Una abogada y una sobreviviente del Holocausto detienen proyecto de pasaportes de vacunas en condado de Orange

'Así es exactamente como Hitler comenzó a cazar a mi gente': Sobreviviente del holocausto
Por Enrico Trigoso
23 de Enero de 2022 9:46 PM Actualizado: 28 de Enero de 2022 9:20 AM

California y Nueva York fueron las primeras áreas del país en dar pasos hacia pasaportes de vacunas el año pasado. La ciudad de Nueva York lo implementó, pero el condado de Orange no, gracias a los esfuerzos de la abogada de derechos humanos, Leigh Dundas, y la sobreviviente del holocausto, Vera Sharav.

Dundas está liderando algunos de los esfuerzos más notables de la nación para contrarrestar las órdenes de vacunación, que muchos consideran inconstitucionales y una invasión a las libertades civiles. Desempeñó un papel clave en la prevención de lo que ella considera una corriente tipo nazi de “muestra tus papeles”.

Es la principal organizadora del Nationwide Walkout, así como la principal autora y firmante de una carta dirigida a la FAA en la que se pide que se marque médicamente a todos los pilotos vacunados, ya que, según la carta, la agencia federal está violando sus propias normas relativas a volar después de tomar una nueva medicación.

A los 17 años, Dundas asistió a la Facultad de Derecho de Yale y, a los 20 años, comenzó a litigar para empresas Fortune 500.

Su primer golpe contra el despliegue de la vacunación forzosa se produjo a principios de este año, cuando se estaba probando la idea de los pasaportes de vacunación en el condado de Orange, California.

Leigh Dundas (Cortesía de Nationwide Walkout)

Los abuelos de Dundas, por parte de su madre, huyeron de Europa del Este a principios del siglo pasado para escapar de los escuadrones de la muerte del terror rojo del comunismo.

Algunos de sus familiares y amigos no lograron escapar, y 20 años después tuvo que enfrentarse al Holocausto romaní y a Hitler.

“En mi familia, tenemos un legado muy fuerte de cómo son las tomas de posesión comunistas y los derrocamientos tiránicos del gobierno”, dijo Dundas a The Epoch Times.

Ella cree que la razón por la que el Condado de Orange fue un objetivo es porque es uno de los condados más conservadores de California.

“Apuntaron al condado de Orange, un bastión de valores conservadores, sabiendo muy bien que, si podían hacer que un condado que tiene la estatua de John Wayne en nuestro aeropuerto aceptara la noción de pasaportes de vacunas digitales, podrían impulsarlo en cualquier lugar”, dijo Dundas. “Entonces entendimos de inmediato, necesitábamos mantener la línea aquí”.

Se celebró una reunión con la Junta de Supervisores del Condado de Orange, de mayoría conservadora, en la que Dundas y otros que estaban en contra de la idea se hicieron oír, comparando los pasaportes de vacunación con los pasaportes que tenían que usar los judíos para identificarse durante la Alemania nazi.

Katrina Foley, la única supervisora que se mantuvo firme a favor del pasaporte, afirmó que la mayoría de la gente lo apoya y que los manifestantes son solo unas pocas personas que “no creen en la vacunación en primer lugar. También son personas que en el último año negaron que existe el COVID, negaron la pandemia, marcharon en nuestro Capitolio de Estados Unidos, participaron en la insurrección”, dijo a ABC.

“Nunca ha sido obligatorio. Eso es falso. Esa es información engañosa. Esa es la campaña de desinformación con la que han estado tratando de asustar a la gente”, agregó Foley.

Dundas refutó a Foley durante una reunión posterior de la junta, argumentando que el 40 por ciento de las personas mayores no tienen teléfonos inteligentes, que eran una parte intrínseca del pasaporte de vacunas.

“Para ser una persona de tendencia liberal, francamente no lo entiendo”, dijo Dundas, “cuando se mira la demografía, es en gran parte caucásica, la gente más joven tiene teléfonos inteligentes, pero las poblaciones que tienen menos teléfonos inteligentes, o menos acceso a los teléfonos inteligentes, son las poblaciones inmigrantes, las poblaciones minoritarias y las personas mayores”.

“Como liberales cuya plataforma se basa en proteger al pequeño y proteger a las clases vulnerables… están discriminando más a esas clases en este momento con su pasaporte digital obligatorio de vacunas”.

Sin embargo, ninguno de estos argumentos influyó en absoluto en los tomadores de decisiones.

Dundas ha representado a entidades que tenían juntas en el pasado y cree que tiene una buena idea de lo que los lleva a considerar un camino diferente. Estaba convencida en este punto de que había algún otro sesgo oculto, tal vez monetario.

“No sé lo que es, pero todo lo que sé es que cuando no están en absoluto dispuestos a reconsiderar una mala decisión, hay algo nefasto en marcha, y no es visible para aquellos a los que sirven”, dijo Dundas.

Luego, varias personas del condado comenzaron a investigar y descubrieron que el condado había hecho un contrato secreto con una empresa de relaciones públicas de vacunas antes de que la empresa fuera contratada públicamente. Dicho contrato supuestamente incluía USD 500,000 en divulgación de vacunas.

La Junta de Supervisores del Condado de Orange de California respondió a una solicitud de comentarios y declaró: “En marzo de 2020, la Junta de Supervisores del Condado de Orange permitió que la oficina del director ejecutivo ejecutara contratos como este”.

