“Volvimos”: Cientos de miles de hongkoneses celebran el aniversario de las protestas masivas de 2014

Por Eva Fu
29 de Septiembre de 2019 Actualizado: 29 de Septiembre de 2019

Coloridas pancartas, paraguas y cañones de agua llenaron de nuevo las calles de Hong Kong el 28 de septiembre cuando cientos de miles de manifestantes se presentaron para conmemorar el quinto aniversario de las protestas masivas a favor de la democracia conocidas como el Movimiento de los Paraguas.

El organizador de la marcha, Frente Civil de Derechos Humanos (CHRF), dijo que entre 200.000 y 300.000 personas se presentaron en el acto de las 7:00 p.m. en Tamar Park, cerca de la sede del gobierno en Admiralty, para conmemorar el día.

En las protestas de 2014, los manifestantes ocuparon las principales calles del centro de Hong Kong durante 79 días para exigir que el líder de la ciudad fuera elegido por sufragio universal.

El CHRF suspendió el acto poco después de que las protestas tomaran un giro ya común, con la policía arrojando gas lacrimógeno y apuntando con cañones de agua a los activistas.

“Volvimos”

Una manifestante prodemocracia pega carteles y notas adhesivas para hacer un “Muro de Lennon” antes de un acto para conmemorar el quinto aniversario del Movimiento de los Paraguas de 2014 en Hong Kong, el 28 de septiembre de 2019. (Yu Kong/La Gran Época)

La oposición a la influencia opresora del régimen chino ha estado provocando protestas semanales en Hong Kong desde junio.

Aunque la líder de la ciudad, Carrie Lam, anunció a principios de septiembre que el gobierno retiraría el proyecto de ley de extradición que desencadenó las protestas masivas, esto no ha aliviado las preocupaciones de los manifestantes. Estos han seguido saliendo en masa a exigir una investigación independiente sobre la violencia policial y la celebración de elecciones libres y justas.

Por la tarde, las multitudes, en su mayoría vestidas con camisas negras, se reunieron en el Parque Tamar detrás de una bandera que decía “Volvimos”, haciendo referencia a una promesa hecha hacia el final del Movimiento de los Paraguas de que los manifestantes retornarían.

Realizaron un minuto de silencio para conmemorar el primer disparo de gas lacrimógeno en la ciudad durante el Movimiento de los Paraguas.

Los manifestantes de Hong Kong registraron el desarrollo de las protestas desde junio en las escaleras de un puente. (Yu Kong/La Gran Época)

Tommy Cheung, uno de los nueve líderes estudiantiles durante las protestas de 2014 que fueron encarcelados por su participación, dijo que fue directamente a la manifestación después de terminar sus horas de servicio comunitario del día.

“No hay vuelta atrás”, dijo en el acto.

Otro exlíder estudiantil, Joshua Wong, también trató de tranquilizar al público, diciendo que la legislación de Estados Unidos que apoya al movimiento pronto se someterá a votación y podría aprobarse hacia finales de año.

Wong acababa de regresar de Estados Unidos, donde se reunió con legisladores estadounidenses para abogar por la aprobación de la Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong.

El proyecto de ley obligaría al Gobierno estadounidense a imponer sanciones a los funcionarios chinos y de Hong Kong responsables de las violaciones de derechos humanos en la ciudad.

Wong también anunció en un evento separado que se postularía para las elecciones del consejo del distrito local en noviembre.

Enojo

El público asiste a un acto para conmemorar el quinto aniversario del “Movimiento de los Paraguas”, en el área de Admiralty de Hong Kong el 28 de septiembre de 2019. (Philip Fong/AFP/Getty Images)

Por la noche, un grupo de manifestantes arrojó objetos, incluyendo ladrillos y bombas molotov, contra las oficinas del gobierno, provocando que la policía disparara gas lacrimógeno y cañones de agua.

Un manifestante que llevaba una camisa de apoyo al movimiento expresó su enojo hacia la policía y los culpó por “empeorar la situación”.

La policía ha disparado miles de latas de gas lacrimógeno en los últimos meses y ha detenido a unas 1600 personas relacionadas con las protestas. Casi un tercio de ellos eran estudiantes, según una sesión informativa de la policía el 27 de septiembre.

“No importa cuántos cañones de agua o gas lacrimógeno use la policía, no puede asustar a nadie”, dijo el manifestante a la oficina de La Gran Época en Hong Kong. “Solo nos dispersamos como el agua”, dijo.

La noche anterior, unos 50.000 manifestantes se reunieron en Edinburgh Place, en el Distrito Central, para expresar su preocupación por el trato que reciben los manifestantes detenidos en el centro de detención de San Uk Lang, cerca de la frontera con China continental.

El organizador del acto leyó una carta de un manifestante anónimo que estuvo detenido en el lugar. El manifestante dijo que los guardias del centro lo torturaron y abusaron sexualmente de él después de desnudarlo y ponerle una máscara sobre su cabeza. Calificó a la experiencia de “abuso inimaginable”, pero no entró en detalles.

El manifestante, que fue arrestado en agosto, dijo que la policía le roció la cara con un aerosol de pimienta después de que se negara a desbloquear su teléfono.

“Nuestros cuerpos y corazón pueden sentir sus heridas, así que tenemos que salir a apoyarlos, a decirle al gobierno que no nos daremos por vencidos”, dijo un participante del acto a la televisora asociada a La Gran Época, NTD, el 27 de septiembre.

***

Video relacionado

¿Terminará Hong Kong como la Plaza Tiananmen?

TE RECOMENDAMOS