Xi Jinping próximo a consolidar su poder en el 19º Congreso del Partido Comunista Chino

17 de Octubre de 2017 Actualizado: 19 de Octubre de 2017

El inminente 19º Congreso Nacional en China será observado detenidamente mientras el Partido transita hacia su próxima generación de élite gobernante.

Los funcionarios más poderosos que se anunciarán serán los miembros del Comité Permanente del Politburó, que actualmente tiene 7 puestos. Efectivamente, es el órgano decisor más alto del Partido Comunista Chino (PCCh), y se espera que el mandatario actual Xi Jinping lidere el comité nuevamente.

El Comité Permanente es parte del Politburó más grande, que tiene 25 lugares en total.

En la campaña de Xi para consolidar el poder –quitando a sus enemigos a través de su lucha contra la corrupción– 11 de los 25 miembros ya fueron purgados. La reestructuración tiene observadores y analistas adivinando quién podría ser ascendido a los puestos más altos.

Entre los nombres mencionados está Cai Qi de 61 años de edad, quien conoce a Xi desde hace casi 20 años. Cai trabajó para Xi cuando ocupaba los cargos más altos en las provincias de Fujian y Zhejiang. Luego de que Xi tomara el poder, Cai fue ascendido hasta convertirse en el jefe del partido de Beijing. Algunos observadores especulan que Cai será promovido al Politburó, lo que sería un ascenso meteórico para él, dada su relativa falta de experiencia.

Cai Qi (derecha) asiste a una reunión sobre los Juegos Olímpicos de Invierno Beijing 2022 en Beijing, 13 de junio de 2017. (Yifan Ding/Getty Images).

Chen Min’er, quien fue designado para reemplazar al recientemente expulsado Sun Zhengcai como jefe del partido de Chongqing, también fue mencionado como un gran aliado de Xi. Algunos observadores piensan que podía convertirse en miembro el Comité Permanente.

Mientras tanto, no queda claro si la mano derecha de Xi, Wang Qishan, permanecerá en el Comité Permanente. En 2002 el excabecilla del Partido, Jiang Zemin, impuso el requisito de que los funcionarios se retiren a la edad de 68 años (Wang cumplió 69 en julio), esto fue en el marco de los esfuerzos de Jiang por mantener el control del Comité Permanente.

Wang Qishan en el Congreso Nacional del Pueblo en Beijing el 5 de marzo de 2014. (Feng Li/Getty Images)

No obstante, no sería una gran sorpresa que Wang se quede a pesar de esta regla informal. En particular, Wang ha estado encabezando la campaña anticorrupción de Xi, y Xi ha señalado que no necesariamente cumplirá con las expectativas de otros.

Muchos de los funcionarios que fueron removidos por Xi eran aquellos leales al excabecilla Jiang Zemin, los cuales conforman una facción opositora. Por ejemplo, Sun, miembro del Politburó que alguna vez fue considerado como un potencial sucesor de Xi, fue expulsado por sus cercanas relaciones con el partidario de Jiang, Zeng Qinghong.

Otros miembros del Politburó que son parte de la facción de Jiang están en edad de retirarse, entre ellos Zhang Dejiang, un miembro del Comité Permanente que ascendió en los rangos debido al padrinazgo político de Jiang; Meng Jianzhu, jefe del aparato de seguridad y conocido miembro de la “pandilla de Shanghai” (un grupo de funcionarios que ascendieron al poder a través de vínculos con Jiang cuando Jiang era secretario del partido de Shanghai); y el miembro del Comité Permanente Liu Yunshan, jefe del poderoso departamento de propaganda. El año pasado, el órgano disciplinario del Partido ha investigado y criticado abiertamente el departamento de Liu, lo que insinúa una posible reestructuración del mismo.

Bajo el mando de Jiang, en la década del 2000, muchos funcionarios fueron ascendidos o premiados en base a su desempeño en la campaña para erradicar la práctica espiritual Falun Dafa (también conocida como Falun Gong), una disciplina de autocultivación que enseña los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia. Jiang percibió la presencia de Falun Dafa como una amenaza al régimen autoritario del Partido y en julio de 1999 lanzó una campaña para acabar con la práctica. Desde entonces, millones de personas han sido víctimas de encarcelamiento, “sesiones de lavado de cerebro” y tortura, según reportes del Centro de Información de Falun Dafa y de Minghui.org.

Tanto Liu como Meng escalaron posiciones políticas a través de participar en la persecución a Falun Dafa.

Muchos funcionarios más vinculados con Jiang continúan siendo el blanco de las purgas de Xi.

Muy pronto el Comité Central, compuesto por los altos funcionarios del Partido, “elegirá” a los miembros del Politburó en el 19.º Congreso Nacional. Pero en realidad los miembros ya están determinados a través de jugadas de poder tras bambalinas.

Aun así, es digno de atención ver quién se convertirá en parte del Comité Central, que también será reestructurado durante el Congreso. De los 205 miembros, 99 están en edad de retirarse o ya se han retirado, mientras que 21 miembros han sido sancionados o quitados del Comité, así lo informó Ming Pao, periódico de Hong Kong.

Gu Qing’er contribuyó a este reportaje.

TE RECOMENDAMOS