Wolverine Watchmen, milicia implicada en plan de secuestro en Michigan, lista para la ‘Guerra Civil’

Por Zachary Stieber
09 de Octubre de 2020
Actualizado: 09 de Octubre de 2020

La milicia de Michigan que fue identificada por desempeñar un papel clave en el presunto complot para secuestrar a la gobernadora, Gretchen Whitmer, era un grupo de bajo perfil que se formó recientemente motivado por las duras órdenes ejecutivas de Whitmer, emitidas en respuesta a la pandemia de COVID-19, según expertos y documentos judiciales.

Siete miembros y asociados de Wolverine Watchmen enfrentan cargos de terrorismo estatal por, presuntamente, participar en la planificación para secuestrar a Whitmer en su casa de vacaciones y para asaltar el Capitolio del Estado en Lansing.

Según las declaraciones juradas de los detectives estatales, Wolverine Watchmen es una organización antigubernamental contraria a las fuerzas del orden.

Wolverine Watchmen comenzó a reclutar miembros usando Facebook en noviembre de 2019, dijo la policía. Una vez reclutados, los miembros se comunicarían en una plataforma de mensajería segura y cifrada.

El grupo y sus asociados “han hecho amenazas terroristas contra funcionarios y organizaciones gubernamentales y han brindado apoyo material para actos de terrorismo planificados”, escribieron los detectives. Los líderes de la milicia pidieron a los miembros de la organización que identificaran las direcciones de los hogares de los agentes del orden, según funcionarios estatales y federales.

Se sospecha que los siete hombres que enfrentan cargos “intentaron identificar las direcciones de los agentes del orden para atacarlos, hicieron amenazas de violencia con la intención de instigar una guerra civil y participaron en la planificación y capacitación para una operación que tenía el propósito de atacar el edificio del capitolio de Michigan y para secuestrar a funcionarios del gobierno, incluida la gobernadora de Michigan”, dijo el jueves a la prensa la fiscal general de Michigan, Dana Nessel.

Joseph Morrison (izq.) y Pete Musico fueron arrestados y acusados de amenaza de terrorismo, adhesión a una pandilla, brindar apoyo material para un acto terrorista y portar o poseer un arma de fuego durante la comisión de un delito grave en relación con un complot para secuestrar a la gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer, en Jackson, Michigan, EE.UU., el 09 de octubre de 2020.(EFE/EPA/Oficina del Sheriff del Condado de Jackson)

No se pudo encontrar la información de contacto del grupo.

Aunque los miembros comenzaron a comunicarse a finales del año pasado, la fuerza impulsora del nuevo grupo parecía ser la pandemia COVID-19 y la respuesta de Michigan a la misma, dijo a The Epoch Times, Amy Cooter, profesora de sociología en la Universidad de Vanderbilt que estudia las milicias.

“Ese en particular fue el evento central que los animó a formar un grupo y aparentemente pasar a la acción”, dijo.

De los miembros de la organización solo se sabe de dos que pertenecieron a la Michigan Liberty Militia en el pasado.

Ese grupo y su fundador eliminaron sus páginas de Facebook y no tienen información de contacto disponible para el público.

La falta de presencia en la web de Wolverine Watchmen llevó a algunos a vincularlos por error a un sitio perteneciente al Cuerpo de Milicias de Michigan, Wolverines, otro grupo. Un portavoz de esa milicia le dijo a The Epoch Times por correo electrónico que el cuerpo de milicias al que pertenece no tiene ni ha tenido nunca ninguna afiliación con los Watchmen, ni con ninguno de sus miembros.

“NO defendemos ninguna de las presuntas acciones de las que se les ha acusado. Aunque estos Watchmen también han adoptado la imagen de wolverine como su mascota, NO tienen conexión con MMCW”, dijo el portavoz.

Los Wolverine Watchmen “pasaron desapercibidos”, dijo a The Detroit News, Jon Lewis, investigador del Programa sobre Extremismo de la Universidad George Washington.

“Este simplemente no es un grupo grande del que hayamos oído hablar”, dijo Lewis. “Sé que, de manera anecdótica, hay muchas organizaciones de milicias que operan tanto a nivel nacional como en Michigan, pero esta [milicia] no ha aparecido en nuestras investigaciones”.

Vehículos fuera de una casa que el FBI registró, el miércoles por la noche y el jueves por la mañana, en relación con un complot para secuestrar a la gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer, el 8 de octubre de 2020, en Heartland, Michigan. (JEFF KOWALSKY/AFP a través de Getty Images)
Se ve una ventana rota en una casa que el FBI registró, en un parque de casas móviles de Hartland Township el miércoles por la noche y el jueves en mañana, en relación con un complot para secuestrar a la gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer, el 8 de octubre de 2020, en Heartland, Michigan. (JEFF KOWALSKY/AFP a través de Getty Images)

En marzo, un miembro de la milicia que se consternó por los planes del grupo acordó convertirse en espía del FBI. El informante grabó llamadas telefónicas y reuniones que se utilizaron para reforzar los cargos.

