Vio un grano detrás de su oreja y resultó ser un cáncer muy agresivo

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
24 de Junio de 2019 Actualizado: 24 de Junio de 2019

Una joven de 21 años de New Plymouth, Nueva Zelanda, contó su historia mientras está luchando contra una rara forma de cáncer que partió con un pequeño bulto en la oreja y se propagó a sus pulmones.

Ella se está curando con la inmunoterapia, ya que los médicos descubrieron que su propio cuerpo se estaba defendiendo del crecimiento de los tumores que se habían diseminado.

Su “viaje como llama Emily Foreman, comenzó en 2018.

“Noté un pequeño bulto detrás de mi oreja derecha. Inicialmente, esto no me preocupaba; No fue hasta abril del año pasado, cuando el bulto se había duplicado en tamaño y mi oído estaba empezando a entumecerse cuando decidí acudir a mi médico de cabecera local”, dijo a través de Give a little, mientras reunía fondos voluntarios para su quimioterapia.

Cuando le hicieron una biopsia, los resultados fueron muy confusos sobre lo que realmente era, así que el médico la envió a un especialista en Palmerston North, que se ocupaba de casos más raros.

Las malas noticias para Emily llegaron después de otra biopsia, varias semanas de espera y muchas exploraciones; tenía un tumor canceroso conocido como un carcinoma indiferenciado de células grandes.

El mal estaba ubicado en la glándula parótida, la principal glándula salival.

“También descubrimos que se había diseminado a algunos de los ganglios linfáticos circundantes”.

Emily fue al hospital de Lower Hutt, donde un equipo de cirujanos plásticos la sometió a una operación mayor de 6 horas.

“Esto fue para eliminar la totalidad de mi glándula parótida, así como la mayoría de los ganglios linfáticos y parte del tejido circundante en mi cuello”, dijo en su relato.

Los médicos necesitaron también sacar parte del nervio facial principal que dejó el lado derecho de mi cara paralizado”.

“Afortunadamente, tuve el mejor equipo quirúrgico posible y pudieron volver a conectar los nervios de mi cara para ayudarme a recuperar algo de movimiento”, dijo a continuación.

Finalizada la operación inició con el tratamiento de radiación durante seis semanas.

“Las cosas finalmente pudieron volver a la normalidad y pude comenzar a vivir mi vida nuevamente. Poco a poco volví a mi trabajo como maestra de la primera infancia y finalmente pude volver a mi semana habitual de 40 horas”, destacó.

“Pude hacer algunos planes para mi futuro e intentar dejar atrás todo este problema del cáncer. Luego … el 1 de febrero de 2019 recibió otra mala noticia durante una imagen de chequeo.

La inmunoterapia

“Nunca me había sentido mejor. Desafortunadamente, este no fue el caso y en la tomografía computarizada descubrieron múltiples lesiones en mis pulmones; es decir, el cáncer se había extendido. Siempre existía la posibilidad de que el cáncer regresara, pero nunca en un millón de años esperaba esto”, dijo Emily.

Emily no se desmoralizó y siguió luchando. Es posible que esta actitud haya activado mejor su inmunidad.

“Debido a que las lesiones eran muy pequeñas y se extendían a través de ambos pulmones, la cirugía no era una opción, tampoco podíamos hacer radiación, ya que esto dañaría demasiado mis pulmones. Entonces, después de pensar con mucho cuidado, decidimos que haríamos radiografías de tórax mensuales y regulares para ver si las lesiones estaban cambiando o no. También habíamos decidido que si ese era el caso y ellos estaban cambiando, haríamos una quimioterapia leve con la esperanza de minimizar esos cambios”.

“Para sorpresa de mi oncólogo, en los últimos cuatro meses de radiografías de tórax y tomografías computarizadas ha habido poco o ningún cambio. Esto lo llevó a creer que mi sistema inmunológico debe estar haciendo un muy buen trabajo para mantener a raya el cáncer”, dijo Emily.

Los médicos entonces le ofrecieron inmunoterapia, creyendo que esto tendría mejores resultados que la quimioterapia.

Emily contó su historia en ‘Give a Little’ para financiar su tratamiento que se realiza cada tres semanas en Palmerston North y ha recibido gran apoyo.

“Estoy tan agradecida y tan afortunada que puedo exponer mi historia con la esperanza de ayudar a otros a revisar su propia medicina. Honestamente, el apoyo y la generosidad de todos constantemente me sorprenden y solo quiero dar las gracias a todos, y a todos los que participaron en este viaje”.

***

Te puede interesar

El secreto de una mujer alemana para una vida armoniosa y feliz

TE RECOMENDAMOS