Una causa sorprendente de la endometriosis

Por George Citroner
03 de Julio de 2023 4:47 PM Actualizado: 03 de Julio de 2023 4:47 PM

La endometriosis, una condición debilitante que afecta la fertilidad en muchas mujeres, no tiene cura ni forma de prevenirla. Sin embargo, un nuevo estudio de Japón ofrece esperanza al descubrir un posible vínculo entre la endometriosis y un tipo específico de bacteria.

Este hallazgo implica que el tratamiento antibiótico dirigido podría ser clave para curar esta dolencia crónica.

La endometriosis afecta aproximadamente al 11 por ciento de las mujeres en los Estados Unidos entre las edades de 15 y 44 años, y según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 10 por ciento a nivel mundial. Puede provocar dolor intenso a medida que se produce un crecimiento anormal de tejido fuera del útero, lo que afecta órganos como los ovarios y las trompas de Falopio.

Hasta ahora, los tratamientos disponibles se han centrado en el control de los síntomas con medicamentos como los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) y analgésicos como el paracetamol, que lamentablemente conllevan sus propios riesgos para la salud, incluida la irónica posibilidad de infertilidad.

Una bacteria se relaciona con la endometriosis

Al analizar a 76 mujeres sanas y 79 mujeres con endometriosis, los investigadores encontraron que el 64 por ciento de las que tenían endometriosis tenían Fusobacterium en el revestimiento del útero, mientras que solo el 7 por ciento de las mujeres sanas lo tenían. El Fusobacterium es un tipo de bacteria natural que suele encontrarse en la boca, el intestino y la región vaginal.

Esta bacteria también se ha asociado con el cáncer colorrectal y afecciones inflamatorias como la periodontitis o la enfermedad de las encías.

Los investigadores creen que Fusobacterium es responsable de los cambios físicos observados en la enfermedad. Para confirmar sus hallazgos, infectaron ratones hembra con Fusobacterium y los trataron con antibióticos, específicamente metronidazol y cloranfenicol. Observaron que el tratamiento redujo el tamaño y la frecuencia de las lesiones comúnmente asociadas con la endometriosis.

Según el estudio, Fusobacterium es un factor crítico para estimular el crecimiento y la agregación de células del tejido conectivo llamadas fibroblastos, que contribuyen a la formación de lesiones en la endometriosis.

Por lo tanto, el estudio sugiere que, si se ataca y elimina el Fusobacterium mediante un tratamiento antibiótico, es posible interrumpir los procesos que conducen a la progresión y los síntomas de la endometriosis, según Yutaka Kondo, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nagoya, y el autor principal del estudio. “Nuestros datos proporcionan una base sólida y novedosa para utilizar a Fusobacterium como tratamiento antibiótico no hormonal de la endometriosis”, afirmó en un comunicado de prensa.

Kondo subrayó que eliminar esta bacteria con antibióticos podría ser un enfoque práctico cuando se utiliza en mujeres que dan positivo en la prueba de la infección, “y dichas mujeres podrían identificarse fácilmente mediante un hisopo vaginal o un hisopo uterino”.

La teoría más común sobre la causa de la endometriosis

Hay varias teorías sobre la causa de la endometriosis, dijo a The Epoch Times el Dr. Adi Davidov, presidente asociado de obstetricia y ginecología del Hospital de la Universidad de Northwell Staten Island en Nueva York.

“La teoría más extendida es la de la menstruación retrógrada”, dijo. Las mujeres con obstrucciones anatómicas que impiden el flujo normal de la menstruación pueden tener un mayor riesgo de desarrollar endometriosis, señaló, y añadió que la corrección quirúrgica de estas obstrucciones anatómicas, como un tabique vaginal transversal o un himen imperforado, podría reducir el riesgo.

El diagnóstico de la endometriosis puede ser largo, ya que suele tardar unos 10 años desde la aparición de los síntomas. Además, la edad a la que comienzan los síntomas puede influir en el tiempo que se tarda en recibir un diagnóstico adecuado; cuanto más joven es una mujer cuando comienzan los síntomas, más tiempo puede tardar en diagnosticarse la enfermedad. Los síntomas más comunes de la endometriosis incluyen:

• Cólicos menstruales insoportables.

• Dolor abdominal o de espalda durante o entre los períodos.

• Dolor durante las relaciones sexuales.

• Sangrado abundante durante los períodos menstruales.

El microbioma puede influir en el riesgo de endometriosis

Los investigadores han estado explorando el papel de los microbios en la endometriosis. Rama Kommagani, quien tiene un doctorado en ciencias biomédicas y es profesor asociado de patología en el Baylor College of Medicine, y su equipo investigaron recientemente la influencia del microbioma intestinal en la endometriosis.

Usando un modelo de ratón, encontraron evidencia que sugiere que un microbioma intestinal alterado podría desempeñar un papel crucial en la progresión de la enfermedad. Al eliminar el microbioma intestinal en animales de prueba con antibióticos, los investigadores observaron que los ratones sin microbioma intestinal presentaban lesiones más pequeñas que los ratones no tratados.

Además, cuando a ratones sin microbioma intestinal se les implantaron microbios intestinales de ratones con endometriosis, sus lesiones crecieron a un tamaño similar al de los ratones que aún poseían su microbioma original.

Los problemas intestinales como la colitis y el síndrome inflamatorio intestinal coexisten a menudo con la endometriosis.

“Nos interesa determinar si los cambios en el microbioma intestinal podrían afectar las condiciones intestinales y la posibilidad de controlarlas modificando el microbioma o con sus metabolitos”, dijo Kommagani en un comunicado de prensa.

Aunque esta investigación no estableció una relación directa entre los microbios uterinos y la endometriosis, el equipo identificó una firma distintiva de metabolitos en las heces de ratones con endometriosis. Estos metabolitos, en particular el ácido quínico, potenciaban la proliferación celular y el crecimiento de lesiones en células endometriósicas y ratones.

Estos resultados indican que comunidades específicas de microbiomas o sus metabolitos podrían contribuir a la progresión de la endometriosis. Modificar la composición de los microbiomas podría potencialmente ofrecer beneficios terapéuticos para el tratamiento de la endometriosis en humanos. “Actualmente estamos investigando esta posibilidad”, afirma Kommagani.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí.


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.