Acusan a hombre en NYC por un crimen de odio tras atacar puestos de información sobre Falun Gong

Por Eva Fu
16 de Febrero de 2022 12:44 PM Actualizado: 16 de Febrero de 2022 12:44 PM

NUEVA YORK. Un hombre fue detenido cuatro días después de que destrozara violentamente varios puestos de información en Flushing que exponen la persecución que el Partido Comunista Chino (PCCh) lleva a cabo contra el grupo religioso Falun Gong.

El atacante, Zheng Buqiu, de 32 años, fue arrestado alrededor del mediodía del 15 de febrero en el cruce entre Main Street y Kissena Boulevard, no lejos de los puestos información que había atacado repetidamente desde el jueves pasado.

La policía le ha acusado de un crimen de odio y de un delito por daños en cuarto grado, según declaró un agente a The Epoch Times por la tarde. Ambos delitos tienen penas de hasta un año de cárcel.

La policía arresta a Zheng Buqiu por atacar los puestos de información de los practicantes de Falun Gong, en Flushing, Nueva York, el 15 de febrero de 2022. (Proporcionado por practicantes de Falun Gong)

‘Descaro’

Zheng, que vestía una gorra negra y una camisa negra que revelaba tatuajes que cubrían ambos brazos y partes de su pecho, comenzó su vandalismo en la calle principal de Flushing. El viernes, en un puesto de información frente al Golden Shopping Mall, golpeó y pateó un tablero impreso con las palabras “Verdad, Benevolencia y Tolerancia”, los tres principios de la disciplina espiritual Falun Gong, según muestran las imágenes del incidente.

Luego derribó una mesa antes de llevarse las tablas destruidas. El hombre también había pisoteado un altavoz portátil, rompiéndolo en pedazos. Los folletos informativos quedaron esparcidos por el suelo, así como los marcos de metal que habían apuntalado los tableros.

Anteriormente, Zheng golpeó otra caseta frente a la Biblioteca Pública de Queens, arrojando todo el material informativo al suelo e intentando destrozar la mesa, que los voluntarios intentaron proteger con sus cuerpos. El hombre se marchó antes de volver poco después sin camisa, arrancando un tablero de exposición antes de que los voluntarios le impidieran causar más daños.

Xu Weiguo, una voluntaria que filmó parte del destrozo en el centro comercial, no pudo dormir esa noche.

“Como mujer aquí, esto es realmente inquietante”, le dijo a The Epoch Times el viernes. “Nunca había visto algo así desde que llegué a Estados Unidos hace más de 10 años”.

Ella y otros voluntarios consideran que el ataque del hombre forma parte de la campaña de intimidación orquestada por el Partido Comunista Chino para disuadirlos de denunciar los abusos del régimen a los derechos humanos.

“Me dejó un miedo persistente”, dijo. La “desfachatez de ese hombre, incluso en suelo estadounidense”, dijo, es “simplemente incomprensible”.

Sospechoso tatuado ataca dos puestos de información de Falun Gong (Falun Dafa) que promueven la renuncia al PCCh, en Flushing, Nueva York, el 10 de febrero de 2022. (Cortesía de Xu Weiguo)

Los practicantes de Falun Gong han sido perseguidos sistemáticamente por el PCCh durante más de dos décadas. Aquellos en el extranjero que buscan crear conciencia sobre este problema han experimentado sabotajes constantes por parte del PCCh y sus representantes para frustrar sus actividades.

Durante la campaña de erradicación en curso del régimen, que empezó en 1999, se estima que millones de practicantes han sido enviados a la cárcel y a otras instalaciones de tortura, donde los someten a trabajos forzados, palizas, alimentación forzada y abuso sexual con la intención de obligarlos a renunciar a su fe. Los practicantes encarcelados también han sido sometidos a la sustracción forzada de órganos.

Cuando comenzaron los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing, , el Centro de Información de Falun Dafa con sede en Nueva York identificó más de una docena de campos de prisioneros alrededor de las instalaciones olímpicas en Beijing y ciudades cercanas, donde todavía se llevan a cabo detenciones y torturas.

Zheng realizó varios ataques más el viernes y el lunes por la mañana. Fue arrestado aproximadamente una hora después de que derribó una mesa de información en la biblioteca y arrancó las flores de loto decorativas que cubrían el puesto de Falun Gong, lo que hizo que los practicantes alertaran a la policía.

Al menos seis oficiales llegaron para detener al hombre, que vestía una chaqueta con capucha y una gorra negra, según muestra el video del arresto. Zheng fue esposado y escoltado hasta el coche de policía.

Un llamado a la conciencia

Yi Rong, portavoz del Centro Espiritual de Falun Gong, expresó su agradecimiento y alivio por el arresto a Zheng. Agradeció a la policía por tomar medidas inmediatas para “restaurar la paz en la comunidad de Flushing”.

El constante acoso contra Falun Gong ha causado una sensación de inseguridad en la comunidad china, dijo Yi, quien instó al gobierno de EE.UU. a mejorar las medidas para proteger a la comunidad de Falun Gong con el propósito de que no vuelvan a ocurrir crímenes de odio como este.

Muchos de estos voluntarios que se encuentran en el stand han experimentado la persecución del régimen chino de primera mano antes de buscar refugio en Estados Unidos, y esperan que el gobierno de Estados Unidos proteja su libertad de creencias, dijo Yi a The Epoch Times.

El mismo sentimiento también fue compartido por la líder del distrito de la asamblea estatal Martha Flores-Vázquez. En una reunión que organizó el domingo, calificó la acción del agresor como “una gran falta de respeto”.

“No vemos con buenos ojos los crímenes de odio, no vemos con buenos ojos que las actividades criminales vengan aquí a desmantelar una mesa, a desmantelar una cultura”, dijo. “Esto no es China, es Estados Unidos”.

Los puestos de información han sido uno de los principales lugares que usan los practicantes de Falun Gong para dar a conocer a los lugareños y turistas sobre la difícil situación de sus compañeros practicantes en China. Esto también los ha convertido en un objetivo importante para los ataques del PCCh.

Durante meses en 2008, turbas de personas de etnia china ondearon banderas rojas comunistas, escupieron, maldijeron y atacaron físicamente a los practicantes de Falun Gong en Flushing cuando repartían materiales impresos relacionados con Falun Gong. Se han producido incidentes similares en otros lugares, incluso en Australia, Japón y, más recientemente, en Hong Kong.

El pasado mes de abril, autores enmascarados destrozaron una docena de veces seis puestos de información en varios distritos de Hong Kong, utilizando cuchillos y pintura en aerosol para dañar la señalización de los puestos. Las pérdidas económicas causadas se estimaron en unos 30.000 dólares de Hong Kong (unos USD 3845).

Pase lo que pase, Yi prometió que no serán silenciados.

“No hemos renunciado a nuestra creencia en China continental y mucho menos nos rendiríamos aquí”, dijo.

Linda Lin contribuyó a este artículo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.