Exclusivo: Xi Jinping estaría detrás de cambios políticos inesperados en Hong Kong

18 de Diciembre de 2016 Actualizado: 18 de Diciembre de 2016

HONG KONG-Xi Jinping, el líder del régimen chino, está directamente involucrado en influir el destino político del máximo líder de Hong Kong y en el máximo funcionario chino en la ciudad semiautónoma, según una fuente familiarizada en el tema.

El jefe ejecutivo de Hong Kong, Leung Chun-ying, anunció abruptamente el 9 de diciembre que no buscaría un segundo mandato. Mientras tanto, el director de la oficina de enlace de China, Zhang Xiaoming, no asistió a una serie de eventos oficiales y empresariales programados en Hong Kong desde el 10 de diciembre.

La fuente informada, que está cerca de las discusiones en Zhongnanhai, la sede y las residencias de los dirigentes chinos, dijo que Xi se movió contra Leung y Zhang porque habían avergonzado a Beijing con sus esfuerzos por llevar a Hong Kong hasta el límite.

La Gran Época se enteró de que Xi Jinping está purgando a Hong Kong de funcionarios corruptos y los restantes asociados de Jiang Zemin, el ex jefe del Partido Comunista Chino y principal rival político de Xi.

‘Órdenes de Xi’

La fuente cercana al liderazgo chino reveló que en la noche del 8 de diciembre dos “enviados especiales” de Beijing se reunieron personalmente con Leung Chun-ying y le entregaron las órdenes de Xi Jinping en las cuales Leung debería “terminar”. La siguiente noche, Leung convocó una conferencia de prensa para anunciar que no aspirará a un segundo término debido a “razones familiares”.

Xi quiere que Leung se aparte del cargo debido a que “el sistema político de Hong Kong debe permanecer inalterado durante 50 años”, dijo la fuente, haciendo referencia a los arreglos de “un país, dos sistemas” después de la entrega británica en 1997. “La comunidad internacional no debe decir que el régimen chino está usando duras medidas para suprimir la opinión pública, y dejar que Leung Chun-ying siga en el poder”.

Leung ganó las elecciones para presidente ejecutivo en 2012 por un escaso margen de votos. Los candidatos al puesto oficial superior de Hong Kong son seleccionados por un pequeño comité electoral que es en gran parte favorable a Beijing.

Leung es enormemente impopular en Hong Kong porque ha hecho varios movimientos polémicos; apoyó un programa educativo de “educación patriótica” que los hongkoneses dicen es adoctrinamiento comunista; la policía de Hong Kong bajo su gobierno disparó bombas de gas lacrimógeno contra miles de manifestantes fuera de los edificios del gobierno en 2014, provocando una protesta de 79 días de duración en favor de la democracia; y Leung ha hecho un gran escándalo de la “independencia de Hong Kong”, un movimiento político marginal en la ciudad.

Recientemente, Leung y su gobierno presentaron demandas contra varios legisladores recién elegidos, afirmando que no tomaron debidamente sus juramentos. La legislatura china emitió entonces una rara interpretación legal, y posteriormente dos legisladores pro independencia perdieron sus escaños.

Aunque los medios de comunicación de Hong Kong han especulado que Leung Chun-ying podría permanecer en el servicio público después de dejar el cargo como el ex jefe ejecutivo Tung Chee-hwa (Tung es actualmente vicepresidente del principal órgano de asesoramiento político del régimen), la fuente dice que a Leung no se le concedería este privilegio.

“¿La Comisión Independiente contra la Corrupción de Hong Kong no está investigando a Leung sobre un caso de corrupción? Definitivamente será arrestado después de la investigación”, dijo la fuente. Un diario australiano informó en 2014 que Leung no declaró un pago de cerca de seis millones de dólares de una compañía privada después de asumir el cargo, lo que constituye una violación de la ley de Hong Kong.

La fuente agregó: “El gobierno de Xi Jinping podría tratar con Leung después de que se elija un nuevo jefe ejecutivo”. Las elecciones para jefe ejecutivo de Hong Kong están programadas para marzo de 2017.

Amonestado en Beijing

Zhang Xiaoming, el máximo funcionario chino en Hong Kong, ha desaparecido de la esfera pública y privada después de que Leung Chun-ying retiró inesperadamente su candidatura presidencial.

Zhang estuvo ausente de una exposición comercial el 10 de diciembre; no estuvo en un memorial público para marcar la masacre de Nanjing el 13 de diciembre; y no asistió a una cena del gobierno el 15 de diciembre. Un empresario de Hong Kong que habló bajo condición de anonimato, le dijo a La Gran Época que Zhang no se presentó para una cena con la comunidad empresarial local, tampoco para una reunión con el fin de promover las inversiones de China continental el 10 de diciembre.

Según la fuente, Zhang no pudo hacer sus citas programadas porque no está en Hong Kong. “El grupo de Xi Jinping lo había citado a Beijing para amonestarlo”.