Joseph Morrison y Pete Musico, dos de los hombres que enfrentan cargos por terrorismo de estado, son miembros fundadores del grupo. Morrison es considerado el “comandante” de la milicia y es conocido en Internet como “Boogaloo Bunyan”, según documentos judiciales.

Boogaloo es una red flexible de grupos y personas que se están preparando para una guerra civil. Su perspectiva principal es antigubernamental y muchos son anarquistas, según investigadores y funcionarios gubernamentales.

Wolverine Watchmen realizó entrenamiento táctico este año en la casa de Morrison y de Pete Musico y en propiedades privadas en áreas remotas, “donde participaron en entrenamientos con armas de fuego y simulacros tácticos para prepararse para el ‘boogaloo’, un término que hace referencia a un levantamiento violento contra el gobierno o una inminente guerra civil por motivos políticos”, decía una declaración jurada.

Los miembros tienen diferentes habilidades, que incluyen destreza táctica, conocimiento médico y experiencia en armas. Por ejemplo, Paul Bellar, otro miembro que fue arrestado, tenía experiencia en entrenamiento médico y en armas de fuego, diseñó ejercicios tácticos, según las autoridades.

Según funcionarios federales, 15 hombres, incluido el residente de Michigan, Adam Fox, se reunieron en Dublin, Ohio, el 6 de junio para discutir la creación de una sociedad autosuficiente. Varios propusieron medios violentos para lograr tal sociedad, incluida la adopción de medidas contra los gobiernos estatales.

Los miembros del grupo decidieron que necesitaban aumentar el número de integrantes y se animaron mutuamente a hablar con sus vecinos y difundir el mensaje, según una denuncia penal. Como parte del acercamiento, Adam Fox se comunicó con Wolverine Watchmen.

Después de vincularse con Fox, los miembros se dedicaron a planificar cómo secuestrar a Whitmer, según documentos judiciales.

De acuerdo con el informante del FBI, uno de los fundadores de la milicia les dijo a otros integrantes del grupo, el 14 de junio, que le habían presentado a Fox. Ese mismo día, los miembros hablaron con Fox por teléfono y comenzaron a reunirse en persona con él, incluso en junio, durante una manifestación de la Segunda Enmienda en el Capitolio del Estado, en Lansing.

Fox, su novia y otras personas asistieron a uno de los entrenamientos tácticos en la residencia Munith, a finales de ese mes. El mes siguiente, Fox y otros se capacitaron en Cambria, Wisconsin. Continuaron reuniéndose y capacitándose en varios lugares, incluido el lugar de trabajo de Fox.

Shawn Fix, William Null, Michael Null y Eric Molitor ayudaron en la vigilancia física que se le hizo a la casa de vacaciones de la gobernadora Whitmer, lugar desde el cual los conspiradores querían secuestrarla, dijeron los detectives estatales.

Molitor usó su teléfono celular el 29 de agosto para encontrar la ubicación de la casa y tomó fotografías de la residencia, según una declaración jurada. Discutió con otros acerca de regresar para realizar la vigilancia desde el agua en una fecha posterior.

William y Michal Null supuestamente sirvieron como vigías para Fox, y otros participantes, durante una operación de vigilancia física nocturna.

Los cargos de terrorismo se basan en la investigación que muestra “que Wolverine Watchmen como organización, subgrupos de Wolverine Watchmen o asociados de Wolverine Watchmen han proporcionado los medios y la oportunidad de cometer apoyo material para el terrorismo, en violación de” la ley estatal, dijeron los detectives.

“Al aunar las habilidades de sus miembros y brindar capacitación, la organización Wolverine Watchmen y sus asociados han brindado capacitación y experiencia para apoyar materialmente y proporcionar recursos para planificar, preparar, llevar a cabo o facilitar actos de terrorismo”, escribieron en documentos judiciales.

La mansión de la gobernadora de Michigan se ve en Lansing, Michigan, el 8 de octubre de 2020. (Rey Del Rio/Getty Images)
El Capitolio del Estado de Michigan en Lansing, Michigan, 8 de octubre de 2020. (Rey Del Rio/Getty Images).

Fox, quien enfrenta cargos federales, compartió fotografías de la operación de vigilancia con un grupo de chat encriptado que incluía al espía del FBI.

En el chat, otro hombre acusado a nivel federal, Ty Garbin, se ofreció a pintar su bote de negro para apoyar la vigilancia desde el agua a la casa de vacaciones de Whitmer.

A mediados de septiembre un grupo, liderado por Fox, condujo en tres vehículos separados hasta la casa de vacaciones. Fox en un momento se bajó de un automóvil e inspeccionó la parte inferior de un puente de la carretera, en busca de un lugar para colocar una carga explosiva, según la declaración jurada de un agente del FBI. Durante la noche hablaron sobre la operación de secuestro.

“Puedo ver a varios estados votando por sus tiranos [improperios]. Todo el mundo toma a sus tiranos”, dijo Fox, supuestamente, y les dijo a los demás que Whitmer “no tiene ningún control ni equilibrio”.

