20 “activos” federales se encontraban en el Capitolio el 6 de enero, según documento judicial

La moción de Oath Keepers pretende desestimar los cargos de conspiración sediciosa y obstrucción
Por Joseph M. Hanneman
13 de Abril de 2022 11:01 AM Actualizado: 13 de Abril de 2022 11:01 AM

Por lo menos 20 “activos” del FBI y de la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos estaban asignados alrededor del Capitolio de los Estados Unidos el 6 de enero de 2021, escribió un abogado defensor en una presentación judicial el 12 de abril.

La revelación se hizo en una moción que busca desestimar los cargos de conspiración sediciosa y obstrucción contra 10 miembros de los Oath Keepers acusados en uno de los casos criminales más prominentes del 6 de enero.

David W. Fischer, abogado de Thomas E. Caldwell, de Berryville (Virginia), presentó una moción de 41 páginas para desestimar cuatro cargos en nombre de todos los acusados del caso de los Oath Keepers ante el juez de distrito estadounidense Amit P. Mehta en Washington, D.C.

Caldwell está imputado en la acusación, pero no es miembro de los Oath Keepers, según declaró a The Epoch Times en marzo.

Photo showing Capitol Police being escorted down the Capitol steps through the crowd to safety on January 6 by members of the Oath Keepers.
La policía del Capitolio es escoltada por miembros de Oath Keepers en las escaleras del Capitolio a través de la multitud para ponerse a salvo el 6 de enero de 2021. (Cortesía de Roberto Minuta)

“Al menos 20 agentes del FBI y de la ATF fueron asignados a los alrededores del Capitolio el 6 de enero”, decía una nota a pie de página de la moción. En el documento no se ofrecen más detalles.

La nota a pie de página decía que los abogados de la defensa “revisaron una montaña de pruebas”, incluyendo los resúmenes del formulario 302 del FBI de las entrevistas realizadas por los agentes del FBI.

Además de la información sobre los activos de las fuerzas policiales sobre el terreno en el Capitolio, la nota dice que los Oath Keepers “estaban siendo vigilados y grabados antes del 6E”.

El examen de las pruebas entregadas por los fiscales en los dos principales casos de los Oath Keepers “no ha encontrado ni un ápice de prueba” de que los acusados “tuvieran algún plan, intención o conspiración para entrar específicamente en el edificio del Capitolio el 6E”, dice la moción.

Fischer dijo a The Epoch Times que no podía comentar la moción ni dar más detalles sobre la nota.

Desde las primeras detenciones de los acusados del 6 de enero, a principios de 2021, ha habido muchas especulaciones y preguntas de abogados, acusados, observadores del caso y miembros del Congreso sobre el papel que desempeñaron las fuerzas policiales ese día.

Durante una audiencia del Comité Judicial del Senado el 11 de enero, el senador estadounidense Ted Cruz (R-Texas) interrogó a altos funcionarios del FBI sobre el tema.

“¿Cuántos agentes del FBI o informantes confidenciales participaron activamente en los acontecimientos del 6 de enero?”, preguntó Cruz a Jill Sanborn, subdirectora ejecutiva de la rama de seguridad nacional del FBI.

“Señor, estoy segura de que puede apreciar que no puedo entrar en los detalles de las fuentes y los métodos”, dijo Sanborn.

“¿Participaron activamente agentes del FBI o informantes confidenciales en los hechos del 6 de enero, sí o no?”, respondió Cruz.

“Señor, no puedo responder a eso”, dijo Sanborn.

“¿Algún agente del FBI o informante confidencial cometió delitos de violencia el 6 de enero?”, preguntó Cruz.

“No puedo responder a eso, señor”, respondió Sanborn.

Jeremy M. Brown, un miembro de los Oath Keepers de Florida que fue acusado de dos cargos relacionados con el 6 de enero, pero que no es parte de ninguno de los dos casos principales de conspiración de los Oath Keepers, dijo a The Epoch Times a principios de este año que el FBI intentó sin éxito reclutarlo en 2020 para espiar al grupo.

Brown dijo que los mismos agentes que luego lo arrestaron por los presuntos delitos del 6 de enero intentaron reclutarlo el 11 de diciembre de 2020 para que se convirtiera en informante confidencial. Él se negó. Fue arrestado el 30 de septiembre de 2021, cuando docenas de agentes federales invadieron su propiedad en Florida.

