Veterinario comparte fotos de las patas quemadas de un perro y advierte sobre las aceras calientes

Por Simon Veazey - La Gran Época
15 de Junio de 2019 Actualizado: 15 de Junio de 2019

Un hospital veterinario compartió fotografías de las almohadillas quemadas de un estoico labrador junto con una advertencia a los dueños de perros para que tengan cuidado con los pavimentos calientes.

Olaf caminó 1,5 kilómetros a lo largo de un sendero local cerca de Spokane, Washington, antes que sus dueños se dieran cuenta de que sus patas se habían quemado, según el Hospital Veterinario de Medical Lake en un artículo publicado en las redes sociales.

“Incluso entonces no lloriqueaba ni se quejaba”, escribió la clínica en Facebook. “Es un tipo duro (y excepcionalmente dulce)”.

Según muchos veterinarios, al igual que Olaf, algunos perros simplemente siguen adelante cuando sus almohadillas se queman, y no querrán interrumpir su paseo para quejarse, lo que significa que la responsabilidad de vigilar las superficies calientes recae en los dueños.

“Una buena regla empírica es que si el pavimento está demasiado caliente para la mano, está demasiado caliente para las almohadillas de los perros”, escribió la clínica.

Las fotografías muestran las almohadillas quemadas de las patas de Olaf, y luego fotos de sus patas envueltas en vendas azules.

“No se dieron cuenta que dejaba huellas de sangre a lo largo de un kilómetro”, dijo la Dra. Heather O’Bannon, veterinaria del Hospital Veterinario de Medical Lake, advirtiendo que las almohadillas no sanan rápido, según KXLY.

“Obviamente no quería que su paseo terminara, no quería que sus dueños lo supieran”, dijo O’Bannon.

Dijo que la mejor solución es pasear a los perros por la mañana o por la noche. “O al menos caminar sobre el césped si necesitan caminar durante el día, pero evitar el pavimento a toda costa”.

Las aceras pueden estar mucho más calientes que la temperatura del ambiente, alcanzando más de 65 grados centígrados en días excepcionalmente calurosos, mientras que la temperatura del asfalto puede llegar a ser aún más alta.

Las patas de las mascotas pueden arder después de solo cinco minutos de tocar una superficie a 50 grados, según Fulton Homes.

Para una superficie a 60 grados, el tiempo de quemado se reduce a un minuto. Para superficies de más de 65 grados, las ampollas y quemaduras pueden ocurrir rápidamente.

“Con 37 grados centígrados afuera, hace demasiado calor para estar paseando a su perro en el pavimento o en la acera”, dijo Ross Trumble, vocero de Fulton Homes, a Arizona Central.

Algunas clínicas veterinarias y refugios en lugares muy calurosos, regalan zapatos durante los meses de verano.

Los zapatos para perros ofrecen cierta protección contra el calor en verano y también contra terrenos escabrosos.

El Dr. Ian Flowers, veterinario de Fulton County Animal Services and Lifeline Animal Project, dijo a 11Alive: “Algunos perros seguirán adelante y cuando empieces a notar que están haciendo algo anormal, será demasiado tarde”.

Los síntomas de las almohadillas quemadas incluyen descamación de la piel, enrojecimiento, irritación y ampollas, según Flowers.

“La superficie importa”, dijo. “Obviamente, los pavimentos más oscuros van a calentar mucho más que los claros”.

Los autos calientes pueden ser mortales en 10 minutos

Mientras las almohadillas quemadas pueden tardar meses en curarse y dejar a los perros en gran incomodidad, el mayor peligro en temperaturas calientes es que queden encerrados en un coche.

“Incluso con las ventanas bajas, las temperaturas en el auto pueden elevarse a 50 grados centígrados o más en cuestión de minutos”, dijo el Dr. Courtney Howard, del Hospital de Mascotas de Banfield, a ABC4. “Estas condiciones pueden ser fatales para una mascota en 10 minutos”.

*****

Te puede interesar:

Cómo un exitoso empresario encuentra alivio al estrés y un significado más profundo para la vida

TE RECOMENDAMOS