Advertencia conjunta de FBI y MI5 sobre el PCCh equivale a un “rómpase en caso de emergencia”: Experto

Por Ella Kietlinska y Joshua Philipp
22 de Julio de 2022 6:42 PM Actualizado: 22 de Julio de 2022 6:42 PM

Un inusual discurso conjunto, pronunciado recientemente en un foro internacional por los directores del FBI y del MI5, en el que se advertía de la amenaza mundial que supone el PCCh, equivalía a un mensaje de “rómpase en caso de emergencia”, dijo Casey Fleming, director ejecutivo de BlackOps Partners.

Que el director del FBI hable junto con el jefe del MI5 en una plataforma mundial en Londres para advertir sobre una amenaza potencial es muy significativo, dijo Fleming, refiriéndose a la declaración conjunta entregada el 6 de julio por Christopher Wray, el director de la Oficina Federal de Investigación (FBI) y el director general del MI5, Ken McCallum.

“El mensaje y los detalles son fundamentales”, dijo Fleming durante un reciente programa de EpochTV “Crossroads“.

“Wray empezó a hacer declaraciones de este tipo hace unos tres años. Luego empezó a hacer advertencias más frecuentes, pero todas eran básicamente advertencias de alto nivel. Esta vez, el nivel de detalle, el nivel de urgencia e inmediatez, y la importancia, es el equivalente a ‘rómpase en caso de emergencia'”, dijo Fleming. “El cristal está roto”.

Los dos directores de las agencias de inteligencia nacionales del Reino Unido y de Estados Unidos advirtieron que el Partido Comunista Chino (PCCh) es la mayor amenaza para el orden internacional.

Wray dijo que el PCCh representa la “mayor amenaza a largo plazo” para la seguridad económica y nacional de Estados Unidos y el Reino Unido, y de sus aliados y socios.

McCallum describió la agresión del PCCh como un “enorme desafío compartido” para el Reino Unido y Estados Unidos, y añadió que el régimen comunista está organizando todo el aparato estatal chino para socavar sistemáticamente a Occidente y robar tecnologías avanzadas. Dio ejemplos de empresas comprometidas por el espionaje y las actividades clandestinas del PCCh en el Reino Unido y Europa.

Aunque el FBI y el MI5 llevan décadas colaborando estrechamente –la oficina del FBI en Londres se abrió en 1942– McCallum destacó que el 6 de julio es la primera vez que los jefes de ambas agencias pronuncian un discurso juntos.

En su discurso, Wray describió los detalles de cómo el régimen chino interfirió con un candidato al Congreso en Nueva York, que había sido uno de los manifestantes en la plaza de Tiananmen y ha criticado al régimen, al tratar de impedir que fuera elegido.

En primer lugar, un exfuncionario de la inteligencia china contrató a un investigador privado para que buscara información despectiva sobre el candidato, dijo Wray. Cuando no pudieron encontrar nada, utilizaron a una prostituta para fabricar alguna controversia sobre el candidato, y cuando esto no tuvo éxito, arreglaron que un vehículo atropellara al candidato y hacer que pareciera un accidente.

Wray también mencionó que las empresas estadounidenses que operan en China están obligadas por la ley china a instalar en sus sistemas un software fiscal proporcionado por el PCCh; pero este software también instala puertas traseras que permiten al PCCh hackear las redes privadas de las empresas.

Cómo roba el PCCh la propiedad intelectual

“El FBI está básicamente advirtiendo a los líderes empresariales que el PCCh ha estado viniendo a por ustedes con todos los medios necesarios, tanto el ciberespionaje como el espionaje físico, para robar su PI [propiedad intelectual] y dejaros fuera del negocio”.

El PCCh se lleva la propiedad intelectual robada a China para fabricar el producto que la empresa estadounidense produce y volver a venderlo a la empresa y a sus clientes a 45 centavos de dólar porque la contraparte china no tiene costes de investigación y desarrollo ni de tiempo, explicó Fleming.

La lista de clientes de la empresa estadounidense puede ser robada por medios cibernéticos o por espionaje físico, como el chantaje o la subversión, explicó el experto. El robo de la propiedad intelectual se produce a través de medios cibernéticos, pero la vertiente física del espionaje no ha desaparecido, por lo que no se puede ignorar, añadió.

El objetivo del PCCh es tomar el negocio y los ingresos de una empresa estadounidense, llevarlos a China para construir su economía, y luego cerrar esa empresa estadounidense, clausurar a sus competidores, cerrar la industria en Estados Unidos y dominar el mercado desde China, dijo Fleming.

El robo de propiedad intelectual por parte de Sinovel, un fabricante chino de turbinas eólicas de American Superconductor (AMSC), es un ejemplo de las actividades ilícitas del PCCh, dijo Fleming.