Al parecer, a Zhang se le está llamando la atención por no saber manejar a Hong Kong y ayudar a una investigación de corrupción.

Zhang Xiaoming y Leung Chun-ying han “colaborado para desgarrar a Hong Kong” desde que asumieron sus respectivos puestos en 2012, dijo la fuente. “La oficina de enlace se convirtió en un titiritero e interfirió en la política de Hong Kong, arruinando así el arreglo de “un país, dos sistemas”, añadió.

En 2015, Zhang sugirió públicamente que Leung estaba por encima de la ley y un “poder superior” en Hong Kong. Zhang también ha hecho eco de Leung al criticar a los defensores de la “independencia de Hong Kong”. Además, grupos de fachada comunistas han perturbado activamente la paz en la sociedad de esta ciudad en los últimos cuatro años: el acoso de la Asociación de Jóvenes de Hong Kong contra los practicantes de Falun Gong en ese lugar es el ejemplo más notable.

Sin embargo, la fuente dijo que la Asociación de Protección Juvenil “podría ser castigada en el futuro … cuando los de arriba envían una señal, se preparan y van tras ello”.

Beijing también esperaba que Zhang pudiera ayudarles con la investigación en curso sobre la corrupción de Song Lin, ex presidente de la empresa estatal China Resources, según la fuente. Song, que una vez operó fuera de Hong Kong y fue arrestado en 2014, es un conocido asociado de Zeng Qinghong, el ex vicepresidente del régimen y colaborador político de Jiang Zemin por mucho tiempo. Los medios de comunicación de Hong Kong han informado que Zhang Xiaoming y Song Lin tienen vínculos personales, y Zhang supuestamente ayudó a transferir una parte de los activos de Song al extranjero después de que Song se enteró de un caso público en su contra.

La fuente dijo que Beijing está vigilando las “actividades corruptas” de Zhang, como su reciente subasta de caligrafía por más de 2,4 millones de dólares en una cena organizada por políticos pro-Beijing y podrían responsabilizar a Zhang en el futuro.

El líder chino Xi Jinping está usando actualmente una campaña contra la corrupción para eliminar la facción política del ex jefe del Partido Jiang Zemin, y alejar al régimen chino de la cultura de corrupción que Jiang afianzó. La agencia anticorrupción del Partido Comunista ha detenido hasta ahora a más de un millón de cuadros, de los cuales más de 200 son altos funcionarios.

Limpiando a Hong Kong

En los últimos meses, Xi ha cambiado su mirada hacia los elementos de la facción de Jiang en Hong Kong.

Los órganos del régimen chino que supervisan Hong Kong, la Oficina de Enlace y la Oficina de Asuntos Jurídicos de Hong Kong y Macao, se han alineado durante mucho tiempo con la facción de Jiang. Es posible que Xi enviara “enviados especiales” para transmitir un mensaje a Leung Chun-ying para asegurar que el mensaje no se pierda en la transición a través de canales más oficiales.

A partir de agosto, sin embargo, Sing Pao Daily, un periódico pro-Beijing de Hong Kong, ha estado publicando acerbos comentarios de primera plana atacando a Leung Chun-ying, Zhang Xiaoming y a otros líderes chinos que monitorean a Hong Kong por traer calamidades a esta ciudad. “Sing Pao sugirió que la razón por la que los funcionarios han escapado en gran medida a la investigación es porque Jiang Zemin es su patrón político.

Los comentarios de Sing Pao son muy inusuales, dado que se trata de un periódico pro-Beijing que critica a los funcionarios chinos. Esto ha llevado a muchos analistas y observadores a creer que Xi Jinping está usando a Sing Pao para entregar sus mensajes.

El 15 de diciembre, Sing Pao publicó un artículo en el que afirmaba que Xi Jinping tomó el título de líder “central” del Partido en octubre, este acontecimiento pondría a Hong Kong en un “camino de lucha”. El liderazgo de Xi no quiere mecer el barco en Hong Kong, y está buscando eliminar elementos desagradables. Es similar a lo que la fuente le dijo a La Gran Época, y está en línea con los reportes anteriores de este periódico.

Los investigadores anticorrupción criticaron a la Oficina de Asuntos Jurídicos de Hong Kong y Macao en octubre por no seguir correctamente las órdenes del Partido Central.

La Gran Época también se enteró en noviembre que Xi ha creado un grupo de trabajo especial para investigar a funcionarios corruptos chinos en Hong Kong. Se espera que cientos de funcionarios sean purgados cuando se concluyan las investigaciones.

La fuente informó que recientemente Beijing envió a muchos funcionarios suplentes del Comité Central para evaluar a Hong Kong y obtener un “indicador del sentimiento local”. Estos miembros suplentes son un segundo nivel de una de las organizaciones políticas más influyentes de China y son vistos como personas que van en ascenso en el partido con potencial para posiciones de liderazgo nacional.

Estos funcionarios también tienen la tarea de “inspeccionar todo”, y reportan directamente a Xi Jinping, según la fuente.

TE RECOMENDAMOS