Vicepresidente de Venezuela sospechado de lazos con el terrorismo, según Congresistas de Estados Unidos

08 de Febrero de 2017 Actualizado: 08 de Febrero de 2017

Treinta y cuatro legisladores de los dos principales partidos de E.E. U.U. enviaron una carta al presidente Donald Trump solicitando sancionar de inmediato a funcionarios responsables de corrupción y abusos de derechos humanos en Venezuela, así como iniciar una investigación exhaustiva sobre el supuesto tráfico de drogas y el presunto apoyo del vicepresidente, Tareck El Aissami, a grupos terroristas de Oriente Medio.

La carta hace referencia a que dos generales, el ministro para la Alimentación, Rodolfo Marco Torres, y su predecesor, Carlos Osorio, están entre las autoridades militares que trafican para beneficio personal con alimentos difíciles de encontrar.

Por otra parte, según AP, el vicepresidente El Aissami en el 2011 fue acusado por uno de los principales narcotraficantes del país de aceptar sobornos a través de su hermano para permitir que grandes cargamentos de cocaína partiesen del principal puerto del país, y está en el radar de las autoridades estadounidenses desde hace casi una década, cuando docenas de pasaportes falsos venezolanos terminaron en manos de ciudadanos de Oriente Medio, incluyendo supuestos miembros del grupo libanés Jezbolá.

“Dados estos reportes, la deteriorada situación humanitaria en el país y su importancia en el régimen, instamos a las agencias pertinentes a investigar a fondo la conducta y actividades de Tareck El Aissami”, señala la carta.

La misiva fue coescrita por Ileana Ros-Lehtinen, republicana de Florida y expresidenta del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, y el senador Robert Menendez, demócrata de Nueva Jersey y miembro del subcomité de Relaciones Exteriores para Latinoamérica.

Una investigación de The Associated Press en diciembre de 2016 expuso “que oficiales venezolanos corruptos están beneficiándose de los problemas humanitarios en el país”, apuntó la carta.

¿Quién es Tareck El Aissami?

El Vicepresidente Aissami, de 42 años y de origen sirio libanes, según AP, es una estrella en ascenso en el partido socialista, que empezó en la Asamblea Nacional y más tarde como ministro del Interior estuvo a cargo de la seguridad pública.

Nombrado por el presidente Maduro en enero de este año, El Aissami, ha sido criticado por la oposición, acusándolo de participar en el narcotráfico y lo llaman el “narco de Aragua”, estado del que era gobernador.

Su designación este año, tiene “un significado extra”, ya que la oposición ha prometido forzar a Maduro a salir de su cargo y eso podría llevar a que El Aissami cumpla el resto de su mandato, que termina en 2019.

A su vez, Maduro lo está consolidando como su “hombre fuerte” y le atribuyó ciertos poderes especiales. Según la Gaceta Oficial número 41.083 de fecha 26 de enero de 2017, 15 obligaciones -todas relacionadas con responsabilidades del presidente de la República- fueron delegadas a El Aissami.

Investigado por sospecha por vínculo con terroristas

Para INFOBAE, El Aissami es investigado desde hace años por el FBI y el Departamento del Tesoro de Estados Unidos debido a sus posibles vínculos con el grupo terrorista Hezbolá y el narcotráfico.

Este medio se refiere a la relación de Aissami con el narcotraficante confeso y preso en Caracas desde 2011, Walid Makled, con quien habría mantenido negocios e inversiones con dinero proveniente del tráfico de la droga entre Colombia y Venezuela que luego es exportada a México, Europa y África.

[insert page=’ultimas-noticias-de-estados-unidos-hoy-7-febrero’ display=’template-relacionadas.php’]

Makled, atrapado en Colombia y extraditado luego a Venezuela, confesó a oficiales de la DEA (Agencia Antidrogas de Estados Unidos) que le pagaba al entonces ministro del Interior para enviar droga a través de Venezuela.

Datos rastreados por el FBI, detectaron que entre 2008 y 2012, tiempo en el cual El Aissami fue ministro, Venezuela se convirtió en un “trampolín” para los militantes del grupo terrorista Hezbolá que buscaban ingresar a Estados Unidos.

