La verdad sobre los efectos secundarios  de la anestesia epidural en el parto

Por JOSH AXE , WWW.DRAXE.COM
09 de Diciembre de 2019 Actualizado: 09 de Diciembre de 2019

El propósito de escribir este artículo es para dar luz a algunos hechos desconocidos sobre los efectos secundarios de las inyecciones epidurales y también para dar algunas alternativas naturales para el alivio del dolor durante el trabajo de parto.

Aunque no todo el mundo experimenta efectos secundarios de las epidurales, es bueno estar al tanto de las posibles complicaciones, y este artículo presenta los estudios médicos para que usted pueda saber lo que la investigación actual realmente dice.

¿Qué es una epidural?

Una epidural es un anestésico local que se inyecta en un bolsillo cerca de la médula espinal, llamado espacio epidural lumbar. El proceso comienza con la inserción de un pequeño tubo que suministra medicamentos cerca de los nervios que son responsables del dolor durante el trabajo de parto. El procedimiento toma de 5 a 10 minutos, y el alivio del dolor a menudo comienza dentro de los 15 minutos.

Las epidurales proporcionan alivio del dolor en la región, al tiempo que permiten que los pacientes permanezcan completamente conscientes

A menudo, la novocaína se utiliza como anestesia espinal para prevenir el inicio y transmisión de impulsos nerviosos.

Las complicaciones epidurales no son desconocidas y es posible que se produzcan efectos secundarios epidurales graves. Las epidurales proporcionan alivio del dolor regional, al tiempo que permiten que los pacientes permanezcan completamente conscientes. El procedimiento disminuye el dolor al bloquear las señales nerviosas de los nervios motores y sensoriales, mientras que generalmente inmoviliza la parte inferior del cuerpo.

Debe tenerse en cuenta que las epidurales disminuyen el dolor, pero no proporcionan un alivio total, ya que esto perjudicaría los reflejos naturales de empuje del cuerpo.

Impacto sobre las hormonas

Los efectos secundarios epidurales no deseados pueden interferir con el proceso natural de parto y la vinculación madre-bebé. (satyatiwari/Pixabay)

Antes de entrar en la amplia gama de posibles efectos secundarios de las epidurales, es importante explicar cómo se ven afectadas las hormonas. Durante el embarazo y el parto, las hormonas fluctúan en función de lo que su cuerpo necesita y de lo que el bebé requiere para desarrollarse adecuadamente.

Una de las hormonas más importantes que tenemos es la oxitocina. Es responsable de las contracciones, la reducción de la ansiedad, los sentimientos de seguridad y satisfacción, y contribuye al vínculo entre la madre y el bebé.

Durante el trabajo de parto, el cuerpo autorregula la cantidad de oxitocina necesaria. En las etapas iniciales del trabajo de parto, se liberan pulsos de oxitocina cada tres a cinco minutos. Esto ayuda a estimular las contracciones rítmicas a medida que el bebé desciende por el canal de parto.

El alivio del dolor en forma de epidural provoca una reducción de la oxitocina natural

A medida que el trabajo de parto progresa, el cuerpo responde y la oxitocina se libera cada vez con más frecuencia para ayudar a facilitar el reflejo de eyección fetal para el nacimiento. Después del nacimiento, la hormona facilita el paso de la placenta y estimula un vínculo sano entre la madre y el bebé. Sin embargo, con una epidural, se inhibe la producción natural de oxitocina, lo que resulta en una disminución de las concentraciones plasmáticas de oxitocina.

Como resultado de este efecto secundario epidural, muchas mujeres reciben Pitocin o Syntocinon, formas sintéticas de esta hormona esencial, la oxitocina. No son naturales, y a menudo se prescriben para inducir contracciones antes de que el trabajo de parto comience naturalmente, o mientras se está en medio del trabajo de parto para fortalecer las contracciones. Si esta última parte parece contradictoria, es porque lo es.

El alivio del dolor en forma de epidural provoca una reducción de la oxitocina natural, requiriendo la administración de la forma sintética para obtener los mismos resultados.

De hecho, los estudios muestran que uno de los efectos secundarios de una epidural es que retrasa el proceso de trabajo de parto, lo que resulta en una probabilidad tres veces mayor de tener medicamentos oxitócicos recetados.

Se cree que las epidurales pueden hacer que el trabajo de parto dure más tiempo, algunas veces hasta por casi ocho horas.

Además del trabajo de parto prolongado, la disminución de la oxitocina natural puede causar dificultad en la lactancia materna.

Como se mencionó anteriormente, la oxitocina es importante para muchas funciones, incluyendo el vínculo madre-hijo y el “reflejo de la bajada” requerido para la lactancia. La oxitocina también se produce naturalmente después del nacimiento, para estimular la contracción del útero, previniendo así la hemorragia posparto. Simplemente no es una hormona de la que usted quiere tener una deficiencia durante el trabajo de parto o la recuperación.

No es solo la madre quien produce oxitocina durante el parto; el bebé también produce oxitocina, lo que resulta en la liberación de “hormonas felices de amor” tanto para la madre como para el bebé. Los niveles aumentan aún más con el contacto piel a piel, causando un potencial significativamente mayor para el vínculo madre-hijo. Este es uno de los efectos secundarios de la epidural que no se considera con frecuencia: Cuando los niveles de oxitocina de una madre disminuyen durante el trabajo de parto, también lo hacen los de su bebé.

Efectos secundarios epidurales para la mamá

Embarazada
(ConexaoCabeca/Pixabay)
  • Inhibe la producción de oxitocina.
  • Triplica la incidencia de la inducción con oxitocina sintética (Pitocin).
  • Inhibe la producción de catecolamina.
  • Limita la liberación de prostaglandina F2 alfa, lo que resulta en un trabajo de parto más prolongado.
  • Alarga la duración del trabajo de parto.
  • Triplica el riesgo de desgarros vaginales severos.
  • Puede aumentar el riesgo de cesáreas 2.5 veces.
  • Cuadruplica la probabilidad de que el bebé sea persistentemente posterior en las etapas finales.
  • Disminuye las posibilidades de un parto vaginal espontáneo.
  • Aumenta la posibilidad de complicaciones derivadas del parto instrumental (incluyendo bombas de vacío y forceps).
  • Aumenta el riesgo de problemas del suelo pélvico (incluyendo problemas anales, sexuales y urinarios).
  • Riesgos de complicaciones por infecciones y abscesos epidurales y osteomielitis vertebral.
  • Crea complicaciones potenciales por la punción accidental de las cubiertas de la médula espinal.
  • Crea potencial daño nervioso permanente.

Efectos secundarios epidurales para el bebé

bebe-hospital
(Fredy_Martinez_Photograph/Pixabay)
  • Causa déficits neurológicos y de desarrollo como resultado de la toxicidad conocida de los fármacos epidurales.
  • Afecta adversamente el sistema inmunológico del recién nacido.
  • Aumenta el riesgo de estadías en UCIN (Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales) de los recién nacidos a término.
  • Puede interferir con la lactancia materna y los lazos afectivos entre la madre y el bebé.
  • Aumenta el riesgo de bradicardia fetal.
  • Puede comprometer el oxígeno fetal y el suministro de sangre.
  • Retarda la eliminación de los medicamentos epidurales debido al sistema inmunológico inmaduro del bebé.
  • Aumenta la vulnerabilidad a la hipoglucemia.
  • Riesgos de anormalidades en el comportamiento durante las primeras seis semanas.

Aliviar el dolor del parto

Hoy en día, las epidurales son tan comunes que muchas mujeres asumen que son seguras. Sin embargo, en la gran mayoría de los nacimientos, las epidurales no son necesarias. Aunque el dolor es real y cada mujer experimenta el dolor de diferentes maneras, hay algunas maneras efectivas de controlar el dolor del parto.

Dar a luz es un acontecimiento personal. No hay dos mujeres que experimenten el trabajo de parto de la misma manera, y los niveles de dolor varían ampliamente. Es importante equilibrar el dolor y la toxicidad que las epidurales le introducen a usted y a su bebé.

Los efectos secundarios epidurales pueden variar de leves a graves, como he mencionado anteriormente. Cuando se combina con oxitocina sintética, el trabajo de parto puede ser más largo y puede causar estrés significativo tanto a la madre como al bebé.

Los efectos secundarios epidurales no deseados pueden interferir con el proceso natural del parto y el vínculo madre-hijo. Por supuesto, en ciertas circunstancias, las epidurales pueden ser útiles, especialmente en el caso de una cesárea.

Tómese el tiempo para investigar y tomar una decisión informada cuando se trate de control del dolor durante el trabajo de parto.

El Dr. Josh Axe, DNM, DC, CNS, es un doctor en medicina natural, nutricionista clínico y autor con una pasión por ayudar a la gente a mejorar usando los alimentos como medicina. Recientemente ha escrito “Eat Dirt” y “Gut Repair Cookbook”, y opera uno de los sitios web de salud natural más grandes del mundo en DrAxe.com

****

A continuación

A los 20 años no era saludable, pero descubrió que vivir de acuerdo con Verdad, Benevolencia y Tolerancia su vida podía cambiar

TE RECOMENDAMOS