Wall Street, el oro y los bonos suben, mientras el petróleo se recupera el día de las elecciones

Por Tom Ozimek
03 de Noviembre de 2020
Actualizado: 04 de Noviembre de 2020

Wall Street se recuperó, el petróleo amplió sus recientes ganancias y tanto los precios del oro como los rendimientos de los bonos subieron en Estados Unidos en el día de las elecciones, dando señales algo confusas en momentos en que los inversores reflexionan sobre las consecuencias de una de las carreras presidenciales más divisorias del país.

A las 11:30 a.m., hora del este, el promedio industrial del Dow Jones subió 657.70 puntos o un 2.44 por ciento, a  27,582.8, el S&P 500 subió 75.2 puntos o un 2.27 por ciento, a 3.385, y el Nasdaq compuesto subió 247.8 puntos o 2.26 por ciento, a 11,205.4.

Reforzando el sentimiento de riesgo, se produjo un aumento en los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a 10 años, los que subieron un 5.63 por ciento hasta un rendimiento del 0.889 por ciento a las 11:48 ET. Los rendimientos de los bonos suben cuando los valores del gobierno, que se consideran un activo seguro, se venden.

Un mensaje contradictorio fue el movimiento del oro, también un refugio seguro, con el metal dorado subiendo el día de las elecciones mientras el dólar caía. La ambigüedad de la declaración de los resultados presidenciales de Estados Unidos posiblemente pesó sobre algunos inversores, quienes buscaron refugio. El oro al contado aumentó un 0.61 por ciento a 1906.40 dólares por onza a las 11:53 a.m., hora del este.

“El único motor detrás de los precios del oro es la alta probabilidad de que se produzca un caos en torno a las elecciones de Estados Unidos, debido a las predicciones de no tener un presidente para esta noche”, dijo Jeffrey Sica, fundador de Circle Squared Alternative Investments.

Los lingotes también recibieron el apoyo de un dólar en caída, con el índice DXY disminuyendo un 0.67 por ciento a las 11:59 a.m. ET.

“Vamos a superar los niveles de 2000 dólares por onza con un potencial de un máximo histórico para la inauguración (presidencial el 20 de enero)”, dijo Sica, añadiendo que el oro va a tener un impulso significativo hasta que se decida el próximo presidente y entonces dependerá de un mayor estímulo.

El precio del petróleo prolongó su recuperación, con los futuros del crudo Brent subiendo 0.53 dólares o un 1.35 por ciento, a 39.78 dólares por barril a las 11:42 ET del martes, mientras que los futuros del crudo del West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos subieron 0.81 dólares o un 2.19 por ciento, a 37.88 dólares por barril. Ambos puntos de referencia ganaron casi un 3 por ciento el lunes.

“El salto tiene todos los sellos de una masiva, lógica, e incluso inevitable breve cobertura previa a la elección presidencial de Estados Unidos”, dijo Tamas Varga, de la empresa de corretaje de petróleo PVM.

“Sería tentador concluir que la recuperación de la caída de la semana pasada ya está en marcha, pero simplemente no es un escenario plausible”, añadió.

Aunque el candidato demócrata, Joe Biden, lidera las encuestas nacionales, Trump redujo la diferencia, especialmente en los estados clave en los que se libra una batalla, ya que la competencia en los estados indecisos se considera lo suficientemente estrecha como para que el presidente pueda asegurarse los 270 votos del Colegio Electoral necesarios para permanecer en la Casa Blanca durante otros cuatro años.

Las encuestas están en el centro de atención una vez más en 2020, con preguntas sobre si el llamado fenómeno del “votante tímido” está subestimando el apoyo a Trump, quien redujo la brecha en los estados clave de Arizona, Florida, Michigan, Carolina del Norte, Pensilvania y Wisconsin a 2,3 puntos porcentuales a su favor. El recuerdo de las inexactitudes de las encuestas en 2016 se avecina, cuando Trump quedó a la zaga en la gran mayoría de las encuestas preelectorales pero pasó arrasando los estados clave de la contienda hasta ganar el Colegio Electoral.

En 2016, las encuestas mostraron a la exsecretaria de Estado, Hillary Clinton, con una ventaja de alrededor de cuatro puntos porcentuales, relativamente cerca de su margen de 2.1 puntos en el voto popular. Biden subió a un promedio de 6.7 por ciento de margen a nivel nacional, pero solo 2.3 por ciento en los estados disputados, lo que sugiere que, aunque las encuestas en 2020 tendrían que estar más alejadas que en 2016 para que Trump gane, una victoria que no está fuera de su alcance.

A pesar de una caída impulsada por la pandemia a principios de este año, el S&P 500 subió alrededor del 55 por ciento desde que Trump logró su extraordinaria victoria en 2016, ya que las menores tasas de impuestos bajo su gobierno impulsaron los beneficios de las empresas.

Con información de Reuters.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Trotskistas de Brasil y EE.UU. coordinan  ataques contra Trump y Bolsonaro

TE RECOMENDAMOS