Vivió semanas escondido en el ático de su exnovia, quien presentía algo extraño

Por La Gran Época
25 de Abril de 2019 Actualizado: 25 de Abril de 2019

Durante semanas una mujer vivió asustada porque notaba cosas extrañas sucediendo en su casa en el lado norte de Pittsburgh, en el estado de Pensilvania, EE.UU., hasta que descubrió que su ex novio estaba viviendo en el ático por más de dos semanas.

Cuando lo descubrió, el hombre forcejeó con ella y sus gritos alertaron a los vecinos, quienes llamaron a la policía. Las autoridades lo identificaron como Cary Cocuzzi, el exnovio de la mujer.

Casi un mes antes, la mujer, quien pidió anonimato, había recibido una orden de protección contra el abuso y a Cocuzzi se le impedía tener contacto con ella.

Ella relató que desde entonces no había oído ni visto nada de él, pero sí tenía una intuición de su presencia y efectivamente el hombre, de 31 años, nunca se había ido.

Imagen ilustrativa. (Crédito: Shutterstock)

Siento que esto me va a afectar por el resto de mi vida”, dijo la mujer a WPXI TV, según Washington Post. “Tuve una intuición al respecto, pero la ignoré, la aparté a un lado. No lo hice. No quería parecer paranoica. Nunca piensas que esto te sucederá, pero debería haber confiado en mis instintos porque tenía razón”.

Durante semanas, la mujer de 37 años que vivía con sus dos hijas, notó cosas extrañas e inexplicables.

Una vez vio algo diferente en el asiento del inodoro, la tapa estaba levantada, y en otra ocasión una manta gris con detalles de satén apareció en un rincón del oscuro sótano, donde no debía estar.

“Sabía que esa manta no había estado allí antes”, le dijo a WPXI TV. “Lo sabía.”

Entonces este sábado ella escuchó el ruido.

Justo antes del mediodía estaba abajo limpiando la cocina y sintió un ruido que pensó era el sonido de su gato que saltaba escaleras arriba. Fue a revisar y descubrió que su intuición era acertada. Era Cocuzzi.

Policía de Pittsburg. Imagen de archivo.(Photo by Jeff Swensen/Getty Images)

El informe policial dice que ella estaba aterrorizada porque él había tratado de agredirla sexualmente en el pasado. Esta vez el la agarró y puso una mano sobre su boca.

“Ven aquí”, le dijo según denuncia penal, reporta Washington Post.

La mujer logró liberarse y corrió escaleras abajo pero Cocuzzi la volvió a agarrar. Entonces ella nuevamente logró apartarlo.

Cuando los oficiales llegaron, alertados por los vecinos, encontraron a Cocuzzi escondido debajo de un montón de ropa, dice el informe.

Cocuzzi declaró a la policía que “estaba cansado de quedarse sin hogar y quería un lugar para quedarse”, así que estaba viviendo en el ático. Había descubierto que podía entrar y salir por una puerta lateral que no daba a la calle.

La mujer dijo que cuando vio los detalles raros en el inodoro y la manta fuera de lugar quiso avisar a la policía.

“Solo pensé, Dios mío, ¿este tipo está en mi casa?. Esto es extraño ¿Qué podría hacer?. Ya tenía la [orden de protección] contra él, y no puedo llamar a la policía y decir: ‘Hay una manta en mi sótano'”, dijo a la policía.

La orden de restricción contra el exnovio había finalizado el 25 de marzo y las autoridades sólo hicieron notar al respecto que la mujer estaba “extremadamente asustada” de Cocuzzi.

Hablando con la televisión ella también confesó que se sentía violada por toda la experiencia y temía de lo que le podría pasar cuando él salga de la cárcel.

También dijo que estaba agradecida que sus hijas no estaban en casa cuando él se abalanzó sobre ella.

“¿Quién sabe qué pudo haber pasado?”, exclamó.

Cocuzzi, un hombre sin antecedentes penales en Pennsylvania, hoy se encuentra recluido en la cárcel del condado de Allegheny. Fue acusado de robo y restricción ilegal. Tiene una cita para una audiencia preliminar el 2 de mayo en el Tribunal Municipal de Pittsburgh.

***

Descubra

¿Por qué China tiene un organismo estilo Gestapo?

TE RECOMENDAMOS