Abogado del FBI dice que informó a McCabe y Comey de afirmaciones incompletas sobre Trump y Rusia

Por John Haughey y Zachary Stieber
19 de Mayo de 2022 6:46 PM Actualizado: 19 de Mayo de 2022 6:46 PM

WASHINGTON. El exdirector del FBI James Comey y su principal adjunto fueron informados rápidamente sobre los reclamos contra Donald Trump presentados ante el FBI por un abogado que trabajaba para la campaña de Hillary Clinton, testificó el exabogado general de la oficina ante el tribunal el 19 de mayo.

James Baker, quien fue el principal abogado de la oficina, se reunió con Michael Sussmann, el abogado de la campaña de Clinton, el 19 de septiembre de 2016.

Durante la reunión, que tuvo lugar en la oficina de Baker, Sussmann entregó libros blancos y memorias USB que supuestamente contenían datos que demostraban un canal secreto entre los negocios de Trump y un banco ruso, afirmaciones que luego el FBI y la CIA consideraron falsas.

Baker, al testificar durante el juicio de Sussmann, dijo que Sussmann repitió lo que le había dicho a su amigo la noche anterior: Que traería la información por su propia voluntad, no en nombre de ningún cliente.

“Fue parte de su introducción a la reunión, ‘No estoy aquí en nombre de ningún cliente en particular’. Estoy 100 por ciento seguro de que dijo eso”, dijo Baker.

Sussmann advirtió que los medios de comunicación se estaban preparando para publicar historias sobre los reclamos. Minutos después de obtener los datos, Baker levantó el teléfono y llamó a Bill Priestap, un alto funcionario del FBI.

“Se trataba de Rusia, y este banco tenía vínculos con el Kremlin. Eso me pareció, a primera vista, una amenaza potencial para la seguridad nacional”, dijo Baker, y agregó que la oficina ya estaba investigando supuestas conexiones entre la Organización Trump y Rusia. “Era una prioridad muy alta para mí”.

Durante una reunión con Priestap, Baker respondió por Sussmann, a quien describió como un amigo. La pareja se conoció mientras trabajaba en la misma división del Departamento de Justicia.

Baker repitió la afirmación de Sussmann, que dio lugar a una acusación penal y al juicio, de que no aportaba la información en nombre de un cliente, pero señaló que Sussmann había representado al Comité Nacional Demócrata y a la campaña de Clinton.

“Quería deshacerme de este material lo más rápido posible. Odiaba tenerlo en mi escritorio. No quería tener este material más tiempo del necesario”, dijo Baker.

El abogado del FBI pronto informó a Comey, el director de la oficina en ese momento, y a Andrew McCabe, el subdirector de la oficina. “Me pareció de gran urgencia y seriedad que quisiera que mis jefes estuvieran al tanto de esta información”, dijo Baker. Dijo que ambos hombres estaban “bastante preocupados” por las acusaciones.

Los expertos del FBI que analizaron los datos encontraron que no apoyaban las afirmaciones, según declaró un agente, Scott Hellman, a principios de esta semana. La CIA determinó a principios de 2017 que las alegaciones no solo eran “falsas y sin fundamento”, sino que los datos fueron “creados por el usuario” y “contenían lagunas”.

Quedó claro “que no había nada allí”, dijo Baker.

Michael Sussmann llega a la corte federal en Washington, el 18 de mayo de 2022. (Teng Chen para The Epoch Times)

Baker también trató de impedir que el New York Times publicara un artículo y se reunió con el periodista Eric Lichtblau. El periódico accedió a retrasar la publicación de un artículo.

En otra reunión, los funcionarios del FBI comunicaron que la oficina concluyó que los materiales no demostraban que hubiera una conexión subrepticia entre el negocio de Trump y el banco ruso. “Llegamos a la conclusión de que no había sustancia”, dijo Baker.

El New York Times, en un artículo publicado el 31 de octubre de 2016, dijo que el FBI “finalmente concluyó que podría haber una explicación inocua” para el supuesto vínculo. El diario no ha actualizado información como la relacionada a la conclusión de la CIA.

Se esperaba que los abogados de la defensa, después de la pausa para el almuerzo, trataran de presentar a Baker como un testigo poco fiable, como lo han hecho en las audiencias y en los documentos presentados antes de que comenzara el juicio.

Baker le dijo a la Oficina del Inspector General del Departamento de Justicia, por ejemplo, a mediados de 2019 que Sussmann le dijo a Baker, en la reunión, que tenía información “que decía que estaba relacionada con interacciones extrañas que habían encontrado algunas personas que eran sus clientes, que eran, según lo que recuerdo, una especie de expertos en ciberseguridad”.

Baker también dijo a los fiscales del equipo del abogado especial John Durham, en 2020, que el tema de los clientes de Sussmann no surgió durante la reunión.

En el estrado, Baker dijo que su declaración ante la oficina del inspector general estaba equivocada y que la verdad es que Sussmann le dijo en persona que no traía la información en nombre de un cliente.

Antes del juicio, el equipo de Durham reveló que obtuvo un mensaje de texto que Sussmann le envió a Baker pidiéndole que se reunieran, en el que Sussmann afirmaba que tenía información “contemporánea (y sensible)” y que “vendría por mi cuenta, no en nombre de un cliente o una empresa—para ayudar a la Oficina”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.