Un tercer condado en Virginia aprueba resolución para condenar los abusos de trasplantes de órganos en China

Por Eva Fu
18 de Febrero de 2021
Actualizado: 18 de Febrero de 2021

Otro condado de Virginia adoptó una resolución para frenar el turismo de trasplantes de órganos a China, convirtiéndolo en el tercero desde enero en tomar una postura contra las prácticas de sustracción forzada de órganos en Beijing.

“Es una farsa y completamente inaceptable”, dijo Yesli Vega, supervisora ​​del distrito de Coles en el condado de Prince William, quien inició el proyecto de ley.

Las acusaciones de que el régimen chino ha estado matando en masa a presos de conciencia y sustrayendo sus órganos para trasplantes surgieron por primera vez en 2006, cuando los denunciantes se contactaron con The Epoch Times para exponer el problema.

Desde entonces ha llamado la atención internacional, y un tribunal popular con sede en Londres en 2019 concluyó que tales prácticas se han “cometido durante años en toda China a una escala significativa”. Los practicantes encarcelados de Falun Gong, una práctica espiritual que ha sido objeto de una persecución brutal durante las últimas dos décadas, siguieron siendo las principales víctimas del abuso, concluyó el tribunal, calificando las acciones como “indicativas del crimen de genocidio”.

“Necesitamos tomar acción. Tiene que haber consecuencias por lo que está sucediendo”, dijo Vega en una entrevista con The Epoch Times. “Esto es claramente una violación de la ley. Y es un acto inhumano que está sucediendo y debe detenerse”.

Aprobada el 16 de febrero, la resolución tiene como objetivo educar a sus más de 460,000 residentes sobre los riesgos de viajar a China para recibir trasplantes de órganos para que no se conviertan en cómplices involuntarios del acto ilícito. Esto se produjo luego de que alrededor de 100 ciudadanos locales resaltaron el problema en una petición a la junta de supervisores del condado, según el proyecto de ley.

La atrocidad, dijo Vega, exige que todos alcen la voz y hagan que el régimen chino rinda cuentas. “No podemos hacer la vista gorda o fingir que no podemos escuchar lo que está sucediendo”, dijo.

Falun Gong consta de enseñanzas morales basadas en tres principios básicos, verdad, benevolencia, y tolerancia, junto con cinco series de ejercicios suaves. Se estimaba que habían entre 70 a 100 millones de practicantes a fines de la década de 1990 antes de que el régimen comunista lanzara una campaña en 1999 para erradicar la práctica.

La residente local Linh Pham, una practicante de Falun Gong, aplaudió la acción durante su discurso en la reunión de la junta del 16 de febrero. Ella dijo que la resolución era necesaria para detener más abusos contra los derechos humanos, dada la limitada cobertura de los medios sobre el tema.

Varios sobrevivientes de la persecución contra Falun Gong que se establecieron en Virginia han relatado historias de tortura y de haber sido sometidos a procedimientos médicos para la compatibilidad de órganos mientras estaban en prisión (análisis de sangre, radiografías y ecografías), lo cual indica que ellos estaban siendo tratados como posibles donantes de órganos, dijo Pham.

“La sustracción de órganos hacia practicantes de Falun Gong ha sentado un precedente en China. Si no se cuestiona, el PCCh bien podría usarlo para reprimir y perseguir a otros grupos, lo cual costará aún más vidas inocentes”, dijo.

Jim Giragosian, un practicante de Falun Gong, habla en una reunión de la Junta de Supervisores del Condado de Prince William en Woodbridge, Virginia, el 16 de febrero de 2021. (Sherry Dong/The Epoch Times)

Jim Giragosian, quien vive en el lado oeste del condado y es también practicante de Falun Gong, dijo que el régimen chino se ha “salido con la suya con violaciones inconcebibles de los derechos humanos” a través de amplias operaciones de influencia dirigidas a todas las facetas de la sociedad estadounidense.

El Partido Comunista de China “está apuntando a los miembros más vulnerables de nuestras comunidades, los enfermos terminales, diciéndoles que si vienen a China, no tienen que esperar meses o años para un trasplante de órganos”, dijo. “Simplemente no nos dicen de dónde vienen los órganos”.

Giragosian agregó que los estadounidenses “han visto pedidos sin precedentes por justicia para todas las personas” en todo el país y en todo el mundo. En un espíritu de inclusión, la resolución está un paso más cerca de “ayudar a llevar justicia a todas las personas, incluidos a los practicantes de Falun Gong en China”, dijo.

Varios residentes del condado presentes en la sesión también expresaron su apoyo a la acción de la junta.

“Sustraer órganos y hacer cosas como esas son una gran maldad, y tenemos que aplastar ese mal”, dijo Barbara Dodge, quien tuvo años de experiencia trabajando en la Cruz Roja Americana.

George Dodge, coronel retirado del ejército estadounidense, en el edificio del gobierno del condado de Prince William en Woodbridge, Virginia, el 16 de febrero de 2021. (Sherry Dong/The Epoch Times)

Su esposo, el coronel retirado del ejército estadounidense George Dodge, dijo que había oído hablar de la persecución a Falun Gong durante años. Él describió la sustracción forzada de órganos de los practicantes de Falun Gong como “muy trágica”.

“Ellos realmente no son una amenaza para el gobierno chino”, dijo en una entrevista. “Son un pueblo pacífico. No están haciendo nada que amenace al gobierno, el gobierno debería dejarlos en paz”.

Siga a Eva en Twitter: @EvaSailEast


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS