Virus del PCCh devastó la industria avícola de China

Por Chriss Street
25 de Marzo de 2020 12:14 PM Actualizado: 25 de Marzo de 2020 12:14 PM

Análisis de las noticias

Los bloqueos en China, las estrictas cuarentenas y las restricciones a viajes de cientos de millones de ciudadanos para contener la propagación del virus del PCCh han devastado la producción nacional de pollos.

The Epoch Times se refiere al nuevo coronavirus, que causa la enfermedad COVID-19, como el virus del PCCh porque el encubrimiento y la mala gestión del Partido Comunista Chino permitieron que el virus se propagara por toda China y provocara una pandemia mundial.

Con los brotes de peste porcina africana (PPA) que se han producido desde agosto de 2018, que provocaron la muerte o el sacrificio por parte del régimen de la mitad de los 440 millones de cerdos de China, se esperaba que el consumo doméstico de pollos alcanzara los 15,96 millones de toneladas métricas.

Se preveía que la producción doméstica de pollos saltara de 13,8 millones de toneladas en 2019 a un récord de 15,8 millones de toneladas en 2020, según un informe del 14 de agosto del Servicio Agrícola Exterior del USDA. Con la producción nacional incapaz de satisfacer la creciente demanda debido a las limitaciones de capacidad y las restricciones ambientales, el USDA predijo que China se vería obligada a levantar sus prohibiciones a las importaciones de productos avícola.

Pero cuatro de las provincias productoras de pollos más importantes de China, incluyendo Hubei, que fue el epicentro del brote, emitieron órdenes de cierre a partir de mediados de enero. Numerosas carreteras fueron cerradas, y los ferrocarriles fueron clausurados.

La Asociación Avícola de Hubei escribió una carta a la Asociación de Agricultura Animal de China (CAAA) a finales de enero, diciendo que sus miembros estaban “muy angustiados” debido a la falta de suministros de alimentos para aves de corral. La CAAA respondió emitiendo pedidos de 18,000 toneladas de maíz y 12,000 toneladas de harina de soja para ser entregadas en Hubei.

Según el medio de comunicación estatal Global Times, Hubei tenía una población de aproximadamente 348 millones de pollos vivos y producía anualmente más de 532 millones de pollos comercializables antes del brote del virus PCCh. Como sexta provincia productora de aves de corral de China, Hubei era también un importante productor de huevos.

Pero con el transporte paralizado a principios de febrero, la Asociación Avícola imploró a los funcionarios agrícolas que si el alimento no llegaba Hubei: “millones de pollos podrían perecer pronto”. La asociación advirtió que muchos productores estaban reduciendo a la mitad la cantidad con que normalmente alimentaban a cada ave, y que algunos ya habían comenzado a practicar la eutanasia a los pollos jóvenes.

Situaciones similares se daban también en otras provincias chinas donde se había restringido el transporte de aves de corral jóvenes y vivas y se habían cerrado los mataderos.

En febrero, el South China Morning Post entrevistó a un productor que solo se identificó como Chen. Él afirmó que el cierre de los locales de los mercados húmedos y la imposibilidad de transportar alimentos había hecho que los precios que recibía por el pollo se desplomaran hasta 0,5 yuanes por kilogramo, es decir, alrededor de 0,07 dólares. Chen añadió que el desastre aumentaría porque “los pollos deben ser vendidos cuando tienen 70 días de edad”.

La Comisión de Salud de Hubei anunció que, a la medianoche del 25 de marzo, comenzarán a disminuir las restricciones de viaje para la provincia de 60 millones de habitantes, según AP News. Pero la ciudad de Wuhan permanecerá cerrada hasta el 8 de abril. Los 120,000 trabajadores migrantes que quedaron atrapados en el encierro de Hubei, después de regresar a casa para el Año Nuevo Lunar, ya han sido autorizados a salir en autobuses y trenes especiales, y a los residentes con un certificado de buena salud se les permitirá viajar.

Ante la creciente preocupación por la seguridad alimentaria de China, American Shipper informó el 24 de marzo que China y el Servicio de Inspección Zoosanitaria y Fitosanitaria del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) habían llegado a un acuerdo de “regionalización”.

China justificó la prohibición de las importaciones de aves de corral americanas durante 2013, 2014 y 2015 cuando una granja estadounidense informó de un caso de gripe aviar. Tanto Estados Unidos como China acordaron que cuando una enfermedad de las aves de corral golpeara, las regiones no afectadas deberían seguir comerciando con productos avícolas.

El USDA declaró que China había levantado una prohibición de cinco años a las importaciones de aves de corral a EE.UU. en noviembre y firmó la “Fase Uno del Acuerdo Económico y Comercial” el 14 de febrero que permitirá más de 1000 millones de dólares en exportaciones anuales de aves de corral estadounidenses a China.

*****

A continuación:

 “España, su relación con el régimen chino y el virus del PCCh”

Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de The Epoch Times

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.