Una madre protegió a sus hijos con su propio cuerpo durante el tiroteo en la iglesia de Texas

08 de Noviembre de 2017 Actualizado: 08 de Noviembre de 2017

El 5 de noviembre Joann Ward hizo todo lo que pudo para proteger a sus cuatro hijos cuando un hombre que llevaba un rifle, entró en la pequeña iglesia de Texas, disparando a los feligreses allí reunidos.

Posted by Joann Ward on Thursday, March 24, 2016

Empujó a Rihanna Garza, de 9 años de edad, al suelo y cubrió con su propio cuerpo a sus tres hijos más pequeños.

El tirador, que terminó matando a 26 personas, disparó bala tras bala en dirección a Joann. Su cuerpo no fue suficiente protección.

Cuando el agresor abandonó la Primera Iglesia Bautista de Sutherland Springs, Joann yacía muerta entre las bancas junto con su hija de 5 años Brooke Ward. Su hija de 7 años, Emily Garza, también recibió un disparo y murió en un hospital a causa de una arteria cortada. En medio de los cuerpos, Ryland Ward, de 5 años de edad, yacía con cuatro heridas de bala en el estómago, la ingle y el brazo. Sobrevivió.

Rihanna sobrevivió también, sin lesiones graves. “No me dispararon porque me estaba escondiendo, y mamá cubrió a Emily, Ryland y Brooke”, describió, según una amiga de la familia Vonda Greek Smith en Facebook.

Just got news from the family & permission to post… Joann Ward & her daughter, little Brooke (5) passed away today on…

Posted by Vonda Greek Smith on Monday, November 6, 2017

El marido de Joann, Chris Ward, ese día lo tenía libre después de un turno de noche. Recibió la terrible noticia de su hermano Michael, que vive a unas cuadras de la iglesia y cuya esposa, Leslie Ward, escuchó los disparos.

Al principio, Chris no creía en las noticias. “No te estoy mintiendo, Chris, todos están heridos de bala”, expresó Michael.

Cuando Chris se dio cuenta de lo que realmente estaba pasando, inmediatamente corrió a la iglesia. Ni siquiera se puso los zapatos. Michael y Leslie hicieron lo mismo.

Leslie encontró a Ryland herido en la iglesia y junto a Michael se lo llevaron de ahí. El niño fue trasladado por avión a un hospital y se sometió a extensas cirugías. Pudo estabilizarse a partir del domingo por la noche.

Él “tendrá un largo camino de regreso a la recuperación total”, afirmó Vonda Greek Smith, un amiga de la familia.

Smith compartió algunas palabras de dolor, pero también agradeció el apoyo brindado a la población después del tiroteo.

“Sentimos verdaderamente las oraciones de todo el mundo… justo cuando pensamos que nos habíamos congregado, las lágrimas vienen otra vez… y otra vez… no hay dolor más grande, más profundo… nos estamos desangrando aquí en #SutherlandSprings- perforados en las tripas. … ¡Si pudiéramos despertar de esta pesadilla y recuperar el aliento!…  Pueblo de Dios, tu amor nos está abarcando y estamos recuperando nuestra fuerza: Nosotros realmente lo podemos SENTIR”,  escribió Smith en Facebook.

Además refirió en la red social que la única recolecta aprobada de recaudación de fondos para  la familia Ward era GoFundMe.

TE RECOMENDAMOS