Varios niños retenidos en la frontera “nunca vieron el sol”, dice abogada

Por Zachary Stieber
14 de Marzo de 2021 12:43 PM Actualizado: 14 de Marzo de 2021 12:43 PM

Una abogada que representa a jóvenes no acompañados bajo custodia del gobierno estadounidense dijo que algunos de los niños retenidos por Estados Unidos describieron cuartos abarrotados y no se les permitía salir.

Neha Desai, la abogada, dijo que algunos de los niños en una instalación de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza en Donna, Texas, están siendo retenidos hasta un máximo de siete días antes de ser transferidos a instalaciones del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

“Había una cantidad asombrosa de niños muy pequeños”, dijo Desai a la CBS.

Desai dijo que los niños describieron un hacinamiento tan grave que tenían que turnarse para dormir en el suelo y algunos dijeron que solo se les permitía ducharse una vez.

Otros supuestamente contaron a los abogados “que nunca vieron el sol”.

Las entrevistas se realizaron el 11 de marzo fuera del centro de detención. A los abogados del National Center for Youth Law se les negó el acceso al interior. La Administración Biden también ha rechazado las preguntas de la prensa.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza solo está autorizada legalmente a retener a los niños no acompañados durante un máximo de 72 horas, aunque los funcionarios de la Administración Biden han reconocido que algunos de ellos están siendo detenidos durante más tiempo.

Estados Unidos se encuentra en medio de una crisis de inmigración ilegal, con más de 100,000 detenciones registradas en la frontera entre Estados Unidos y México solo en febrero.

Dicha cifra augura números aún más altos en los próximos meses, ya que el verano suele ser la temporada alta de migración.

“Que las cifras sean tan altas tan pronto es un presagio de cosas malas”, dijo a The Epoch Times Andrew Arthur, becario residente en derecho y política del Center for Immigration Studies.

Una de las cuatro carpas principales dentro de una nueva instalación de la Patrulla Fronteriza para procesar y retener a los inmigrantes ilegales en Donna, Texas, el 2 de mayo de 2019. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

Casi 9500 menores no acompañados, o niños que no están con un adulto, llegaron a la frontera sur el mes pasado, un aumento de más de 3700 desde enero.

El aumento de niños, junto con las medidas para paliar la COVID-19, ha provocado la reapertura de múltiples instalaciones cerca de la frontera, junto con el envío de trabajadores de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias para ayudar a lidiar con la afluencia.

En una llamada con periodistas la semana pasada, funcionarios de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza se negaron a decir cuántos niños estaban bajo su custodia. “Siempre fluctúa mientras trabajamos [con otras agencias] para trasladar a los niños a un entorno más seguro”, dijo Troy Weaver, un alto funcionario de la agencia.

“Aunque no podemos proporcionar cifras sobre los niños en custodia y el tiempo que han estado bajo custodia, solo quiero dejar muy claro aquí que las estaciones de la Patrulla Fronteriza no son lugares para los niños y hacemos todo lo que está en nuestro poder para trasladarlos tan rápido como podemos”, añadió otro funcionario.

La agencia está trabajando estrechamente con el Departamento de Salud y Servicios Humanos, que ha dicho que está aumentando la capacidad para los menores no acompañados.

Weaver dijo que las instalaciones de Donna tienen una zona de recreo y que se proporcionan comidas tres veces al día, junto con duchas al menos cada 48 horas.

“Apreciamos el extraordinario reto al que se enfrenta el gobierno para deshacer el daño de las políticas de inmigración de la administración anterior”, dijo Desai a la CBS. “Dicho esto, es profundamente preocupante ver a niños pequeños en instalaciones durante días y días, sin poder ducharse, llamar a sus familias o ver la luz del sol”.

La Casa Blanca ha dicho que está trabajando para transformar el sistema de inmigración en una versión más “humana”.

Por otro lado, la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo a los periodistas el viernes que “ahora no es el momento de venir [al país]”, y que “la mayoría de la gente es rechazada en la frontera”.

“Sé que lo que la gente está viendo es que hay más niños que están llegando a través de la frontera, y ciertamente lo hemos confirmado y reconocido”, añadió.

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.