Vacunando a nuestros hijos en contra del socialismo

Por Jeff Minick
22 de Noviembre de 2019 Actualizado: 22 de Noviembre de 2019

Por primera vez en la historia, muchos políticos y candidatos se etiquetan a sí mismos como socialistas, como si ese título fuese una insignia de honor. Sin duda, muchos de sus jóvenes votantes encuentran algo justo y romántico en la idea del socialismo. Algunos también creen que el socialismo les podría brindar educación “gratuita”, asistencia médica “gratuita” y, en algunos casos, un ingreso seguro.

Para aquéllos que se oponen a una economía controlada por el gobierno, este pensamiento en ocasiones parece infantil, pero también peligroso. La historia sangrienta y los fracasos económicos del socialismo —aquí incluyo el fascismo— y del comunismo en el siglo XX deberían desairar a los soñadores.

No obstante, el atractivo del socialismo está creciendo.

Así que ¿cómo combatimos esa enfermedad fuera de la cabina de votación?

Aquí hay una pequeña manera de comenzar: educación.

Comenzamos en nuestros hogares con nuestros hijos. No importa a qué escuelas asistan: públicas, privadas o si estudian en casa. A través de la lectura y la discusión en casa, podemos enseñar a nuestros jóvenes de todas las edades sobre los males del socialismo. Debajo se detalla una serie de lecturas sugeridas.

1. “La Gallinita Roja“. Esta historia de guardería imparte la misma lección enseñada por el Capitán John Smith a los holgazanes de Jamestown: “El que no trabaja, no come”. Podemos asistir a los empobrecidos, discapacitados y desempleados entre nosotros, como lo hacemos ahora, sin recurrir a los males del socialismo. La Gallinita Roja nos enseña los valores de la iniciativa y del trabajo.

“La gallinita roja” una historia para niños sobre el valor del trabajo duro. (Domino público)

2. “La historia de los niños”. En 1989, el novelista James Clavell publicó este cuento corto y aterrador sobre lo que ocurriría en un aula estadounidense tomada por socialistas. Dado el estado actual de la educación estadounidense, muchos pueden sostener que “La historia de los niños” ya ocurrió. Aquí hay un buen libro para compartir en familia, una oportuna advertencia sobre los peligros de la dictadura en nuestra era moderna.

3. “Los dioses de los encabezados de los cuadernos”. “Robo selectivo a Peter para pago colectivo a Paul”: Eso escribe Rudyard Kipling en este poema. Los encabezados de los cuadernos se refieren a ciertas citas morales o inspiracionales impresas en la portada de un cuaderno de un estudiante en el siglo XIX. El poema nos recuerda sobre las verdades eternas, como dos más dos es cuatro. El socialismo no es una de esas verdades.

4. “Rebelión en la granja”. La clásica refutación de George Orwell al comunismo soviético puede ser leída y comprendida fácilmente por estudiantes de escuela secundaria. En esta alegoría, Orwell demuestra que los verdaderos beneficiarios de los gobiernos socialistas o comunistas son los planificadores y los burócratas. Como los comunistas en Rusia, los cerdos en esta novela se vuelven peores opresores que el granjero que corrieron.

George Orwell, circa 1940. (Cassowary Colorizations/CC-by-2.0)5. “Tanstaafl“. Un acrónimo en inglés que significa “Las comidas gratis no existen”, probablemente acuñada por Robert Heinlein en su novela “La luna es una cruel amante”. “Lo que obtienes es lo que pagas,” escribió Heinlein. Verdadero en 1966 y verdadero ahora.

6. “Yo, el lápiz“. La explicación de Leonard Read sobre cómo un lápiz común es creado y aparece en las repisas de las tiendas continúa siendo una explicación clásica de cómo funciona la libre empresa y la “mano invisible” que lleva los bienes a nuestros mercados.

7. “1984“.Volviendo a George Orwell. Todo estudiante de secundaria en nuestro país debería leer 1984. Publicado en 1949 como “Mil novecientos ochenta y cuatro”, esta novela introdujo palabras como Gran Hermano, neolengua y vaporización. Desde el sistema de “crédito social” de China hasta nuestra práctica de corrección política en la era digital, estamos cumpliendo con algunas profecías de Orwell.

Una estatua de George Orwell, ubicada fuera de Broadcasting House, la sede de BBC en Londres. (Norman McBeath/CC-by-4.0)

8. “Oscuridad al mediodía“. La obra maestra de Arthur Koestler sobre los juicios falsos de Stalin, un escenario que actualmente estamos reviviendo en los esfuerzos de hacer juicio político al Presidente Donald Trump. En esta novela, Nikolai Rubashov, un revolucionario pasado de años que estaba disgustado con el sistema, recibe una bala en la parte trasera de su cabeza. Hoy somos mas civilizados. Publicamos información privada de aquéllos que nos disgustan, les quitamos su plataforma o arruinamos su reputación.

9. “El libro negro del comunismo“. Aquí los autores indagan sobre los “Crímenes, el terror y la represión” de los regímenes comunistas en el siglo XX. Desde la Revolución Rusa en 1917, el comunismo alrededor del mundo asesinó hasta 100 millones de personas y privó a millones más de sus derechos humanos básicos. Es tiempo de terminar con esa locura.

10. “La guía políticamente incorrecta del socialismo“. El Capítulo Dos del análisis de Kevin Williamson sobre el colectivismo se titula “Sí, ‘el verdadero socialismo’ fue probado –y fracasó”. Sí. Fue intentado en Rusia, China, Corea del Norte, Venezuela y en docenas de otros países, y siempre fracasó. Es incomprensible el por qué alguien quisiera repetir el experimento aquí en Estados Unidos.

Es tiempo de enterrar el socialismo para siempre. Usando estos recursos y otros, podríamos revertir esta tendencia hacia una ideología fallida que aumenta la pobreza, reprime la libertad y da el control de la economía y el gobierno a una pequeña elite.

Jeff Minick tiene cuatro hijos y un pelotón de nietos en crecimiento. Durante 20 años, enseñó historia, literatura y latín en seminarios de estudiantes de educación en el hogar en Asheville, Carolina del Norte. Hoy en día, vive y escribe en Front Royal, Virginia. Vea JeffMinick.com para seguir su blog.

Tal vez te puede interesar:

El regreso del comunismo

TE RECOMENDAMOS