Un oscuro capítulo de la historia moderna: El día en que 36 occidentales fueron arrestados en China

Por The Epoch Times
07 de Diciembre de 2020
Actualizado: 30 de Enero de 2021

Treinta y seis occidentales de 12 países aparecieron silenciosamente en la Plaza Tiananmen —el corazón simbólico de China— con un simple mensaje que conmocionó a todos los que estaban en la plaza el fatídico 20 de noviembre de 2001. Su protesta sin precedentes llegó rápidamente a los titulares internacionales.

Después de las fotos de grupo, la mayoría de los 36 occidentales de Europa, Australia y América del Norte se sentaron a meditar. Sorprendentemente, esta valiente acción asombró a muchos espectadores chinos ese día, y fue el único crimen que llevó a su arresto.

Desplegaron un estandarte dorado que decía “Verdad, Benevolencia, Tolerancia”, ante el telón de fondo de un eslogan comunista que irónicamente decía “Viva la gran unidad de los pueblos del mundo”.

(El viaje a Tiananmen)

Veinte segundos después, la policía llegó en camionetas, tocando sus bocinas como locos. A continuación, las camionetas de la policía rodearon a los 36 occidentales. La policía empezó a soplar sus silbatos por toda la plaza, alejando a los turistas y agarrando las cámaras de cualquiera que sorprendieran sosteniendo una.

Mientras la policía intentaba apresuradamente derribar su enorme pancarta, el practicante canadiense de Falun Dafa Zenon Dolnyckyj desplegó una pancarta más pequeña atada a su pierna, que decía: “Falun Dafa es bueno”.

“¡Estados Unidos , el mundo sabe, que Falun Dafa es bueno!” Dolnyckyj gritaba en chino mientras corría por la plaza, mostrando la bandera visiblemente.

(Captura de pantalla/El viaje a Tiananmen)

Falun Dafa, también llamado Falun Gong, es una práctica de cultivación de auto-cultivación de mente y cuerpo que se basa en los valores de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

En 1999, había aproximadamente de 70 a 100 millones de practicantes de Falun Dafa solo en China, según una encuesta estatal. A pesar de los elogiados beneficios para la salud física y mental de la práctica, el 20 de julio de 1999 el Partido Comunista Chino (PCCh) inició una brutal campaña de persecución para erradicar la práctica pacífica.

Practicantes de Falun Dafa haciendo ejercicios de grupo en China antes que comenzara la campaña de persecución en julio de 1999. (Centro de Información de Falun Dafa)
Practicantes de Falun Dafa hacen meditación antes de una reun ión pública que pide el fin de la persecución a Falun Dafa en China, en el Capitolio de Washington, el 20 de junio de 2018. (Samira Bouaou/The Epoch Times)

Tres policías arrojaron a Dolnyckyj al suelo y un hombre musculoso le dio un puñetazo en la cara, fracturándole la nariz. Otro joven de Suecia yacía en el suelo inconsciente después de ser golpeado.

“Una joven de Francia fue agarrada por la garganta y asfixiada”, según Dolnyckyj. Y un hombre de Australia recibió más golpes que él, lo que resultó en la fractura de su mano.

Uno por uno, estos manifestantes pacíficos fueron arrastrados y obligados a subir a furgonetas de la policía.

En una época en que el mundo entero se alimentaba de mentiras inventadas sobre Falun Dafa por la enorme maquinaria de propaganda del Partido Comunista Chino, ¿por qué estos practicantes occidentales se reunieron en la Plaza Tiananmen a pesar de saber el peligro que se avecinaba?

Esto es lo que tienen que decir:

Zenon Dolnyckyj, entrenador de fitness, Canadá

Zenon Dolnyckyj. (Captura de pantalla / El viaje a Tiananmen)

Dolnyckyj dijo: “Sé que Falun Dafa es bueno porque he practicado durante tres años y medio. Gracias a la práctica de Falun Dafa pude superar la bebida, el tabaco, las drogas y muchos otros malos hábitos que solo ayudaban a contaminar mi corazón, mente y cuerpo”.

“Con el más profundo respeto vine a su país para defender la verdad por ustedes. Por favor, no crean en las mentiras [del régimen chino]”, añadió Dolnyckyj.

Lea su declaración completa aquí.

Helene Tong, directora de ventas de la revista Taste of Life, Francia

Helen Tong. (Captura de pantalla / El viaje a Tiananmen)

Tong razonó que fue a China para responder a la campaña de difamación extrema del régimen chino contra la práctica espiritual, que ha convencido a los chinos a través de la desinformación de que “nadie fuera de China practica Falun Dafa”.

“Se trata más bien de los ciudadanos chinos, que han sido engañados por el régimen chino para que piensen que somos una secta, y eso es muy injusto. Realmente quiero hablar con ellos, que vean, miren, somos blancos, somos de tantos países y practicamos Falun Dafa, ¿lo saben?”, dijo Tong.

Lilian Staf, diseñadora gráfica, Suecia

Lilian Staf. (Captura de pantalla / El viaje a Tiananmen)

Staf dijo: “Desde que comenzó la persecución, más de 50,000 practicantes han sido detenidos arbitrariamente y más de 10.000 han sido enviados a campos de trabajo forzado sin un juicio. En los campos de trabajo, la violación y la tortura se usan de manera desenfrenada para tratar de forzar a los practicantes a dejar de practicar Falun Dafa. Como resultado, muchos practicantes de Falun Dafa ya han muerto.

“Solo a través de la sensibilización de las atrocidades podemos detenerlos”.

Lea la declaración completa de Staf aquí.

Kay Rubacek, artista, Australia

(Captura de pantalla / El viaje a Tiananmen)

“He tenido muchos beneficios en la salud, muchos beneficios espirituales, mejoras en mis relaciones con mi familia y amigos”, declara Rubacek.

La artista australiana también mencionó que si alguien tratara de forzarla a dejar de practicar Falun Dafa, como lo que está sucediendo en la China actual, ella no lo haría en lo absoluto.

“Así que podía entender por qué los practicantes en China tampoco lo harían, y por qué irían y apelarían, e incluso arriesgarían sus vidas”.

Monika Weiss, editora de cine retirada, Alemania

Monika Weiss. (Captura de pantalla / El viaje a Tiananmen)

“Trabajé como editora de cine durante muchos años. Y muy a menudo, tuve entrevistas con gente judía, y ellos hablaban sobre el régimen nazi”, dijo Weiss.

“Entendí profundamente cuánta manipulación sale de [los] medios, y cómo el gobierno chino está limitando a su propia gente”.

¿Qué les sucedió después del arresto?

Los pusieron en una pequeña celda en la estación de policía de la Plaza de Tiananmen. Allí, se encontraron cara a cara con el lado oscuro de China —uno que se esconde de los inversionistas y turistas extranjeros.

“Empecé a mirar alrededor de las paredes de la celda. Pude ver marcas que parecían como si los dedos de alguien hubieran pasado sus manos abajo, y había algún tipo de manchas sucias y sangrientas ahí”, dijo Kate Vereshaka, de Australia, en el documental El viaje a Tiananmen.

(Captura de pantalla / El viaje a Tiananmen)

Un practicante de Falun Dafa de Israel, Leeshai Lemish, fue golpeado por la policía en una pequeña habitación.

La policía los llevó después a un hotel, donde les dieron comida y agua para filmarlos mientras eran “tratados humanamente”.

“Parecía un hotel, pero en realidad era una instalación de seguridad pública. Es todo, ya sabe —espejos de dos direcciones y habitaciones, y lleno de policías”— recordó Adam Leining, un empresario de Estados Unidos.

La policía intentó obligarlos a firmar una declaración escrita totalmente en chino. Ellos se negaron a firmar, por lo que algunos de ellos fueron golpeados violentamente en la cara y pisoteados en el estómago.

Temiendo que el arresto llamara la atención mundial sobre esta persecución ilegal, las autoridades chinas finalmente liberaron al grupo después de mantenerlos detenidos de 24 a 28 horas.

Dieciséis años después, se realizó un documental titulado “El viaje a Tiyoutananmen” sobre esta destacada historia.

Sin embargo, ese no es el caso de los practicantes de Falun Daga en China que no tienen pasaportes extranjeros.

Según el Centro de Información de Falun Dafa, se estima que más de 300 practicantes chinos fueron torturados hasta morir a manos del régimen en noviembre de 2001. En diciembre de 2020, se ha confirmado que por lo menos 4363 practicantes han muerto en la persecución (lista de nombres).

Además, según un reporte de 2016, se cree que decenas de miles de practicantes han sido asesinados para extraerles sus órganos para alimentar la lucrativa industria de los trasplantes de China.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí.

Le presentamos

Una introducción a Falun Dafa

A través de sus principios Verdad, Benevolencia y Tolerancia, es posible mejorarse como persona y elevarse continuamente dentro del ambiente de la sociedad. Más información http://es.falundafa.org

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS