Xi Jinping dirige el Politburó de China con 10 mandamientos

27 de Abril de 2016 Actualizado: 27 de Abril de 2016

El líder del Partido Comunista Chino, Xi Jinping, dejó claro recientemente que no tolerará personalidades en el partido con agendas propias, o facciones que actúen independientemente de su dirección.

Los requisitos, que aplican a los cuadros en el Politburó, fueron promulgados por una cuenta en una red social muy cercana a Xi Jinping. El “Aprender del pequeño grupo de Xi”, o “xue xi xiao zu”, que publicó los edictos, es una cuenta pública en la popular red social WeChat, y la maneja alguien del People’s Daily, el portavoz oficial comunista. Desde 2014, sirvió para comunicar directamente las ideas y mensajes de Xi.

Diez comportamientos —los “cinco se debe y los cinco no se debe”— fueron incluidos en lo que se espera de los 25 miembros del Comité Permanente del Politburó.

La mayoría de los mandamientos de Xi giran en torno a la necesidad de que los miembros del Politburó obedezcan y “sostengan la autoridad del Partido Central”, y no “hagan su propio show”. Los líderes mas antiguos del régimen tienen también prohibido “llevar a cabo cualquier tipo de actividad facciosa”, y deberían vigilar que sus familiares no “abusen de su puesto para obtener intereses ilegales”.

En los últimos meses, sucedieron varios desafíos aparentes a la primacía de Xi Jinping en el partido comunista. Estas incluyen dos cartas abiertas amenazantes que piden su renuncia, y la abierta negativa de dos cuadros del partido con apoyo de alto rango a reconocer a Xi como líder “central”.

Aunque más de una docena de líderes del partido apoyaron públicamente el liderazgo indiscutido de Xi Jinping sobre el partido, un miembro del Politburó y un miembro del Comité Permanente del Politburó han expresados sus dudas. Los dos tienen lazos con el grupo de funcionarios que elevaron sus rangos y afianzaron su poder bajo el gobierno de Jiang Zemin, el líder que hasta 2002 retuvoamplia influencia en los asuntos del régimen. En un reciente cónclave anual político en marzo, parecían querer registrar su disidencia con el intento de Xi Jinping de consolidar el control.

Cuando se le preguntó en una sesión de prensa oficial sobre su posición sobre Xi como líder principal (un título reservado a los mas altos en el partido), Zhang Chunxian, el jefe del partido de Xinjiang y actual miembro del Politburó, solo contestó “hablaré luego”. El miembro del Comité Permanente del Politburó, Yu Zhengsheng no mencionó dos de los cuatro principios que Xi estaba promocionando recientemente —“reconocer el núcleo” y “reconocer el consenso”— durante su discurso de clausura en el cónclave de marzo. En un régimen donde los pequeños gestos, sutilezas y palabras dichas en público son profundamente simbólicas, el comportamiento de Zhang y Yu parecieron irregulares e incluso desafiantes.

Dado que la campaña anticorrupción de Xi ha hecho blanco en tantos amigos de Jiang (el ex zar de la seguridad Zhou Yongkang, el ex vicejefe militar Xu Caihou, el ex jefe de la Oficina General Ling Jihua, el jefe de Chongqing Bo Xilai, y el vicepresidente del cuerpo consultivo político del partido Su Rong), es muy posible que sus recientes demandas estén dirigidas a gente como estos últimos que aún no han sido purgados. Estos funcionarios han sido acusados directamente por Xi de “llevar a cabo conspiraciones y dividir el partido”.

El reciente mensaje de Xi Jinping también llega justo luego de dos cartas abiertas, que dicen ser escritas por dos miembros leales al partido comunista, que atacan su gobierno y le piden que renuncie. Unas cuantas evidencias circunstanciales sugieren que la primera de esas cartas está conectada con los leales al ex zar de la seguridad, Zhou Yongkang.

TE RECOMENDAMOS