La víctima de secuestro Jayme Closs recibirá recompensa de USD 25.000 por rescatarse a sí misma

Por Anastasia Gubin
24 de Enero de 2019 Actualizado: 24 de Enero de 2019

Hormel Foods y Jenny-O Turkey, quienes donaron USD 25.000 como recompensa por el regreso de la adolescente de Wisconsin, Jayme Closs, dijeron que ahora que volvió sana y salva, le darán a ella el dinero.

El 10 de enero, Jayme se acercó a una mujer que paseaba a su perro y le pidió ayuda después de lograr escapar de una remota cabaña donde había estado cautiva durante 88 días.

La niña de 13 años de edad caminaba llorando en un clima frío sin abrigo, hasta que encontró Jeanne Nutter, quien la acompañó a la casa de Peter y Kristin Kasinskas. Desde ahí llamaron al 911.

Cuando surgió el problema de quién debería obtener la recompensa, la pareja le dijo a la agencia AP que si alguien debería obtener el dinero, es Jayme “porque ella se salvó a sí misma”.


El alguacil del condado de Barron, Chris Fitzgerald, dijo en una conferencia de prensa el día después del escape de Jayme que, la adolescentee era la héroe en el caso. “Jayme fue la campeona que finalmente dijo que ya era suficiente”, dijo el alguacil en la conferencia de prensa, según CNN. “No podemos estar más que orgullosos de Jayme”.

“Estamos muy contentos con la noticia del regreso seguro de Jayme”, dijo Jim Snee, presidente y director ejecutivo de Hormel Foods, con sede en Minnesota, según CNN. “Su valentía y fuerza realmente han inspirado a los miembros de nuestro equipo en todo el mundo”.

Hormel Foods es la empresa matriz de Jennie-O Turkey Store, que empleó a los padres de Jayme, James y Denise Closs, asesinados a tiros durante el secuestro violento de la menor.

“Barron es una comunidad increíblemente fuerte y nunca perdió la esperanza”, dijo Snee. “Celebramos con la comunidad y el mundo que Jayme está en casa”.


“Mientras aún estamos de luto por la pérdida de los familiares Jim y Denise, estamos muy agradecidos por la valiente fuga de Jayme y que ella esté de regreso en Barron”, dijo Steve Lykken, presidente de Jennie-O Turkey Store, según CNN. “Nuestra esperanza es que un fondo fiduciario se pueda utilizar para las necesidades de Jayme hoy y en el futuro”.

Jayme sorprendió a la comunidad de Gordon, Wisconsin, al aparecer cerca de un área boscosa a unas 70 millas al norte de donde fue vista por última vez, varios meses después de su secuestro el 15 de octubre.


La mujer que encontró a Jayme llevó a la niña a la casa de Kasinskas porque temía que su propia casa fuera demasiado cerca de la de Jake Patterson, quien según las autoridades confesó haber secuestrado a Jayme después de asesinar a sus padres en la casa de Barron.

“Hola, tengo una joven en mi casa en este momento y dice que su nombre es Jayme Closs”, dijo Kristin Kasinskas al funcionario durante la llamada al 911.

Mientras Peter Kasinskas vigilaba la puerta con un arma, Kasinskas y Nutter hablaron con el funcionario durante unos 30 minutos hasta que las autoridades llegaron a la remota casa.

“Estaba paseando a mi perro y casi estábamos en casa y ella camina hacia mí llorando diciendo: ‘Tienes que ayudarme, tienes que ayudarme'”, dijo Nutter al funcionario. “Y no quería entrar en mi cabaña porque está muy cerca de la casa de Patterson”.

Ella agregó: “Su nombre es Jake Thomas Patterson y aparentemente su casa está a dos puertas de nuestra cabaña, así que estamos un poco asustados porque él podría venir”.


Una queja criminal reportada por la agencia Ap ofrece un informe detallado de cómo Jayme fue secuestrada de su hogar en Wisconsin y mantenida cautiva durante tres meses después de que un intruso mató a ambos padres.

El sujeto del caso, Jake Thomas Patterson, está acusado de esconderla en un espacio de 2,5 pies debajo de su cama durante horas, advirtiéndole de que si intentaba huir “sucederían cosas malas”.

La queja dice que Patterson mantuvo a Jayme atrapada en su remota cabaña antes de que ella aprovechara la oportunidad de huir.

El acusado no conocía a Jayme, dice la denuncia, pero la vio subir a un autobús escolar un día y decidió que se la llevaría. Su motivación sigue siendo desconocida.

El abuelo de Patterson dijo que la familia no tenía idea de que supuestamente él había secuestrado a una niña y la había retenido durante meses en la cabaña.


“Nadie tuvo ninguna pista hasta que esto sucedió”, dijo Jim Moyer a ABC luego de que Jayme escapó del cautiverio el 10 de enero.

“Nadie sabrá nunca lo que pasó por su mente”, dijo Moyer. “No puedo entender nada en su vida que pueda haberlo cambiado tan drásticamente. Tiene que ser una especie de giro en su mentalidad”.


Patterson fue acusado de dos cargos de homicidio intencional y un cargo de secuestro.

“Estamos absolutamente desconsolados”, dijo Moyer. “Es difícil lidiar con eso”.

A continuación

Los practicantes de Falun Gong están siendo asesinados por sus órganos en China

TE RECOMENDAMOS