El PCCh encargó, a través de empresas chinas, productos y servicios para molinos de viento con valor de más de 800 millones de dólares a AMSC, y luego tomó los primeros 100 millones de dólares de productos y les aplicó ingeniería inversa. Pero no podía hacer funcionar los molinos de viento sin el código fuente, explicó Fleming. Dado que solo siete personas de AMSC tenían acceso al código fuente, el PCCh comprometió a una persona utilizando una trampa de miel y obtuvo el código fuente, dijo. Sinovel canceló entonces el resto del pedido en 2011, lo que hizo caer el precio de las acciones de AMSC.

“AMSC… perdió más de 1000 millones de dólares en capital accionario y casi 700 puestos de trabajo, más de la mitad de su plantilla mundial”, según el Departamento de Justicia.

“Hoy en día, la industria de los molinos de viento electrónicos o de energía está impulsada en un 77% por el Partido Comunista Chino, cuando era una tecnología 100% estadounidense”, dijo Fleming.

Estados Unidos está en guerra híbrida con China

Las operaciones encubiertas chinas comenzaron en 1986, cuando el PCCh lanzó el Programa 863, dijo el experto. El Programa 863 tiene como objetivo acelerar la adquisición y el desarrollo de la ciencia y la tecnología, según un informe del Congreso publicado en 1999, conocido como el “Informe Cox” (pdf).

Fleming parafraseó la misión de la iniciativa: “Mentiremos, engañaremos y robaremos para apoderarnos completamente de Occidente… y anularemos el orden de la economía basado en las normas, y lo convertiremos en una economía comunista china a nivel mundial”.

Fleming, experto en ciberseguridad, comparó el lanzamiento del Programa 863 con el ciber 9/11. “El ciber 9/11 ha estado ocurriendo todos los días desde 1986 y … está ocurriendo en miles y miles de robos, que es la muerte por mil cortes”. Casi se ha llegado, “de 850 a 900 en esos 1000 cortes hacia la muerte”, evaluó Fleming.

El FBI y los militares no utilizan el término guerra en relación con la guerra híbrida “porque guerra significa guerra convencional… Les gusta denominarla como la amenaza de China”, dijo Fleming. Pero él cree que Estados Unidos está en una guerra híbrida con China.

“Estamos en una guerra absoluta. Y son todos estos factores diferentes, que son la guerra híbrida, la guerra de las drogas, la guerra económica, la guerra religiosa, la guerra de la educación, la guerra de las telecomunicaciones, etc., más de 100 métodos diferentes”.

El PCCh llama a Estados Unidos su enemigo, y “cada acto que hacemos, cada golpe o patada que damos, utilizan esa energía para usarla contra nosotros, para hacernos daño. Y lo hacen con todo, con nuestras leyes, con nuestras escuelas, nuestras universidades”, dijo Fleming, y comparó esta táctica con las artes marciales asiáticas.

Lo que la gente puede hacer

“Si estás en guerra, tienes que mantenerte cerca para entender a tu enemigo, y ellos se mantienen muy cerca para entendernos. Lo único que no entienden es nuestra determinación. Y no entenderán esa parte porque hay una cosa que se llama patriotismo, y otra que se llama comunismo, sobre cómo se lucha”.

Fleming sugirió que, en primer lugar, la gente tiene que entender que Estados Unidos está en guerra. La gente está viendo cómo suben los precios de la gasolina, lo que comenzó antes de la guerra en Ucrania, y la pandemia expuso los problemas de la cadena de suministro en China, dijo.

Epoch Times Photo
Buque minador de la Marina en Keelung, Taiwán, el 7 de enero de 2022. (I-Hwa Cheng/Bloomberg vía Getty Images)

La guerra híbrida con el PCCh puede acabar convirtiéndose en una guerra cinética o convencional, y probablemente comenzará en torno a Taiwán, dijo Fleming, esperando que su predicción sea “completamente errónea”.

“Si creen que la inflación es mala ahora, esperen a una invasión de Taiwán”, advirtió Fleming, aludiendo a que la inflación puede empeorar después de eso debido a las posibles sanciones y a la respuesta del PCCh a esas sanciones.

Los estadounidenses comunes deben prestar atención a la evolución de la situación, pero deben darse cuenta de que los medios de comunicación convencionales no les dirán lo que necesitan saber, dijo Fleming. “No lo van a encontrar en los medios de comunicación convencionales; busquen sus otras fuentes de noticias”.

Fleming recomendó votar por personas –en cargos estatales, locales y federales– que se den cuenta de que estamos en esta guerra y que harán todo lo posible por desvincularse de China y del PCCh, así como por elaborar políticas y promulgar leyes para contrarrestar el espionaje y la influencia extranjera.

Con información de Andrew Thornebrooke.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.