Administración Trump acelera el desacoplamiento financiero con China, según expertos

Por Cathy He
16 de Noviembre de 2020
Actualizado: 16 de Noviembre de 2020

La reciente orden ejecutiva del presidente Donald Trump que prohíbe las inversiones estadounidenses en un grupo de empresas vinculadas con el ejército chino marca un hito en la aceleración del desacoplamiento económico con el régimen chino, según los expertos.

Muchas de estas empresas cotizan en bolsas de valores de todo el mundo. Los inversionistas de EE. UU., a través de sus fondos de pensiones, también podrían transferir involuntariamente riqueza desde Estados Unidos a estas entidades.

A partir del 11 de enero, las empresas e individuos estadounidenses no podrán invertir en empresas vinculadas al ejército chino, entre ellas 31 empresas previamente designadas por el Pentágono como “propiedad o controlada” por el Ejército Popular de Liberación de China (EPL). A los inversionistas estadounidenses se les dará hasta el 11 de noviembre de 2021 para desinvertir en esas empresas.

Las empresas incluyen importantes compañías de tecnología y fabricación, como los operadores móviles estatales China Mobile y China Telecom, el fabricante de vagones de ferrocarril China Railway Construction Corporation (CRRC), el fabricante de videovigilancia Hikvision, la empresa aeroespacial Aviation Industry Corporation of China (AVIC), la empresa de defensa Norinco, la empresa de centros de datos y computación en la nube Inspur, y el gigante químico Sinochem.

La orden, firmada el 12 de noviembre, decía que las inversiones estadounidenses estaban ayudando a financiar los objetivos militares del régimen chino, poniendo en peligro la seguridad nacional. “China está explotando cada vez más el capital de Estados Unidos para dotarse de recursos y permitir el desarrollo y la modernización de sus equipos militares, de inteligencia y otros aparatos de seguridad”, dijo.

Roger Robinson, presidente del Grupo Asesor de RWR y expresidente de la Comisión de Revisión Económica y de Seguridad de EE. UU. y China (USCC) del Congreso, dijo que la medida fue una “primicia histórica” ​​en la imposición de sanciones contra Beijing a través de los mercados de capital.

Robinson añadió que es poco probable que la orden sea revertida por administraciones posteriores.

“Ya no será posible volver a meter en la botella al genio de las sanciones de los mercados de capital”, dijo Robinson a The Epoch Times en un correo electrónico.

La orden también permite al secretario de Defensa designar a otras empresas chinas como “empresas militares chinas”, lo cual aumenta significativamente los riesgos para los estadounidenses que buscan invertir en una amplia gama de empresas chinas, dijo John Mills, ex alto funcionario de la Oficina del Secretario de Defensa.

“Esto ensombrece a todas las empresas chinas”, dijo a The Epoch Times.

El Partido Comunista Chino (PCCh) ordena a las empresas chinas que contribuyan al desarrollo del EPL bajo la doctrina de la “fusión civil-militar”, la cual busca aprovechar el poder de la industria privada para impulsar la modernización militar.

CRRC, China Telecoms e Inspur han apoyado públicamente la estrategia de fusión militar de China.

Según esta doctrina, “esencialmente todo es un apéndice del PCCh”, dijo Mills. Cualquier empresa china que opere dentro o fuera de China es “de hecho una extensión del estado”.

“Esto plantea una gran interrogante: ¿por qué querría invertir en una empresa china que realmente está gravada y obligada a ser una extensión del estado?”, agregó.

El asesor comercial de la Casa Blanca, Peter Navarro, estimó que las 31 empresas chinas y sus subsidiarias representaron al menos medio billón de dólares en capitalización de mercado.

“El capital estadounidense no debe utilizarse para financiar la construcción de armas comunistas chinas destinadas literalmente a matar estadounidenses y expulsar al ejército de EE. UU. de Asia”, dijo Navarro a los periodistas en una llamada el 12 de noviembre.

Entre las 31 empresas, muchas cotizan en las bolsas de China continental o Hong Kong, mientras que dos empresas, China Mobile y China Telecom, cotizan en la Bolsa de Valores de Nueva York.

En los últimos años, los proveedores de índices bursátiles globales como MSCI y FTSE han agregado acciones chinas a sus índices globales y de mercados emergentes, permitiendo que miles de millones de dólares de inversión de EE. UU. fluyan hacia acciones chinas.

Los índices MSCI, por ejemplo, incluyen al fabricante de equipos de vigilancia Hikvision. El año pasado, la administración colocó a la empresa en una lista negra comercial la cual prohíbe a las empresas de EE. UU. hacer negocios con ella, por su papel en la vigilancia masiva de los musulmanes uigures en la región occidental de Xinjiang en China.

Los MSCI también incluyen a AviChina Industry & Technology, una empresa que cotiza en Hong Kong y que cotiza en la bolsa para AVIC. La empresa y sus subsidiarias desarrollan sistemas de armas y aviones para el ejército chino.

Durante el año, la administración de EE. UU. ha acumulado restricciones sobre los vínculos económicos y comerciales con el régimen chino, citando preocupaciones de seguridad nacional y de derechos humanos, pero la orden ejecutiva señala la primera acción importante dirigida hacia el sector financiero.

Hasta el 2 de octubre, habían 217 empresas chinas que cotizaban en las bolsas de EE. UU., con un valor de mercado total de USD 2.2 billones, según la USCC.

A principios de este año, la administración impidió que el Thrift Savings Plan, el fondo de pensiones para empleados federales, incluido el del personal militar, invirtiera en acciones chinas.

Los funcionarios de EE. UU. también han instado a los fondos de donación universitaria y los fondos de pensiones estatales a desinvertir en las acciones chinas.

En agosto, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, dijo que esperaba que la Comisión de Bolsa y Valores adoptara una recomendación para que las empresas chinas en las bolsas de EE. UU. que no cumplan con los requisitos de auditoría para enero de 2022 sean eliminadas de la lista.

Con información de la reportera de The Epoch Times, Emel Akan, y Reuters.

Siga a Cathy en Twitter: @CathyHe_ET


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

Descubra

El PCCh prefiere que Trump no gane un segundo mandato

TE RECOMENDAMOS