“Cuando mi novia y yo les pedimos que presentaran las órdenes de arresto en el momento de la detención, se negaron a presentarlas”, dijo Brown. “Uno de los agentes fue incluso grabado declarando: ‘No sabemos lo que estamos buscando todavía’. Deberían buscar un ejemplar de la Constitución y leerlo”.

¿No se ha declarado ningún delito?

Los Oath Keepers, incluido su fundador Elmer Stewart Rhodes III, están acusados de conspirar para entrar en el Capitolio el 6 de enero para impedir la certificación de los votos del Colegio Electoral de las elecciones presidenciales de 2020. Las protestas y los disturbios del 6 de enero interrumpieron una sesión conjunta del Congreso durante unas seis horas.

“Los acusados de Rhodes solicitan la desestimación de los cargos 1 a 4 en  base a que la acusación no establece un delito en cuanto a cada cargo”, escribió Fischer en su moción.

Los cuatro cargos contemplados en la moción de desestimación se refieren a la obstrucción de un procedimiento o a impedir que un funcionario cumpla con sus obligaciones.

Según el Título 18 del Código de los Estados Unidos, el cargo de conspiración sediciosa “requiere que se pruebe que el propósito de la conspiración sediciosa de los acusados era obstruir por la fuerza a una persona autorizada a ejecutar una ley, mientras esa persona intentaba ejecutar la ley concreta a la que se oponían los acusados”, escribió Fischer.

“Sin embargo, según los precedentes vinculantes, los miembros del Congreso tienen constitucionalmente prohibido ‘ejecutar cualquier ley de los Estados Unidos'”, decía la moción. “Además, según los precedentes vinculantes, el proceso de certificación del Colegio Electoral no constituyó la ‘ejecución de ninguna ley de los Estados Unidos'”.

Los cargos 2 y 3 de la acusación se presentan en virtud del artículo 18 U.S.C. § 1512(c), pero esa ley solo se aplica a los actos de obstrucción relacionados con la destrucción de pruebas, según la moción.

Este argumento fue citado en marzo por el juez de distrito Carl J. Nichols, que desestimó el mismo cargo de obstrucción en otros dos casos del 6 de enero.

El cargo 4 acusa a los acusados de conspirar para impedir que un agente cumpla con sus obligaciones.

Según la moción, los términos “cargo”, “funcionario” y “oficial de los Estados Unidos” tienen su significado en la Cláusula de Nombramientos de la Constitución de los Estados Unidos.

Los miembros del Congreso no son “oficiales” según la Cláusula de Nombramientos, escribió Fischer.

La moción describía la acusación como “una representación obscenamente unilateral, selectivamente editada e inexacta de las acciones y declaraciones [de los Oath Keepers]”.

Las “Fuerzas de Reacción Rápida” (QRFs) de los Oath Keepers descritas en la denuncia penal como listas para ayudar en el ataque al Capitolio con hombres y armamento, estaban en realidad a la espera en Virginia en caso de que los Oath Keepers en DC fueran atacados o amenazados por Antifa, decía la moción.

“Cada prueba revisada confirma que las ‘QRFs’, que fueron utilizadas en numerosas fechas anteriores, estaban destinadas a ser fuerzas de rescate en caso de que los Oath Keepers fueran atacados por Antifa o una contingencia similar, y no para atacar el edificio del Capitolio”, dice la moción.

En una moción complementaria presentada en nombre del acusado Kelly Meggs, el abogado Jonathon Moseley describió la noción de oponerse a la transferencia legal del poder presidencial como un “crimen de pensamiento”, y la acusación en la imputación como “carente de alegaciones de hecho”.

“La Constitución deja claro que es una imposibilidad constitucional ‘oponerse a la transferencia del poder presidencial’. No solo no se puede lograr tal objetivo, sino que, además, es un concepto irracional que carece de cualquier base, de hecho, en la ley o en el sentido común”, escribió Moseley.

“Este no es un caso en el que los conspiradores podrían intentar hacer algo que no pueden lograr con éxito”, dijo la presentación de Moseley. “Es un concepto irracional como dividir entre cero. No puede haber tal cosa ni en la ley ni en los hechos”.

The Epoch Times se puso en contacto con la Fiscalía del Distrito de Columbia para solicitar comentarios, pero no recibió respuesta antes de la publicación de este artículo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.