¿Y si los que fueron derribados eran extraterrestres?

Por Roger Simon
13 de Febrero de 2023 4:25 PM Actualizado: 13 de Febrero de 2023 4:25 PM

Comentario

Un general de la Fuerza Aérea de EE. UU. no descarta la posibilidad de extraterrestres —para decirlo claramente, se refiere a extraterrestres espaciales— como la fuente de los tres misteriosos objetos a los que nuestros aviones de guerra dispararon recientemente, según el New York Post del 13 de febrero de 2023:

“El general Glen VanHerck dijo: ‘Dejaré que la comunidad de inteligencia y la comunidad de contrainteligencia lo averigüen”.

“‘No he descartado nada’, añadió VanHerck, jefe del Mando Norteamericano de Defensa Aeroespacial y del Mando Norte de EE. UU.

“‘En este momento seguimos evaluando cada amenaza o amenaza potencial, desconocida, que se acerca a Norteamérica con la intención de identificarla'”.

Por qué la “comunidad de inteligencia” sería particularmente buena para averiguar esto lo dejaré a los lectores. Es el mismo equipo que quería hacernos creer que la laptop de Hunter Biden era desinformación rusa.

Además, me inclino por el escepticismo de que esto realmente se trata de extraterrestres. Y sin embargo …

Si a lo que disparamos desde el cielo fue obra de o incluso contenía (eso siempre es una posibilidad) criaturas de algún lugar en algún universo u otro, dispararles desde el cielo fue de lo más tonto que puede haber.

Piense en las capacidades de tales entidades, capaces de enviar representantes desde quién sabe cuántos años luz de distancia para revolotear alrededor de nuestro planeta con cualquier propósito.

Bien podrían haber estado haciendo esto durante cientos de miles de años, desde mucho antes de que hubiera homo sapiens en el planeta.

Para ellos, nosotros seríamos menos que hormigas o quizá, en el mejor de los casos, armadillos contoneantes.

¿Ha reflexionado seriamente el Mando Norte o nuestras fuerzas aéreas en general sobre cómo hacer frente a esta situación?

Sabemos que existen archivos secretos sobre diversos avistamientos de ovnis desde hace años. Ya es hora de que los saquen a la luz porque, hablando de escepticismo, soy muy escéptico de que nuestros militares y la gente de “inteligencia” estén más cualificados que muchos miembros del público para entender lo que está pasando.

Y si están tratando de ocultarnos la verdad, qué vergüenza… y peor. Este no es ni remotamente el tipo de información civilizatoria que las llamadas élites deberían ocultarnos al resto de nosotros.

Es patético, en realidad, si tenemos en cuenta las pequeñas diferencias entre los humanos cuando comparamos nuestra especie con las de aquellos con las capacidades antes mencionadas.

El acercamiento a los extraterrestres fue mejor tratado por Steven Spielberg en “Encuentros cercanos del tercer tipo” allá por 1977.

Quizá deberíamos enviar a Richard Dreyfuss a su encuentro en lugar de dispararles a ellos o a sus sondas a discreción, si es que lo hicimos. Dreyfuss, como se recordará, interpretaba a un tipo normal, no a una élite.

Por muy benignos que fueran los alienígenas de “Encuentros cercanos”, podrían haber incinerado nuestro planeta en un abrir y cerrar de ojos.

La buena noticia de estos encuentros, como muchos han dicho antes, es que convierten en absurdas las mezquinas rencillas entre los humanos y sus países.

La mala noticia es que los Estados Unidos de América estarían representados en tal encuentro, si se produjera en un futuro próximo, por un líder que no es, por decirlo amablemente, lo mejor de nosotros.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de The Epoch Times

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.