“La mayoría de los que llegaron a Venezuela provenían Irán, Líbano y Siria”, según Joseph Humire, director ejecutivo del Centro para la Sociedad Libre y Segura (SFS).

La fundación InSight Crime, dedicada al estudio del crimen organizado en América Latina y el Caribe dijo el 10 de enero, luego que Maduro lo nombró como Vicepresidente, que este nombramiento representa un patrón de funcionarios sospechosos de actividades delictivas colocados en puestos de alto nivel en el gobierno venezolano.

Mientras Maduro se enfrenta a una situación económica y de seguridad severa, parece estar rodeado de funcionarios que tienen un interés sustancial en asegurar que la oposición política no tome el poder, dijo la fundacion.

“Desde que El Aissami ha sido objeto de investigaciones de narcotráfico y lavado de dinero en Estados Unidos, (…) eso lo hará leal a la preservación del gobierno de Maduro”, dijo a InSight Crime David Smilde, experto en política venezolana.

[insert page=’investigador-espera-que-trump-haga-rendir-cuentas-a-china-por-la-sustraccion-de-organos’ display=’template-relacionadas.php’]

Lo mismo ocurrió con Néstor Reverol, que fue nombrado ministro del Interior por el presidente Maduro, un día después de que E.E. U.U. diera a conocer una acusación de narcotráfico contra él.

También es el caso de Diosdado Cabello, que fue denunciado junto con El Aissami por estar profundamente involucrado en el narcotráfico por ex altos funcionarios venezolanos que desertaron a Estados Unidos, según el Wall Street Journal.

Capriles lo llamo como “narco de Aragua”

El gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles llamó al Vicepresidente El Aissami el “narco de Aragua”, durante su programa web #PreguntaCapriles, según Noticias Venezuela.

Capriles tildó al gobernador de Aragua “narcotraficante” y lo retó a ir a Estados Unidos. “(Walid) Makled te conoce bien”.

La fundación InSight Crime, publicó que Walid Makled era el más poderoso narcotraficante de Venezuela que manejó los envíos de cocaína que salían del país por mar y aire, llegando a Centroamérica y Europa.

Makled actuó vendiendo sus servicios, desde los elementos corruptos en el ejército venezolano – “conocidos como el Cártel de los Soles” – hasta las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Después de su arresto, Makled declaró que: “Todos mis socios comerciales son generales” en venezuela. También afirmó haber financiado una de las campañas presidenciales de Chávez a cambio de concesiones.

Una acusación de Estados Unidos contra Makled presentada en septiembre de 2010 alega que el venezolano coordinó varios vuelos transportando envíos de toneladas de cocaína destinados a Estados Unidos y Europa entre 2006 y 2009.

Makled también dijo que pagó a varios miembros de la Asamblea Nacional de Venezuela y que financió campañas políticas del PSUV. Makled también llevaba una credencial firmada por el ex magistrado del Tribunal Supremo, Eladio Aponte, que se ha interpretado como una prueba de la influencia de Makled sobre el más alto tribunal de Venezuela.

También se afirma que Makled mantuvo vínculos con las FARC de Colombia, proporcionando al grupo guerrillero armas a cambio de cocaína. Makled también dijo que tiene conocimiento sobre las actividades del grupo militante libanés Hezbollah en América Latina.

El juicio de Makled en Venezuela comenzó en abril de 2012, en medio de la especulación de que su decisión de no declarar públicamente significaba que había llegado a algún tipo de acuerdo con el gobierno a cambio de no identificar a funcionarios venezolanos cómplices de actividades ilícitas.

Solicitud a Trump

La carta, coescrita por la republicana Ileana Ros-Lehtinen, y el senador democrata Robert Menendez, parece que buscaría obligar al gobierno de Trump a actuar.

“Una acción decidida y ejemplar en respuesta a los acontecimientos en Venezuela como una de las primeras acciones de política exterior de nuestro gobierno enviaría un potente mensaje al régimen de Maduro y al pueblo venezolano”, señala la misiva.

TE RECOMENDAMOS