‘El principio del fin’

Dundas señaló, además: “Esto era el principio del fin, era el principio de que el gran superestado tecnológico pudiera identificarnos allá donde fuéramos. No me pueden decir que incluso los demócratas de nuestro condado, que están a favor de las vacunas, quieren tener que mostrar un pasaporte de vacunas que deja un rastro digital de migas de pan cada vez que salen de su casa”.

“Nadie, independientemente de si es republicano o demócrata o si se ha retirado por completo de la estructura política, nadie quiere ser rastreado de esa manera”.

“¿Por qué estamos resucitando los pecados de antaño? Este es Gran Hermano conoce a Rosa Parks”. Al menos 19 agencias del gobierno federal han implementado o están considerando implementar un sistema para rastrear las solicitudes de exención religiosa para las vacunas obligatorias, según una revisión de los avisos del Registro Federal realizada por The Epoch Times.

Los opositores de Dundas se burlaron de la comparación del pasaporte de vacunas con el gueto de Varsovia, y en ese momento, cuando la junta procedió a ignorarla, se dio cuenta de que no era la mejor portavoz para este argumento. Luego se puso en contacto con la sobreviviente del holocausto, Vera Sharav.

Cuando Sharav se puso al día sobre la agenda del pasaporte de vacunas, le dijo a Dundas: “Vaya, es un plan nazi. Así es exactamente como Hitler empezó a cazar a mi gente”.

Sharav luego se grabó expresando su preocupación por el pasaporte de la vacuna y dio sus declaraciones incondicionalmente a Dundas para producir un anuncio en el que da a conocer como los nazis implantaban pasaportes a los judíos.

“Soy una niña superviviente del holocausto. Una de las acciones discriminatorias contra los judíos fueron los pasaportes especiales para identificarnos, discriminarnos y perseguirnos”, dice Sharav en el anuncio. “Me estremece pensar que, en lugares como el condado de Orange, en California, se estén planteando pasaportes digitales especiales para vacunas. Si se promulgan, esos pasaportes crearán una sociedad de dos niveles y negarán a los ciudadanos la igualdad de acceso”.

Dundas y su esposo calcularon el precio de anunciar el vídeo grabado por Sharav cada hora durante el horario de máxima audiencia en CNN, MSNBC y Fox desde aproximadamente las 5 p.m. hasta la medianoche durante una semana seguida, lo que fue alrededor de un cuarto de millón de dólares.

Luego trabajaron duro para recaudar ese dinero y pagaron los anuncios. Pero la noche antes de que salieran al aire, las redes aparentemente cambiaron de opinión.

Decidieron intentar echarse atrás, pero nuestra gente se mantuvo firme y conseguimos que los anuncios se emitieran”, dijo Dundas, “pagamos un buen dinero para que esos anuncios se emitieran”.

“Y durante una semana seguida, cuando nuestra Junta de Supervisores llegaba a casa al final del día para poner los pies en alto y encender sus televisores, pudieron ver a una sobreviviente del Holocausto, explicando en sus propias palabras, cómo su programa de pasaportes digitales para vacunas del Condado de Orange era exactamente lo mismo que la Alemania nazi había hecho para cazar a su pueblo durante la Segunda Guerra Mundial, y que fue el comienzo del Gueto de Varsovia esencialmente”.

“Y durante los últimos tres días de ese anuncio, escribí en la parte inferior del anuncio: Si se encuentra a poca distancia en automóvil de la reunión de la junta de supervisores, preséntese el próximo martes por la mañana. Entonces, en la reunión final de la junta, asistieron más de 2000 personas”.

Más de 700 personas se registraron para hablar en respuesta al punto de la agenda del pasaporte y aún más se inscribieron para recibir comentarios del público en general.

“Después de que [la junta de supervisores] escuchó hablar a persona tras persona, estábamos cantando afuera, teníamos megáfonos, teníamos letreros, sabían que habían terminado”.

Posteriormente, cuatro de los cinco miembros de la junta votaron a favor de pausar el pasaporte de vacunas con registro digital/código QR, siendo Foley la única persona que se mostró a favor.

“Seguimos siendo una república constitucional y nuestro gobierno es del pueblo por el pueblo para el pueblo. Y tenemos derecho, hasta el día de hoy, aunque se ha infringido, a diferencia de Australia, a viajar libremente, hablar libremente, reunirnos libremente y hacer que nuestras voces se escuchen”.

“Y mientras sigamos haciendo eso, los planes tiránicos que se están desarrollando a trompicones en todo el país no tendrán éxito”.

“La gente culpa a Hitler todo el tiempo por el ascenso del fascismo y el Tercer Reich nazi. El Tercer Reich no fue el resultado de la Alemania nazi, y la razón por la que los judíos fueron calcinados vivos en hornos nunca fue el resultado de Hitler. Hitler era una persona soltera con un mal plan y no era un ángel, no me malinterpreten. Pero al final del día, si los alemanes se hubieran levantado y dicho: ‘No hornearemos a nuestros vecinos, vete al diablo, Hitler, no vamos a hacer esto’. Nunca habría echado raíces. Creo que la razón por la que nos enfrentamos a un segundo holocausto en nuestra vida en este momento es porque no aprendimos la lección por completo la primera vez”.

Una encuesta reciente mostró un gran apoyo entre los demócratas a la detención de personas no vacunadas.

Alice Giordano contribuyó a este artículo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.