Una nota aparece en un taller mecánico cuando un adolescente no puede pagar la reparación de su auto

Por La Gran Época
31 de Enero de 2019 Actualizado: 31 de Enero de 2019

Muchos de nosotros, sabemos que la sensación de hundimiento cuando vas a pagar una factura con su tarjeta de crédito, solo para que se rechace. Pero, ¿cuántas veces ocurre una bendición inesperada al mismo tiempo?

Zach Bowen, de 19 años, es el orgulloso propietario de un Ford Taurus 2006. Cuando empezó a tener problemas, lo llevó a West Omaha Auto Service para que lo revisaran.

Regresó a la empresa familiar de automóviles, cuando se terminaron las reparaciones, y para su consternación, los costos fueron mayores de lo que había previsto. Pagar con su tarjeta de crédito resultó infructuoso, ya que la tarjeta no fue aceptada en la máquina.

El gerente del servicio de automóviles, Anthony Oxtal, fue comprensivo. Viendo que se acercaba el fin de semana, sugirió a Zach que condujera su coche a casa, y que se encargaran del pago el lunes siguiente.

Llegó el lunes por la mañana y cuando el gerente abrió la tienda, encontró una nota en el buzón de llaves.

Resultó que el viernes anterior, cuando Zach estaba tratando de pagar su cuenta con una tarjeta de crédito, otro cliente había presenciado que el joven no podía hacer el pago, y la nota que quedaba allí estaba adjunta a una donación de 200 dólares para la reparación de su auto.

Cuando la madre, Sherry, llamó a la tienda el lunes para hacer el pago por su hijo se le informó sobre la donación y la amabilidad del extraño la conmovió hasta las lágrimas.

Zach, estaba asombrado por la generosidad de la pareja.

“Ustedes, son un buen ejemplo de que todavía hay bondad en este mundo”, dijo Zach a KMTV. “Realmente me conmovió y ahora estoy eternamente agradecido”.

“Definitivamente voy a enmarcar este sobre”, agregó.

El acto de amabilidad de la pareja, dejó una impresión en Sherry quien planea continuar con el espíritu de dar.

“Definitivamente quiero pagarle a alguien más para que siga adelante”, dijo Sherry.

Mira el vídeo a continuación:

De hecho, la bondad llega muy lejos.

En otro caso, cinco paramédicos se sorprendieron con lágrimas en los ojos cuando descubrieron que su comida estaba pagada.

Durante la madrugada del 20 de julio del 2018, un equipo de voluntarios estaba comiendo en IHOP en Toms River, Nueva Jersey. El grupo se enteró de que una mujer anónima había pagado la totalidad de su factura de 77 dólares y dejó una nota de corazón.

La nota decía: “Pagado, ¡gracias por todo lo que hacen! Que tengan un buen día” y firmado “Adicto en recuperación”.

El agradecido personal de primeros auxilios, también mencionó que “fue una bendición poder servirle a usted y a todos los demás que viven y trabajan en la zona del gran río Toms”.

“Fue solo un recordatorio de que todavía hay mucho bien en el mundo”, dijo el capitán del escuadrón Alyssa Golembeski a NJ.com. “La nota y el pago de nuestro desayuno… somos un grupo bullicioso, pero puso a nuestra mesa en completo silencio”.

Después de este sorprendente incidente, el equipo compartió una foto de la nota en su página de Facebook con la esperanza de encontrar al extraño de buen corazón, que pagó las cinco comidas de esa noche.

Aunque el extraño sigue siendo un misterio, esta historia es otro ejemplo de cómo los valores y virtudes humanas no se pierden; de hecho, todavía hay esperanza para la humanidad.

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

Esta excamarera devuelve dinero robado hace 20 años

TE RECOMENDAMOS