Yellen promete “presionar” a China sobre exportaciones de energía verde barata en su “próximo viaje”

Por Frank Fang
28 de Marzo de 2024 1:03 PM Actualizado: 28 de Marzo de 2024 1:03 PM

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, afirma que durante su “próximo viaje” a China, ella “presionará” a sus homólogos chinos para que aborden su exceso de capacidad de fabricación de productos de energía verde.

“Estoy preocupada por los efectos globales del exceso de capacidad que estamos viendo en China”, dijo la Sra. Yellen durante un discurso en Georgia el 27 de marzo. “El exceso de capacidad de China distorsiona los precios globales y los patrones de producción y perjudica a las empresas y trabajadores estadounidenses, así como a las empresas y trabajadores de todo el mundo”.

La Sra. Yellen se encontraba en Norcross, en el estado de Georgia, visitando la empresa Suniva, un fabricante de células solares que se declaró en quiebra en 2017, en parte debido a las importaciones a bajo precio, principalmente de China. La empresa está reiniciando en parte debido a los incentivos proporcionados por la Ley de Reducción de la Inflación, que el presidente Joe Biden promulgó en agosto de 2022.

“En el pasado, en industrias como el acero y el aluminio, el apoyo del gobierno chino condujo a una sobreinversión sustancial y a un exceso de capacidad que las empresas chinas buscaron exportar al extranjero a precios rebajados. Esto mantuvo la producción y el empleo en China, pero obligó a la industria del resto del mundo a contraerse”, dijo la Sra. Yellen.

“Ahora, vemos un exceso de capacidad en nuevas industrias como la solar, los vehículos eléctricos y las baterías de iones de litio”, añadió la secretaria.

Según los datos de la Agencia Internacional de la Energía, China representó entre el 74 y el 96 por ciento de la producción mundial de cuatro componentes principales de los paneles solares en 2021, pero solo demandó el 36,4 por ciento de su producción manufacturera.

En 2023, las cifras indican que China superará a Japón como mayor exportador mundial de automóviles, según datos oficiales de ambos países publicados el mes pasado. En el último trimestre del año pasado, el fabricante chino de coches eléctricos BYD vendió más vehículos eléctricos (VE) que Tesla.

China en tanto, representa alrededor del 75 por ciento de la producción mundial de baterías de iones de litio.

La Sra. Yellen dijo que la administración de Biden había planteado cuestiones de exceso de capacidad con China en las conversaciones bilaterales anteriores.

“Tengo previsto hacer de este tema un punto clave de las conversaciones durante mi próximo viaje a China”, declaró la Sra. Yellen. “Presionaré a mis homólogos chinos para que tomen las medidas necesarias para abordar esta cuestión”.

Según el informe anual 2024 sobre el clima empresarial publicado por la Cámara de Comercio Americana en China a principios de este año, las ayudas financieras del gobierno, o subvenciones, se encontraban entre las cinco principales preocupaciones relativas al trato injusto de las empresas estadounidenses en China y Hong Kong. Las otras preocupaciones eran el acceso al mercado, el cumplimiento de la normativa y la concesión de licencias.

El Departamento del Tesoro no ha anunciado formalmente un próximo viaje de Yellen a China, sin embargo, algunos medios de comunicación informaron de que la secretaria del Tesoro viajará a Beijing en abril, citando fuentes anónimas.

Durante su viaje a China en 2023, ella se reunió con varios altos cargos del Partido Comunista Chino (PCCh), entre ellos el primer ministro Li Qiang y el viceprimer ministro He Lifeng.

“Demasiadas industrias estadounidenses destrozadas”

La Alliance for American Manufacturing (AAM), un grupo de defensa de la industria manufacturera estadounidense, emitió una declaración en la que celebra el esfuerzo de Yellen por abordar el exceso de capacidad de China.

“El exceso de capacidad de China ya ha destrozado demasiadas industrias en Estados Unidos durante las dos últimas décadas”, afirmó Scott Paul, presidente de la AAM. “Las políticas de Beijing y la indecisión de las administraciones anteriores para prevenir o responder adecuadamente a la amenaza nos han dejado en una situación de debilidad”.

“Es fundamental que la administración Biden y el Congreso desplieguen de forma proactiva las herramientas comerciales existentes y desarrollen otras nuevas para evitar la pérdida de puestos de trabajo antes de que sea demasiado tarde”, indicó a continuación.

“También debemos asegurarnos de que las empresas chinas no utilicen simplemente a nuestros socios comerciales como puerta trasera al mercado estadounidense, o para distorsionarlo localizando aquí operaciones menores dependientes de la cadena de suministro china de forma que desplacen a nuestras industrias emergentes”.

El mes pasado, la AAM publicó un informe en el que advertía de que China supone una “amenaza existencial” para la industria automovilística estadounidense si las empresas automovilísticas chinas utilizaban México como “puerta trasera de acceso” para vender vehículos en Estados Unidos. Al fabricar en México, las automotrices chinas disfrutan de “aranceles más favorables” bajo el Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá (USMCA, por sus siglas en inglés).

“Hay motivos para alarmarse de que los vehículos y las piezas chinas solo aumentarán su acceso al mercado estadounidense, superando los aranceles existentes y evadiendo las medidas de aplicación comercial existentes, para desafiar directamente a los fabricantes de automóviles nacionales y amenazar los empleos de millones de trabajadores manufactureros estadounidenses”, se lee en el informe.

A principios de este mes, los senadores Jon Ossoff (D-Ga.) y Raphael Warnock (D-Ga.) enviaron una carta al presidente Biden instándole a eliminar la exención arancelaria para los módulos solares bifaciales. Ellos señalaron que las importaciones estadounidenses de módulos bifaciales se duplicaron entre 2020 y 2022.

“La industria de fabricación solar se encuentra en un punto de inflexión crucial, estimulada por los incentivos de la Ley de Reducción de la Inflación. Durante los dos últimos años de los aranceles 201, es esencial que su aplicación apoyara la creciente industria de fabricación solar de Estados Unidos, que es fundamental para la seguridad energética de nuestra nación y la independencia energética de China”, dice la carta.

En una carta separada enviada al presidente Biden en enero, Ossoff y Warnock, junto con el senador Sherrod Brown (D-Ohio) y el senador Marco Rubio (R-Fla.), pidieron al presidente que aumente los aranceles sobre las importaciones solares chinas.

“Los agresivos subsidios de China para su propia industria de fabricación solar demuestran su intención de controlar la industria a nivel mundial”, dice la carta.

“En 2026, China tendrá capacidad suficiente para satisfacer la demanda mundial anual durante los próximos diez años. Esta capacidad es una amenaza existencial para la industria solar de Estados Unidos y la seguridad energética estadounidense”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.