Durante una reunión anterior, se grabó a Fox diciendo: “Secuestra y captura, hombre. Captura a la [improperio] gobernadora. Solo captura a la [improperio]. Porque en ese momento, hacemos eso, amigo, se acabó”.

La planificación de la operación duró hasta finales de septiembre, según documentos judiciales. Whitmer se mantuvo al tanto de la investigación y ella y su familia fueron trasladados como resultado de las actividades, dijo el viernes el fiscal general de Michigan.

Las cuentas de las redes sociales y los documentos judiciales muestran que los hombres estaban fuertemente impulsados por el sentimiento antigubernamental, con sentimientos encontrados sobre el presidente Donald Trump.

Los videos mostraban, al menos, a uno de los acusados identificándose como anarquista. Otros supuestamente grabaron vídeos de YouTube despotricando contra el gobierno y señalando a Whitmer por sus políticas.

“Todos nosotros en Michigan podemos estar en desacuerdo acerca de la política, pero esos desacuerdos nunca, nunca deberían constituir violencia”, dijo Matthew Schneider, fiscal de Estados Unidos para el Distrito Este de Michigan, en una conferencia de prensa anunciando los cargos.

“Los presuntos conspiradores son extremistas que llevaron a cabo un complot para secuestrar a un gobernador en funciones”, agregó Josh Hauxhurst, asistente del agente especial a cargo.

En una sesión informativa separada, Whitmer dijo que espera que los hombres sean condenados y los calificó como “enfermos y depravados”.

“Como madre con dos hijas adolescentes y tres hijastros, mi esposo y yo estamos eternamente agradecidos con todos los que se pusieron en peligro para mantener a nuestra familia a salvo”, dijo.

Según la Liga Antidifamación, los grupos de milicias comenzaron a formarse en 1993. En aproximadamente dos años, se habían extendido a casi todos los estados.

Alrededor del 90 por ciento de las milicias tienen una postura defensiva y no son propensas a la violencia, dijo Cooter, la profesora investigadora de las milicias, a The Epoch Times.

“La mayoría de los grupos de milicias son, al menos desde su perspectiva, lo que llamaríamos constitucionalistas. Ellos ven como su trabajo defender la ley, adoptar una postura defensiva contra el gobierno, pero no una postura ofensiva”, dijo.

“La mayoría de ellos no apoyan este tipo de acción”, agregó, refiriéndose a las acusaciones contra Wolverine Watchmen.

Eric Molitor (Arriba, izq.); Shawn Fix (Arriba-der.); Michael Null (Abajo-izq.); William Null (Abajo-der.), el 09 de octubre de 2020. (EFE/EPA/SHERIFF DEL CONDADO DE ANTRIM)

William Null, cofundador de Michigan Liberty Militia, quien fue acusado por el estado en el complot contra Whitmer, le dijo a WOOD-TV, a principios de este año, que el objetivo del grupo era asegurarse de que todos los que quisieran pudieran protestar pacíficamente, incluidos aquellos que tienen diferentes ideologías.

“No estamos de acuerdo con algunos de los eventos en los que estamos, pero como constitucionalistas, tienes derecho a protestar mientras seas pacífico”, dijo.

Para muchos miembros de las milicias, las reuniones son como un club social.

“Priorizan el tiro al blanco, un tipo de habilidades de supervivencia, pero se ven a sí mismos como quienes necesitan estar preparados en caso de que ocurra algo malo, ya sea un desastre natural o, digamos, un motín en su ciudad”, dijo Cooter.

Lee Miracle, coordinador de la Milicia de Voluntarios del Sureste de Michigan, le dijo a The Epoch Times por correo electrónico: “Nuestra capacidad de violencia, como pueblo libre, siempre debe mantenerse bien y estar al alcance, pero siempre debe ser la ÚLTIMA opción”.

“Incluso con el comportamiento intolerable de nuestra actual gobernadora, debemos considerar agotar todas nuestras opciones pacíficas, debemos darle al sistema algún tipo de oportunidad para seguir su curso. Hay mecanismos para controlar su alcance dictatorial. Hay tribunales y peticiones e incluso elecciones que primero deben entrar en juego en su contra”, agregó, y señaló la reciente sentencia de la Corte Suprema de Michigan contra el ejercicio del poder de emergencia de Whitmer.

“Estamos desconsolados de que algunos de nuestros conciudadanos de Michigan se hayan sentido frustrados hasta el punto de considerar actos violentos. Es posible que estas acusaciones se deriven de nada más que de conversaciones ociosas, fruto de meses bloqueos por la pandemia y cierres de empresas”, dijo Miracle.

“Considere que cada una de las personas detenidas se presume inocente, a menos que sea condenada, y que ellas, como todos los demás, tienen derecho al debido proceso”.

Sigue a Zachary en Twitter: @zackstieber


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Documentos filtrados: Los proyectos del PCCh en Samoa están llenos de problemas de calidad

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS