Un SOS a la didáctica respecto al calentamiento global

28 de Octubre de 2015 Actualizado: 28 de Octubre de 2015

Especialistas de Argentina y Colombia destacaron lo esencial de aprender a tomar no sólo una postura crítica, sino activa referente a instruir a los estudiantes sobre el comportamiento frente al calentamiento global, para que no se quede en meros discursos  y se reaccione concretamente desde las instituciones educativas frente a esta problemática.

Son muchos los desastres naturales vinculados al calentamiento global, el tsunami en el continente asiático en el año 2005, los huracanes Katrina, Rita y Wilma que azotaron a los estados sureños de EEUU,  los veranos excesivamente calientes en este país y al sur de Europa, y las inundaciones registradas en América central, algunas islas de Gran Bretaña, Banglad Desh, Indonesia, Mozambique y muchos otros países. Según la página cambio climático.org, “estamos en un momento crítico de la historia de la Tierra, los últimos diez años han sido los más calurosos de los que se llevan registros y los científicos anuncian que en el futuro serán aún más calientes”.

Ante este marco, instituciones estatales y educativas dictan clases de educación ambiental para concientizar a las nuevas generaciones. El profesor Cesar Augusto Velásquez Ruíz,  del grupo de investigación  de la Universidad Nacional de Colombia en Medellín, indicó que “es tanto o más importante que educar a los niños,  sensibilizar a los adultos que ostentan el poder y hacen las leyes alrededor del mundo.” Agregó que es un hecho que entre un 40% y 50% del calentamiento de la atmósfera se debe a los daños antrópicos (causados por el hombre) y las consecuencias de los gases de efecto invernadero en la naturaleza, informó  la Universidad Nacional de Colombia.

Andrea Bibiana Taborda, especialista en Investigación Educativa, señala en el portal educativo del Ministerio de  Educación argentino Educar, que “desde los primeros años escolares es necesario educar a nuestros niños acerca de la importancia del cuidado del medio ambiente. Aprovechar desde la escuela la capacidad de asombro y de descubrimiento frente a la naturaleza que ellos poseen. Hacer intervenir a la familia y a otros agentes de su entorno para fomentar conductas acordes, dejando de lado el desinterés general que se puede ver actualmente de algunos actores sociales”.

Asimismo agregó que es oportuno “aprovechar estos temas, que son contenidos de la enseñanza escolar pero con un fin, que no sea solo el de la información, que se supere ese límite, que llegue hasta la formación de un ciudadano consciente e involucrado en esta situación”.

El Ingeniero Juan Santos Cuevas,  docente universitario de Colombia,  se refirió a la producción de residuos contaminantes, entre ellos gases y partículas pesadas. “Los compuestos y partículas más contaminantes  en mi experiencia son el dióxido de carbono, el monóxido de carbono, gases de azufre y partículas de los residuos sólidos por presiones en los redactores siderúrgicos”.  Agregó que  también existen muchos contaminantes que se usan en las aguas, en procesos de enfriamiento y refrigeración de los equipos. Hay  productos terminados que intoxican las plantas y además pueden llegar a matar animales.Esto implica realizar procesos de descontaminación para reutilizar las aguas, que de hecho todas las compañías dedicadas a la producción de acero las poseen.

Mónica Piragauta Peña, bióloga de la Universidad pedagógica y tecnológica, docente de un colegio público en la ciudad de Duitama, en Colombia, respondió en entrevista a La Gran Época que para abordar el tema del calentamiento global es necesario concientizar a los estudiantes con respecto a las actitudes y acciones diarias necesarias  para conservar nuestro planeta, explicándoles que el planeta Tierra es un gigante ser vivo que sufre con nuestras acciones dañinas o negligentes. En segundo lugar hablarles sobre el problema del calentamiento global en varios aspectos, como en qué consiste, analizar  sus consecuencias, mostrarles e informales las realidades del calentamiento global en otros países.

