Verizon y AT&T aceptan retrasar despliegue del 5G tras rechazar previamente petición de reguladores

Por Katabella Roberts
04 de Enero de 2022 1:46 PM Actualizado: 04 de Enero de 2022 1:46 PM

Verizon y AT&T han anunciado este lunes que han acordado voluntariamente retrasar aún más el despliegue de su tecnología inalámbrica de próxima generación 5G a petición del secretario de Transporte de Estados Unidos, Pete Buttigieg.

El acuerdo se produce después de que ambas compañías rechazaran el domingo una petición del Gobierno para retrasar el despliegue de sus servicios 5G, pero en su lugar ofrecieran ampliar las llamadas “zonas de exclusión” durante seis meses.

La Administración Federal de Aviación (FAA) y otros funcionarios de la aviación temen que el uso del espectro de la banda C para los servicios inalámbricos 5G pueda interferir con la electrónica sensible de los aviones, interrumpir los vuelos y provocar algunos desvíos.

“Hemos acordado un retraso de dos semanas que promete la certeza de traer a esta nación nuestra red innovadora 5G en enero, entregada a través de la mejor y más confiable red inalámbrica de Estados Unidos”, dijo un portavoz de Verizon a The Hill en un comunicado el lunes.

Un portavoz de AT&T dijo a The Hill: “A petición del secretario Buttigieg, hemos accedido voluntariamente a un retraso adicional de dos semanas en nuestro despliegue de servicios de banda C 5G. También seguimos comprometidos con las mitigaciones de la zona de protección de seis meses que describimos en nuestra carta. Sabemos que la seguridad de la aviación y el 5G pueden coexistir y confiamos en que una mayor colaboración y evaluación técnica disipará cualquier problema”.

El viernes, Buttigieg y el administrador de la FAA, Steve Dickson, enviaron una carta al director general de AT&T, John Stankey, y al director general de Verizon, Hans Vestberg, en la que les pedían que retrasaran la introducción prevista para el 5 de enero del nuevo servicio inalámbrico 5G, alegando problemas de seguridad aérea.

En su carta, Buttigieg y Dickson pidieron a los directores generales que retrasaran el despliegue durante dos semanas como parte de una “propuesta como solución a corto plazo para avanzar en la coexistencia del despliegue del 5G en la banda C y las operaciones de vuelo seguras”.

“Reconocemos la importante inversión que sus empresas hicieron para lanzar el servicio de banda C 5G, y la importancia de la expansión del servicio 5G para la economía estadounidense”, escribieron.

“Al mismo tiempo, en ausencia de nuevas medidas, lo que está en juego para la industria de la aviación y las interrupciones a las que se enfrentaría el público viajero con el lanzamiento comercial del servicio de banda C el 5 de enero son significativas, particularmente con el estrés y la incertidumbre actuales causados por la pandemia de coronavirus”, escribieron.

Sin embargo, los directores ejecutivos rechazaron el domingo esa petición, afirmando que ya habían aceptado un “costoso” retraso de un mes cuando retrasaron la fecha de su lanzamiento inicial de diciembre al 5 de enero.

“Aceptar su propuesta no solo supondría una elusión sin precedentes e injustificada del debido proceso y de los controles y equilibrios cuidadosamente elaborados en la estructura de nuestra democracia, sino una abdicación irresponsable del control operativo necesario para desplegar unas redes de comunicaciones de primera clase y competitivas a nivel mundial que son tan esenciales para la vitalidad económica de nuestro país, la seguridad pública y los intereses nacionales como el sector de las aerolíneas”, afirmaron los directores ejecutivos.

Stankey y Vestberg dijeron, en cambio, que ampliarían las llamadas “zonas de exclusión” durante seis meses alrededor de ciertos aeropuertos, lo que, según ellos, daría a la FAA y a los funcionarios de aviación más tiempo para estudiar las posibles interferencias con las operaciones de las aeronaves y “remediar los altímetros que pudieran no cumplir las normas actuales”.

Los directores ejecutivos señalaron que en Francia ya existen zonas de exclusión de radio en banda C y que “reducirían aún más los niveles de señal en banda C al menos 10 veces en la pista o durante la última milla de la aproximación final y la primera milla después del despegue”.

Sin embargo, parece que el lunes cambiaron de opinión.

The Epoch Times se puso en contacto con Verizon y AT&T para pedirles comentarios.

En respuesta, la FAA dijo en un comunicado el lunes: “La seguridad es el núcleo de nuestra misión y esto guía todas nuestras decisiones. La FAA agradece a AT&T y Verizon que hayan accedido a un retraso voluntario y a sus propuestas de mitigación. Esperamos utilizar el tiempo y el espacio adicionales para reducir las interrupciones de los vuelos asociadas a este despliegue de 5G”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.