo a los partidos, para asegurar que las instalaciones no se contaminaran con el virus antes de que los jugadores se mudaran.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer

Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

REPRESALIA: CHINA ORDENÓ EL CIERRE DEL CONSULADO DE EE.UU. EN CHENGDU | La Gran Época

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.