También dijo que “hay que realizar prácticas diarias que minimicen los efectos sobre el ambiente, enseñarles a ver y calcular el reflejo del problema en sus vidas. Orientarlos a comprometerse  a través de las rutinas diarias de actividades que ayuden a reducir los efectos. Encaminarlos a tomar conciencia del problema que afecta a la humanidad y a todos los seres vivos”. Agregó que “es importante realizar una auditoría ambiental para el estilo de vida tanto en familia como en comunidad, encaminando acciones donde se planifique, se aplique y se evalué una campaña de sensibilización. Hacer un reconocimiento real de los diferentes ecosistemas del entorno inmediato y muy importante emplear algunos recursos didácticos como videos documentales que inviten a educar en la cultura ambiental”.

Del mismo modo comentó que es evidente e influyente la falta de valores: “si tan sólo tuviéramos bien enmarcado y reflejado un valor que es el de la vida nos llevaría a ser consecuentes con nuestros actos ya que un valor encierra muchas actitudes.  Esto implica el cuidado de la salud, el respeto,  el optimismo, el dinamismo y la entrega. Y si le sumamos actitudes como la bondad, sólo con estos dos valores bien fundamentados,   si los tomara toda la humanidad,  todo sería diferente y no tendríamos problemas ambientales”.

Según Cristian Frers, bachiller en ciencias biológicas de la Escuela Normal Mariano Acosta y Técnico superior en gestión ambiental del Instituto terciario de ciencias empresariales de Argentina, para generar educación ambiental en la escuela se debe concientizar a los niños y jóvenes en la importancia del uso racional y la conservación de los recursos.

“Lo importante es buscar que el maestro cumpla sus intenciones educativas a través de lo que el niño construya como conocimiento y que realmente se obtengan hechos educativos transformadores de actitudes y conductas con fines útiles en la vida diaria, como en este caso en que los niños se dan cuenta de un problema de su propia realidad” , agregó.

Además publicó en la web que “La educación ambiental se plantea como objetivo lograr una población ambientalmente informada, preparada para desarrollar actitudes y habilidades prácticas que mejoren la calidad de vida”. Frers dijo también que “a nivel formal la educación ambiental actúa principalmente en instituciones educativas y gubernamentales, actuando como eje transversal para que los egresados y funcionarios de dichas instituciones, aprendan a vincular sus funciones con la conservación y protección del ambiente.

A nivel informal, la educación ambiental tiene más radio de acción y puede ser más poderosa. Desde la comunidad organizada, Ong’s y conservacionistas, hasta los medios de comunicación, todos ellos representan una gama rica de oportunidades para impartir educación ambiental y así poder llegar a miles de personas y propiciar y conseguir un cambio de actitud favorable hacia la conservación de los recursos naturales”.

El centro de prensa de la OMS Organización Mundial de la Salud, publicó en su página web, que “el cambio climático influye en los determinantes sociales y medioambientales de la salud, a saber, un aire limpio, agua potable, alimentos suficientes y una vivienda segura”. En los últimos cien años el mundo se ha calentado aproximadamente 0,75 ºC. Durante los últimos 25 años el proceso se ha acelerado, y ahora se cifra en 0,18 ºC por década”.

El protocolo empleado para estabilizar las emisiones de gases de efecto invernadero sobre el cambio climático es el protocolo de Kioto y es considerado como un paso importante hacia un régimen verdaderamente mundial de reducción y estabilización de las emisiones de GEI, según indicaciones del grupo intergubernamental de expertos sobre el cambio climático (IPCC).

Amanecerá y sabremos qué tan contundente fue la didáctica de crear conciencia medioambiental desde las aulas y cuánto compromiso existe en las presentes y futuras generaciones.

Encuentre también en LA GRAN ÉPOCA información sin censura sobre China

Le recomendamos: China sin censura: la contaminación en China ha alcanzado niveles apocalípticos

TE RECOMENDAMOS