Xi Jinping y su primer ministro exponen luchas internas en comentarios contradictorios sobre economía

Por Nicole Hao
12 de Junio de 2020 11:23 AM Actualizado: 12 de Junio de 2020 11:23 AM

Durante una reciente gira de inspección de aldeas de la región de Ningxia, el mandatario chino Xi Jinping destacó su objetivo de que China se convirtiera en “una sociedad moderadamente próspera”. Este eslogan fue acuñado poco después de que tomara el poder en 2012, y es su política económica insignia.

Xi también escribió un artículo el 31 de mayo en Qiushi, la revista oficial del Partido Comunista Chino (PCCh), en el cual decía que China está avanzando hacia el logro de ese objetivo con “400 millones de personas en la clase media”.

Su estándar para la clase media era: un ingreso familiar anual de 100,000 a 500,000 yuanes (14,160-70,810 dólares). Pero en China, los hogares multigeneracionales que viven bajo un mismo techo no son raros.

Por otro lado, el primer ministro chino Li Keqiang ha destacado recientemente la crisis de desempleo y pobreza en el país, que se ha visto exacerbada por la pandemia del virus del PCCh.

Li dijo durante una reunión de la legislatura títere de China el 28 de mayo que 600 millones de chinos solo ganan 1000 yuanes (140 dólares) por mes, lo cual no es suficiente para pagar el alquiler mensual de un apartamento con una habitación en una ciudad china de tamaño medio.

Li promovió entonces la idea de establecer una “economía de vendedores ambulantes” para aliviar el creciente desempleo resultante de la pandemia.

El 1 de junio, Li volvió a decir en un seminario económico en la ciudad de Qingdao: “Los desafíos que [China] está enfrentando son inauditos y difíciles”. Li subrayó que cientos de millones de chinos necesitan apoyo financiero.

Después de los discursos de Li, los medios estatales promovieron primero la economía de los vendedores ambulantes, pero empezaron a publicar artículos criticando la idea el 5 de junio.

Desde entonces, cada gobierno provincial y municipal entregó información contradictoria sobre si se permitiría o no a los vendedores ambulantes vender sus productos.

Los observadores han interpretado los mensajes abiertamente contradictorios de los últimos tiempos como una indicación de la lucha de poder entre la facción política de Xi y la de Li.

“La lucha entre Xi y Li en público ciertamente dificultó que los funcionarios de menor rango se posicionaran”, dijo el comentarista de asuntos chinos Tang Jingyuan.

Las luchas internas se hacen públicas

Frank Tian Xie, profesor de negocios de la Universidad de Carolina del Sur Aiken, también interpretó los comentarios de Li como una reprimenda directa a Xi. “Demuestra que los altos cargos del Partido Comunista Chino tienen opiniones diferentes y luchan entre sí”, dijo Xie en una entrevista.

El comentarista estadounidense Jiang Feng dijo en su programa de YouTube que el comentario de Li sobre los 600 millones de personas que viven con un ingreso mensual de menos de 1000 yuanes fue “una bofetada en la cara a Xi Jinping. Xi dijo que China tendría una sociedad moderadamente próspera en 2020”.

Tang cree que, dado que Li es el principal funcionario del Partido en política económica, él asumiría la culpa de los problemas económicos del país.

Como la economía de China sigue en declive, Tang dijo que Li no tenía más remedio que admitir ante los ciudadanos chinos que la situación era grave.

“Obviamente, Li no quiere asumir la responsabilidad de mentir al público. Esta es la razón principal por la que Li anunció la existencia de un número tan grande de gente pobre en China”, dijo Tang.

La economía china

He Junjiao, un economista chino con sede en la provincia de Hunan, le dijo a la edición en chino de Epoch Times que la economía china está en una situación crítica, y que incluso la economía de los vendedores ambulantes no puede salvarla.

“Si un país depende de la ‘economía de los vendedores ambulantes’ para apoyar el sustento de la gente, el país está al borde de la bancarrota… Detrás de la economía de los vendedores ambulantes de Li está el desempleo masivo”, dijo.

El régimen chino, en su desesperación, está pidiendo a la gente que se convierta en pequeños empresarios. “De lo contrario, morirán de hambre, o incluso se amotinarán si no tienen nada de qué comer”, dijo.

La Universidad Normal de Beijing llevó a cabo una reciente encuesta que arrojó más luz sobre los ingresos medios de los chinos.

La revista china Caixin, con sede en Shanghai, informó el 3 de junio que la universidad hizo estimaciones después de encuestar a 70,000 personas.

“El ingreso mensual de 547 millones de chinos, que es el 39.1 por ciento de la población, es inferior a 1000 yuanes. El ingreso mensual de 52.5 millones de chinos es de entre 1000 y 1090 yuanes (154 dólares). Esto significa que el 42.85 por ciento de la población china gana menos de 1090 yuanes cada mes”, según el informe.

Entre esas personas, 5.46 millones de chinos no tienen ingresos; 216 millones de chinos ganan menos de 500 yuanes (70 dólares) cada mes; y el ingreso mensual de otros 200 millones de chinos es inferior a 800 yuanes (113 dólares).

El presidente de China Fuyao Glass, un fabricante multinacional de vidrios para automóviles, dijo una vez a los medios de comunicación chinos que China tiene menos de 300 millones de personas que se puedan permitir el lujo de comprar productos no esenciales.

Según los últimos datos publicados por la Oficina Nacional de Estadísticas de China, la renta media disponible era de 26,523 yuanes (3753 dólares) para el año 2019. Los medios de comunicación chinos señalaron que esa cantidad de dinero solo podía servir para sufragar los gastos básicos de la vida en China.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

Régimen de Cuba usa pandemia para encubrir y justificar su represión—Daniel Ferrer | Al descubierto

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.